¿Roma es la Nueva Babilonia?


A las 4:53 AM, por José Miguel Arráiz
Categorías : General, Protestas y denuncias, Ultratradicionalismo

Estoy bastante acostumbrado a escuchar decir que “Roma” (refiriéndose a la Iglesia) es la Gran Ramera de Babilonia descrita en el libro del apocalipsis. Y es que quienes están acostumbrados a visitar foros de temática religiosa (ya sea católico o protestante) saben que es un tema que es frecuentemente debatido. Sin embargo, hasta ahora cada vez que lo he escuchado, ha sido de parte de algún protestante de turno, el cual creyéndose armado con bazooka antiaérea, no se ha dado cuenta de que lo que carga es un fusil de palo.
No escribo esta ocasión para analizar los argumentos protestantes habituales (los cuales traté en otra ocasión), sino porque me he enterado de que una ideología similar está siendo difundida en los foros católicos de Catholic.net (específicamente en el foro de temas controvertidos), y precisamente por protestantes sino por católicos incluyendo un moderador de dicho foro.
Normalmente no me tomo el tiempo de analizar lo que se discute en los foros, pero dado que ya he recibido un par de correos de lectores preocupados (se trata del foro alojado en el portal católico más visitado luego del sitio web del Vaticano), comprendo que hay elevar la voz de alerta.
Las enlaces a las discusiones en cuestión
La Nueva Babilonia es Roma

El tema de Babilonia y la Ramera

La parte no aprobada de La Salette

(Un respaldo almacenado de lo escrito hasta poco después de abrir el post está respaldado AQUI)
Así comienza el asunto…
Si se toma el tiempo para leer la discusión verá que todo comienza a raíz del escándalo ocasionado por una parroquia de Suiza en la ciudad de Lucerna que comenzó a distribuir preservativos como método de prevención contra el SIDA. De allí que uno de los moderadores que escribe anónimamente bajo el seudónimo “Miles_Dei” coloca la noticia y sentencia: La Nueva Babilonia es Roma……. si resulta ser que esto es verdad y no se hace nada esta misma noche.” .
En pocas palabras: Si la Santa Sede no toma acciones prontas para disciplinar a los distribuidores de preservativos, resulta que es “la Nueva Babilonia”.
Una aclaratoria
Ante todo hay que aclarar que lo que ha hecho la parroquia de Lucerna es severamente censurable y contrario a la enseñanza del Magisterio. Es también un grave pecado porque es una aceptación implícita a relaciones sexuales fuera del matrimonio (fornicación) y directa al uso de preservativos. Es irresponsable porque puede incluso promover más contagios de SIDA de los que pretende evitar (ya que estos no son un mecanismo seguro para evitar el contagio de la enfermedad).
También es completamente lícito que como católicos exijamos a nuestros pastores que se discipline a los responsables con todo el peso del código del derecho canónico. En ocasiones yo mismo me encuentro deseando ver excomulgados públicamente a los Küng, Boff, los padres Ángel y todos los heterodoxos que en la iglesia campan a sus anchas.
Es una realidad que aunque la Iglesia siempre ha estado pronta a enseñar la verdad en contra de los errores, no pocas veces ha sido lenta o muy suave a la hora de reprobar y sancionar a los autores de los mismos. Suele suceder que estos aprovechan esta lentitud para seguir difundiendo sus puntos de vista por más claras que sean las pronunciaciones del Magisterio al respecto en sentido contrario.
En este sentido, como católicos tenemos todo el derecho de pedir a nuestra Madre Iglesia que ajuste las tuercas de todos aquellos disidentes de la fe católica.
Pero una cosa es eso y otra llegar al extremo de vincular a la Iglesia con la figura de la Ramera, tal como se hace en estos mensajes donde se pasa de la indignación al exabrupto, afirmando que la Santa Sede está llena de mercenarios y asesinos, tal como se va desarrollando en el presente extracto del epígrafe.
1. ¿Es Roma la Nueva Babilonia?
Ante todo para responder esta pregunta habría que preguntarse a que Roma se está haciendo referencia. Si se está refiriendo a la antigua Roma pagana perseguidora de la Iglesia (la cual llegó a ser para la Iglesia como lo fue la Antigua Babilonia para el pueblo de Israel) podemos afirmar que ciertamente reconocidos exégetas y padres de la Iglesia opinan de esta manera. San Agustín por ejemplo, hace mención a esto numerosas veces en su obra “Ciudad de Dios” pero distinguiendo claramente entre la Iglesia y la Ramera de Babilonia. (ver San Agustín y “Babilonia”). No es para él la Iglesia la Ramera, sino su enemiga y perseguidora.
Ahora, si se refiere a la Roma de hoy ¿Se refiere acaso al Vaticano? Porque si se refiere a Roma simplemente como ciudad no tendría sentido la sentencia de que si no se hace nada respecto a los distribuidores de preservativos ”Roma es Babilonia”. Esto porque evidentemente Roma como ciudad no podría tener injerencia en lo que unos católicos en un país remoto estuvieran haciendo, cosa muy distinta a la Sede Apostólica con sede en el Vaticano en Roma.
De ambas opciones no queda sino concluir que la referencia es a la Santa Sede, sino no se explicarían las referencias a la jerarquía eclesiástica como “mercenarios”, “lobos rapaces y asesinos” y las menciones al Papa como “prisionero pusilánime” que tendrá que salir de Roma para poder gobernar la Iglesia, punto que tocaré más adelante.
La afirmación que hace dicho moderador para señalar que Roma es Babilonia porque es la ciudad de las 7 colinas, es un trillado argumento protestante que se olvida de que la Sede Apostólica con sede en el Vaticano no se encuentra sobre las siete colinas de la antigua Roma imperial, por tanto aun interpretando estas siete colinas literalmente, el argumento solo serviría para señalar a la antigua ciudad de Roma, y no al Vaticano. Demás está decir aunque existiera coincidencia geográfica entre el antiguo imperio romano pagano y la Roma actual, eso no habilita a transferir ese sentido condenatorio del uno al otro.
¿Casta meretriz = Ramera de Babilonia?
Para justificar su aberrante exégesis protestantoide encuentro que también se recurre al uso que San Ambrosio le dio a la expresión “santa meretriz” para referirse a la realidad de la Iglesia como santa y pecadora. Se intenta confundir haciendo notar que si un padre de la Iglesia llegó a llamar “meretriz” a la Iglesia, no tendría nada de protestante que él la llamara Babilonia. Un recurso falaz que pretende trasladar el uso del término usado puntualmente, para endosarle la identidad de la Gran Ramera de Babilonia (tipo de la ciudad del diablo) a Roma.
Es importante hacer notar que la Ramera de Babilonia no es una “santa meretriz” sino la figura de la ciudad del Diablo, el centro de todas las abominaciones y donde Reina Satanás. No puede insinuarse que San Bernardo quiso decir esto ni trasladarse el significado de una a la otra.
Una explicación bastante detallada del uso del término “santa meretriz” la he tomado del sitio de la Diósesis de Querétaro:
La «casta meretrix»
De mis lecturas. Estoy leyendo el libro “Ambrogio Vescovo” del cardenal Giacomo Biffi, que me parece estupendo. Sobre la famosa y discutida expresión “Casta meretriz” citada tantas veces para “explicar” la relación Iglesia-pecado-pecadores, el cardenal dice: “Ambrosio usó esta expresión una sola vez (El único Padre de la Iglesia y una sola vez!), sobre su meditación sobre Rahab… y dice: ‘Ella, en el símbolo era una prostituta pero en el misterio era la Iglesia, unida ahora a los pueblos gentiles por la unión de los sacramentos” (In Lucam, VIII, 40): “Typo meretrix misterio ecclesia”, quiere decir que la actividad de meretriz pertenece a la “figura”, no a la realidad figurada. No se pueden hacer transposiciones apresuradas del “tipo” al “antitipo”; hay que aclarar en qué sentido y bajo qué perfil se puede hacer el parangón”. “La Iglesia, para Ambrosio, es prostituta, viuda y virgen: “Meretrix casta, Vidua sterilis, Virgo fecunda”. Y explica claramente: “Meretriz casta, porque muchos amantes la frecuentan atraídos por su amor, pero sin contaminarse de culpa”. “Viuda estéril, porque, ausente el esposo, no sabe engendrar; y, una vez llegado el esposo, ha engendrado este pueblo”. “Virgen fecunda, porque ha dado a luz esta multitud, como fruto de su amor, pero sin ninguna concupiscencia” (In Lucam, III, 23). Por tanto, en su sentido originario la expresión “casta meretrix”, lejos de aludir a algo pecaminoso y reprobable, quiere significar -no sólo en el adjetivo sino en el sustantivo- la santidad de la Iglesia; santidad que consiste tanto en la adhesión sin titubeos y sin incoherencias a Cristo su esposo (“casta”); como en su deseo de congregar a todos en torno a sí para darles a todos la salvación (“meretriz”). Esta expresión es un hapax y ningún otro Padre la utiliza, contra lo que comúnmente se repite, a pesar de que la figura de Rahab es muy citada. (Nota: Rahab significa anchura, amplitud, casi diríamos catolicidad). Que San Ambrosio alabe la belleza de la Iglesia es un dato común de sus escritos, vgr. en su explicación al Cantar.. cuando comenta “Eres un jardín cerrado…”, dice: “Cristo afirma estas palabras de la Iglesia, pues quiere que sea virgen sin mancha y sin arruga… Nadie puede dudar que la Iglesia sea virgen” (Ep. Extra Coll. 14,36.37). En otro lugar: “Cristo deseó la belleza de su Iglesia y determinó desposarse con ella” (Apol. De David altera, 9,48). No en vano creemos la Iglesia “una, santa…”. Sin embargo, el obispo Ambrosio tiene los pies en la tierra; no ignora la presencia del pecado en los miembros de la Iglesia; dice, por ejemplo, en el De Virginibus, 48: “No en sí misma, hijas, no en sí misma sino en nosotros se lastima a la Iglesia. Cuidemos que nuestras caídas no hieran a la Iglesia”. “Es toda la Iglesia la que se preocupa por los pecadores, y debe participar en sus sufrimientos con el llanto, con la oración, con el dolor” (De paenitentia, I, 81). Y la razón profunda de esta solidaridad de la Iglesia con los pecadores está en la kénosis de Cristo: “La Iglesia se asemeja a la figura de la pecadora, porque Cristo también tomó el aspecto del pecador” (In Lucam, VI, 21).
Fuente: Sitio Web de la Diósesis de Querétaro
2. El Papa “pusilánime”
No es la primera vez que denuncio el uso que sectores filo-lefebvristas le dan a este tipo de hipótesis eclesiológicamente deficientes. La razón de que estos sectores opten por esta solución es que es la única respuesta que han encontrado a lo que para ellos es la forma inexplicable e inaceptable de actuar del Papa.
Ellos ven a un Papa cometiendo actos que consideran sumamente reprobables, e inconscientemente se debaten entre las siguientes alternativas para explicarlo:
a) El Papa es tonto y no se da cuenta el daño del daño que hacen sus acciones (o ausencia de ellas).
b) El Papa no se entera de nada, lo tienen engañado y por eso no hace nada.
c) El Papa es malvado (y/o hereje) y por eso no actúa. (Por aquí se fueron los sedevacantistas)
d) El Papa es pusilánime: Está dominado por los “malvados” cardenales de la curia Vaticana que lo manipulan como un “monigote” y no le dejan actuar con debería.
De todas las opciones, estos se decantaron por esta última, y hasta insinúan la idea de que el Papa tendrá que salir de Roma para poder gobernar la Iglesia.
Súmele a esto una mente indigestada de revelaciones privadas aprobadas y no aprobadas (da igual mientras se diga que Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del Anticristo) y de teorías conspirativas en las que hasta la mucama del Papa es masona del grado 33 y no será difícil comprender como se terminan decantando por tener un Papa ambiguo, cobarde y pusilánime que lo atan y lo llevan donde no quiere.
Los filo-lefebvristas y las revelaciones privadas
Así, para dar barniz de catolicidad a la difusión de estas ideologías, no puede faltar el citar revelaciones privadas indiscriminadamente. Un ejemplo de esto tenemos en las menciones los mensajes de las apariciones de la Salette, donde aparece el texto controvertido y muy probablemente corrupto “Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del anticristo” . No puede faltar también la cita de algunos textos de la beata Ana Catalina Emmerick tomadas al parecer de un libro sobre sus: Profecías del Fin del Mundo.
Ante todo hay que señalar que las revelaciones privadas no forman parte del depósito de la fe. La Divina Revelación (pública) terminó con la muerte del último de los apóstoles. El uso de estas revelaciones privadas aplicándolas al presente e intentando difundir la idea de que la Santa Sede está corrupta y que tenemos un Papa ambiguo, cobarde y pusilánime debe ser rechazada por todo fiel católico.
Lo que si forma parte del depósito de la fe es el dogma de la infalibilidad papal y el de la indefectibilidad de la Iglesia. La infalibilidad pontificia garantiza que el Papa (hablando ex cathedra) puede hacer avanzar la doctrina cristiana mediante desarrollos auténticos y oficiales. La indefectibilidad de la Iglesia garantiza que la doctrina cristiana no puede retroceder ni degenerar ni corromperse en su camino (guiado por el Espíritu Santo) hacia la verdad completa. Ni la Iglesia, ni el Papa ni un Concilio aprobado por el Papa, pueden enseñar herejías. Por tanto, aunque llegue a darse el caso de que algunos o muchos clérigos incluso miembros de la Iglesia de Roma llegasen a apostatar de la fe eso no alteraría ni degeneraría la doctrina católica enseñada por la Iglesia, ya que es columna y fundamento de la verdad. Lo que sí es severamente censurable es utilizar estas profecías para descalificar la Santa Sede transmitiendo la idea de que es corrupta y va a la deriva. Este tipo de conductas difamatorias son impropias de un verdadero católico y calzan como anillo al dedo a un lefebvrista o sedevacantista.
Invito a todos mis lectores a apartarse de este tipo de ideologías que representan un ataque al Papa y los obispos y que son predicadas por un grupo de personas que escriben del anonimato y que logran audiencia solo porque tienen control del foro católico más visitado de la Web, y se valen de eso para usarlo como trampolín de su ideología.
¿Por qué la dirección del Catholic.net permanece impasible ante los continuos ataques al Papa y a la Iglesia lanzados desde el portal y por uno de sus moderadores?
Sinceramente lo desconozco, pero si puedo dar constancia de que no han sido pocas las quejas que ha recibido respecto a esos individuos y las doctrinas que propagan. Las quejas no solo han sido abundantes por parte de foristas sino por antiguos moderadores que prefirieron partir antes de seguir participando en un foro con semejante línea. Yo mismo he perdido la cuenta de las veces que he escrito a la dirección del portal señalando epígrafes que violan reiteradamente el reglamento y que son un ataque deliberado al Papa y a los obispos, sin obtener ninguna respuesta satisfactoria.
Quienes son estos individuos y por qué hacen lo que hacen es a fin de cuentas irrelevante, después de todo bajo el anonimato pueden utilizar un seudónimo hoy y mañana otro. Lo que me parece grave y lamentable, es que la dirección les permita hacer lo que hacen.
Y no quiero pensar que es porque comulga con su forma de pensar, y desde Catholic.net se comparte que…
….Roma (refiriendose a la Santa Sede) es Babilonia
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

20 citas bíblicas imprescindibles para todo católico.

Orar por los difuntos, es biblico ?

LA MISA ESTA EN LA BIBLIA ¡¡ ENTERATE AQUI .