Catolico Luchador Wordprees

Catolico Luchador Wordprees
Visitame

miércoles, 24 de agosto de 2016

¿Es la Iglesia Católica la Ramera de Babilonia?

La célebre Ramera del Apocalipsis

La célebre Ramera del Apocalipsis
Exégesis del capítulo 17 del Apocalipsis


Por: Mauricio Israel Pérez López | Fuente: apologetica.org




Preámbulo

No cabe duda que a simple vista el Apocalipsis de Juan resulta un libro enigmático, cargado de símbolos que parecieran difíciles de explicar. Por esta razón, muchas interpretaciones fundamentalistas, que han tomado el texto al pie de la letra el texto, sin considerar su estilo literario, han caído en el error de encontrar falsas explicaciones y analogías atribuibles a aspectos, personajes y acontecimientos de nuestros tiempos. Otros más, de una forma más libre en su interpretación, y olvidando además del estilo literario, el contexto de la obra, han propuesto cualquier cantidad de señales contemporáneas que según ellos, justifican y dan sentido a la simbología empleada en el libro.

Entre muchos ejemplos, podemos contar el caso de la Célebre Ramera que aparece en el capítulo 17 del Apocalipsis. Olvidar el estilo literario apocalíptico del libro, e ignorar su contexto histórico, han hecho que haya quienes incluso atribuyan la descripción de esta Célebre Ramera a la Iglesia Católica, en especial a su alta jerarquía cuya sede es el Vaticano en una de las colinas romanas, dado que nuestros cardenales visten de rojo. Nada más falso. En este artículo pretendo desarrollar una breve exégesis que permita entender el correcto significado de los símbolos contenidos en las dos perícopas que comprenden el capítulo 17 del último libro de la Biblia.

Sería conveniente para el lector la lectura del artículo "666 - La Segunda Bestia del Apocalipsis" antes de leer el presente artículo.

Consideraciones teóricas



Para realizar la exégesis del capítulo en cuestión, es importante considerar los elementos que sirven como material sólido (y correcto) para interpretar este pasaje. El texto bíblico empleado en el presente artículo está tomado en su totalidad de la Edición Española de la Biblia de Jerusalén.

Género literario

El Libro de la Revelación, o Apocalipsis de Juan, pertenece al género literario “apocalíptico”, que floreció en la literatura hebrea durante cuatrocientos años, desde el 200 a. C., hasta el 200 d. C. La apocalíptica depende de la literatura profética y de la sapiencial. Pero a diferencia de la literatura profética, donde el elemento esencial es “la palabra”, en la apocalíptica el elemento esencial es “la visión”. Otra característica del género apocalíptico es el uso abundante de símbolos. Los símbolos no son empleados para esconder algún tipo de secretos, o para disfrazar explicaciones de cataclismos finales. Las personas contemporáneas a la escritura de estos textos, estaban familiarizadas con los símbolos empleados, por lo que para ellos resultaba comprensible el verdadero significado de los apocalipsis.

Los escritos apocalípticos están desarrollados con esta estructura:

Una etapa de opresión al Pueblo de Dios.
Una etapa de castigo y destrucción del enemigo.
Una etapa de liberación, victoria y dominio del Pueblo de Dios.
Es importante distinguir la enseñanza detrás de “la visión”, del relato que narra “la visión” en el Apocalipsis. El contenido apocalíptico es escatológico a la vez que histórico, por lo que su enseñanza perdura hasta el fin de los tiempos. Sin embargo, al ser histórico, su relato siempre se refiere a un tiempo inmediato concreto, pues es escrito en un tiempo de fuerte opresión. Con esta óptica ha de interpretarse el Apocalipsis (y en consecuencia el capítulo analizado en este artículo) si se quiere tener un entendimiento acertado de su significado. No obstante, con una buena hermenéutica, se puede hacer una actualización de su contenido doctrinal.

En el Primer Testamento encontramos literatura apocalíptica en Is, Ez, Jo, Zac y Dn. En el Nuevo Testamento encontramos textos apocalípticos en Mc, Mt y Lc cuando narran el discurso escatológico de Jesús; en algunos pasajes paulinos en las epístolas a los Tesalonicenses y la Primera a los Corintios, y evidentemente, en el Apocalipsis.

Claves de interpretación

Para entender no sólo el contenido de la perícopa que analizo en este artículo, sino todo el contenido del Apocalipsis de Juan, es preciso primero conocer el contenido y los símbolos del Apocalipsis contenido en el libro del profeta Daniel. A su vez, para entender los símbolos de Daniel, es preciso conocer y entender los símbolos utilizados por el profeta Ezequiel. Esto resulta de capital importancia, pues al comprender los simbolismos de Ez y Dn la exégesis del Apocalipsis de Juan resulta un proceso más sencillo y natural. No es mi intención en este trabajo hacer un recuento y dar una interpretación a la simbología de estos apartados apocalípticos veterotestamentarios. Sin embargo, lo menciono para el estudioso que guste profundizar por cuenta propia.

Los Apocalipsis son desarrollados en una época de opresión. En el caso concreto del Apocalipsis de Juan, éste fue escrito en el año 95, según se piensa generalmente. En ese tiempo, Domiciano exigía el “culto imperial” aún más que sus predecesores Vespasiano y Tito. Es en este contexto histórico donde debemos buscar el verdadero significado de los simbolismos empleados por Juan.

Símbolo del Matrimonio entre Dios y su Pueblo

La Alianza pactada en el Sinaí entre Yahveh e Israel, es simbolizada con el matrimonio, por sus características de amor y fidelidad perpetua. Entendiendo esto, resulta natural notar que la idolatría y la infidelidad de un pueblo a Dios eran consideradas de forma antitética, una profanación a este matrimonio. En el capítulo que discutimos en este artículo, se habla de actos de prostitución, refiriéndose precisamente a los actos de culto ajenos al culto al Dios verdadero. Es con esta óptica como ha de entenderse e interpretarse la prostitución de la que habla Ap 17.

Las Perícopas del Capítulo 17

La célebre Ramera
Ap 17,1-7

(1) Entonces vino uno de los siete Ángeles que llevaban las siete copas y me habló: «Ven, que te voy a mostrar el juicio de la célebre Ramera, que se sienta sobre grandes aguas, (2) con ella fornicaron los reyes de la tierra, y los habitantes de la tierra se embriagaron con el vino de su prostitución.» (3) Me trasladó en espíritu al desierto. Y vi una mujer, sentada sobre una Bestia de color escarlata, cubierta de títulos blasfemos; la Bestia tenía siete cabezas y diez cuernos. (4) La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, resplandecía de oro, piedras preciosas y perlas; llevaba en su mano una copa de oro llena de abominaciones, y también las impurezas de su prostitución, (5) y en su frente un nombre escrito –un misterio–: «La Gran Babilonia, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra.» (6) Y vi que la mujer se embriagaba con la sangre de los santos y con la sangre de los mártires de Jesús. Y me asombré grandemente al verla; (7) pero el Ángel me dijo: «¿Por qué te asombras? Voy a explicarte el misterio de la mujer y de la Bestia que la lleva, la que tiene siete cabezas y diez cuernos.»

Simbolismo de la Bestia y de la Ramera
17,8-18

(8) «La Bestia que has visto, era y ya no es; y va a subir del Abismo, pero camina hacia su destrucción. Los habitantes de la tierra, cuyo nombre no fue inscrito desde la creación del mundo en el libro de la vida, se maravillarán al ver que la Bestia era y ya no es, pero que reaparecerá. (9) Aquí es donde se requiere inteligencia, tener sabiduría. Las siete cabezas son siete colinas sobre las que se asienta la mujer.

Son también siete reyes: (10) cinco han caído, uno es, y el otro no ha llegado aún. y cuando llegue, habrá de durar poco tiempo. (11) Y la Bestia, que era y ya no es, hace el octavo, pero es uno de los siete; y camina hacia su destrucción. (12) Los diez cuernos que has visto son diez reyes que no han recibido aún el reino; pero recibirán con la Bestia la potestad real, sólo por una hora. (13) Están todos de acuerdo en entregar a la Bestia el poder y la potestad que ellos tienen. (14) Éstos harán la guerra al Cordero, pero el Cordero, como es Señor de Señores y Rey de Reyes, los vencerá en unión con los suyos, los llamados y elegidos y fieles.»

(15) Me dijo además:«Las aguas que has visto, donde está sentada la Ramera, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas. (16) Y los diez cuernos que has visto y la Bestia, van a aborrecer a la Ramera; la dejarán sola y desnuda, comerán sus carnes y la consumirán por el fuego; (17) porque Dios les ha inspirado la resolución de ejecutar su propio plan, y de ponerse de acuerdo en entregar la soberanía que tienen a la Bestia hasta que se cumplan las palabras de Dios. (18) Y la mujer que has visto es la Gran Ciudad, la que tiene la soberanía sobre los reyes de la tierra.

Delimitación (Contexto Inmediato y Contexto Amplio)

Contexto Inmediato

El capítulo 17 del Apocalipsis está precedido por la perícopa de "Las siete plagas de las siete copas" (15,5 y 16) que marca el final de la primera parte, "Los Preliminares del Gran Día de Dios" de la segunda sección del Apocalipsis. A continuación del capítulo 17, encontramos la perícopa "Un Ángel anuncia la caída de Babilonia".

Las siete plagas de las siete copas

(15,5 y 16)

En esta perícopa Juan detalla una visión conformada por siete copas de las cuales siete ángeles derramarán las siete plagas de la ira de Dios:

Una úlcera maligna sobre los adoradores de la Bestia. Esta plaga es similar a la sexta que padeció Egipto (Ex 9,8-11).
El mar se convirtió en sangre, y murieron todos sus habitantes. Esta plaga es similar a la primera que padeció Egipto (Ex 7,17-21).
Los ríos y manantiales se convirtieron en sangre. La sangre es símbolo de los mártires. En este caso, es una especie de venganza por la sangre derramada por tantos cristianos que han muerto durante la persecución romana.
El sol quema a los adoradores de la Bestia. El sol era considerado fuente de la vida. En este caso, la fuente de la vida irradia un calor tan fuerte, que acaba por convertirse en fuente de la muerte.
Todo quedó en tinieblas. Esta copa es derramada sobre el trono de la Bestia, y el reino queda en tinieblas, símbolo de la falta de paz interior, de los trastornos mentales. Se refiere a los conflictos internos e intrigas entre las autoridades imperio.
Se secaron las aguas del Éufrates, dando paso a los reyes de Oriente. Se refiere a los Partos, que eran el azote del Imperio Romano.
Una voz del Santuario anunció "¡Hecho está!" y sobrevinieron relámpagos y truenos y un terremoto. Este cataclismo cósmico es signo de una particular intervención de Dios, de dimensiones inauditas. Recordemos que los encuentros de Moisés con Yahveh en el Sinaí estaban enmarcados por este tipo de meteoros.
Un Ángel anuncia la caída de Babilonia
(18,1-3)

En esta perícopa Juan narra la llegada de un ángel anunciando que Babilonia -la gran ramera- ha caído. Las abominaciones que narra el capítulo 17 que nos interesa en este ejercicio, no serán definitivas, y habrán de terminar.

Contexto Amplio

Las perícopas que nos interesan, son el inicio de la segunda parte, "El Castigo de Babilonia", de la segunda sección del Apocalipsis, "Las Visiones Proféticas". El Castigo de Babilonia está compuesto por las siguientes perícopas

La célebre Ramera (17,1-7)
Simbolismo de la Bestia y de la Ramera (17,8-18)
Un Ángel anuncia la caída de Babilonia (18,1-3)
Huída del pueblo de Dios (18,4-8)
Lamentaciones por Babilonia (18,9-24)
Cantos triunfales en el cielo (19,1-10)
Personajes

Uno de los siete ángeles

Portador de la visión de la ramera, y del juicio que le depara.

Juan

En esta perícopa, Juan se muestra como quien recibe una visión de parte de uno de los Ángeles, así como la explicación de esta visión.

El autor del Apocalipsis se da a conocer como Juan (1, 1.4.9; 22,8), un hombre que debido a su fe cristiana sufría el exilio en la isla de Patmos, una colonia penal de Roma. Pese a su nombre, es difícil pensar que el autor de este libro es Juan el Apóstol, o el mismo (o los mismos) autor del cuarto Evangelio o de las cartas joaninas. Él mismo no habla de sí como del apóstol ni como autor de estos textos. Algunos Padres de la Iglesia lo identificaron con el apóstol, seguramente por la afinidad del nombre, incluyendo a Justino, Ireneo, Clemente de Alejandría, Tertuliano e Hipólito. Sin embargo, otros como Eusebio de Cesarea, Cirilo de Jerusalén e incluso Gregorio Nacianceno y Juan Crisóstomo, negaron este hecho. El vocabulario, la gramática y el estilo hacen dudoso que el Apocalipsis fuera compuesto por las mismas personas responsables de los demás textos neotestamentarios firmados por “Juan”. Por otro lado, existen similitudes lingüisticas y afinidades teológicas con el cuarto evangelio que hacen suponer que el autor del último libro de la Biblia bien pudiera haber sido discípulo de Juan el Apóstol.

La Ramera

La Ramera fornica con todos los reyes de la tierra, y se sienta sobre grandes aguas, pero posteriormente será juzgada por sus obras. Es el personaje central de este capítulo.

La Bestia

Una de las bestias del Apocalipsis. Sobre ella se sienta la Ramera. Esta bestia ha sido y ya no es más, sin embargo, habrá de volver.

Los reyes de la tierra

Fornican con la Ramera, se someten a ella.

Los habitantes de la tierra

Se embriagan con las obras prostitución de la Ramera.

Diez reyes

De manera voluntaria, se someterán a la Bestia. Sin embargo, su poder será tan breve como una hora.

El Cordero

El Cordero y los suyos habrán de vencer finalmente las afrentas de los diez reyes que se han sometido a la Bestia voluntariamente.

Los llamados y elegidos y fieles

Los fieles al Cordero, que finalmente vencerán el dominio de la Bestia.

Pueblos, muchedumbres y naciones

Simbolizados por las aguas en que se sienta la Ramera, son todos aquellos sometidos por ella.

Interpretación de las Perícopas del Capítulo 17

(1) Entonces vino uno de los siete Ángeles que llevaban las siete copas y me habló: «Ven, que te voy a mostrar el juicio de la célebre Ramera, que se sienta sobre grandes aguas,

Jeremías había hablado de forma muy similar a esta visión, a los caldeos cuando anunció la caída de Babilonia, que representaría para Israel el regreso del exilio. (cfr Jer 50,38; 51,13). Por su parte, el profeta Nahúm había amenazado a Nínive por crímenes similares a los de la “célebre ramera” de este pasaje, y también la tachó de ser una ciudad “prostituta”, contraponiéndola a Israel, la esposa de Yahveh (cfr Na 3,4).

En esta misma tónica nos habla el autor del Apocalipsis. La única ciudad contemporánea a este libro, que puede recibir este título por su persecución a los fieles a Dios, y sus pecados, es Roma. Más adelante el mismo autor dará claves irrefutables sobre su referencia a la capital del Imperio Romano.

Vemos pues que la constante en estos relatos es la misma: la infidelidad de los pueblos a Dios desembocará en su caída.

(2) con ella fornicaron los reyes de la tierra, y los habitantes de la tierra se embriagaron con el vino de su prostitución.»

En este versículo, se habla de los reyes y habitantes de pueblos paganos, que se sometieron voluntariamente al culto imperial.

Isaías se refirió a Tiro exactamente en estos mismos términos (cfr Is 23,17). Jeremías por su parte describió a Babilonia con la metáfora de una copa de oro que embriagaba a toda la tierra, y de cuyo vino bebieron todas las naciones hasta enloquecer (cfr Jer 51,7).

Para entender el fuerte uso de los verbos en este pasaje, hay que recordar que en el A.T., debido a la Alianza entre Dios y su pueblo, equivalente a un matrimonio, la idolatría era considerada como el equivalente precisamente al adulterio o a la fornicación. Entendiendo esa metáfora se comprende el sentido del pasaje. A este respecto recomiendo revisar Ez 16,1-58.

(3) Me trasladó en espíritu al desierto. Y vi una mujer, sentada sobre una Bestia de color escarlata, cubierta de títulos blasfemos; la Bestia tenía siete cabezas y diez cuernos.

Parte de la visión es idéntica a 13,1. Juan es trasladado al desierto, que es empleado para simbolizar el lugar donde habitan los animales inmundos. En el Levítico Aarón habría de separar dos machos cabríos, y tras echar suertes, inmolaría uno para Yahveh en el altar y soltaría al segundo vivo en el desierto, morada de Azazel, un demonio que según los cananeos y los antiguos hebreos habitaba en el desierto, cuya aridez no era propicia para que Dios ejerciera su actividad fecundante (cfr Lv 16,6+).

(4) La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, resplandecía de oro, piedras preciosas y perlas; llevaba en su mano una copa de oro llena de abominaciones, y también las impurezas de su prostitución,

Vemos aquí una referencia a la gran opulencia de los emperadores romanos, y al culto imperial.

Nuevamente, se hace alusión a la copa como la que usó Jeremías para describir a Babilonia (cfr Jr 51,7).

(5) y en su frente un nombre escrito –un misterio–: «La Gran Babilonia, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra.»

Tras emplear los símbolos usados por los profetas, el autor del Apocalipsis revela el nombre de Babilonia, que utiliza como símbolo para referirse a Roma. El autor no da el nombre verdadero de la ciudad, sino que se vale de un símbolo, como es propio del estilo apocalíptico.

(6) Y vi que la mujer se embriagaba con la sangre de los santos y con la sangre de los mártires de Jesús. Y me asombré grandemente al verla;

Roma se embriagaba con la sangre de los santos, referencia a la terrible persecución a los cristianos que provocó muchas muertes. Los mártires morían mientras los romanos se deleitaban (embriagaban) contemplando el sangriento espectáculo del circo. Ezequiel se había quejado de Jerusalén de forma similar en el pasado (cfr Ez 16,36-38; 23,37-45).

(7) pero el Ángel me dijo: «¿Por qué te asombras? Voy a explicarte el misterio de la mujer y de la Bestia que la lleva, la que tiene siete cabezas y diez cuernos.»

En la siguiente perícopa se encontrarán pistas dadas por Juan para revelar los símbolos que ha venido empleando.

Simbolismo de la Bestia y de la Ramera

(8) «La Bestia que has visto, era y ya no es; y va a subir del Abismo, pero camina hacia su destrucción. Los habitantes de la tierra, cuyo nombre no fue inscrito desde la creación del mundo en el libro de la vida, se maravillarán al ver que la Bestia era y ya no es, pero que reaparecerá.

La Bestia es muy seguramente Nerón (ver mi artículo “La Segunda Bestia del Apocalipsis – 666”). Este versículo dice que la bestia “fue”, “ya no es” y “subirá del Abismo”. Según una leyenda de ese tiempo, en el año 68, cuando Nerón se suicidó, muchos pensaban que realmente no había muerto, sino que había huido al país de los Partos. Esperaban que pronto volvería, esta vez encabezando un ejército para cobrar venganza de sus enemigos y recuperar el poder en Roma. Esta leyenda fue llamada “Nerón redivivo” o “Nerón vuelto a la vida”. Sucedió entonces que aparecieron varios falsos nerones, por lo que esta leyenda corrió entre judíos y cristianos. Pero al pasar el tiempo y ver que Nerón realmente no regresaba, se llegó a pensar incluso en que Satanás se aparecería en forma de Nerón, o que incluso Satanás resucitaría a Nerón vivo.

Este versículo encuentra paralelo en 13,3-4. La repetición de la descripción de la bestia en dos pasajes hace pensar en dos redacciones distintas que después fueron juntadas en la redacción final del Apocalipsis.

(9) Aquí es donde se requiere inteligencia, tener sabiduría. Las siete cabezas son siete colinas sobre las que se asienta la mujer. Son también siete reyes:

El autor da pistas para comprender a quién se refiere al emplear los símbolos apocalípticos (cfr. 13,18). Habla de siete colinas, lo que hace pensar en Roma, precisamente "La Ciudad de las Siete Colinas".

(10) cinco han caído, uno es, y el otro no ha llegado aún. y cuando llegue, habrá de durar poco tiempo. (11) Y la Bestia, que era y ya no es, hace el octavo, pero es uno de los siete; y camina hacia su destrucción.

Se habla en estos dos versículos de la Bestia de 13,18, aquella cuyo número es el 666, es decir, Nerón (ver comentario sobre versículo 8).

(12) Los diez cuernos que has visto son diez reyes que no han recibido aún el reino; pero recibirán con la Bestia la potestad real, sólo por una hora.

Este versículo recuerda la cuarta bestia del sueño de Daniel. Cuando el sueño es interpretado a Daniel, se le explica que los diez cuernos en la cabeza de esta bestia son diez reyes como en este caso (cfr. Dn 7,24). En el caso del Apocalipsis, estos reyes tendrán un gobierno muy breve, según este versículo.

(13) Están todos de acuerdo en entregar a la Bestia el poder y la potestad que ellos tienen.

De forma voluntaria estos reyes se someterían al Culto Imperial.

(14) Éstos harán la guerra al Cordero, pero el Cordero, como es Señor de Señores y Rey de Reyes, los vencerá en unión con los suyos, los llamados y elegidos y fieles.»

Con el título de Rey de Reyes y Señor de Señores nombra Pablo a Dios cuando escribe por primera vez a Timoteo (cfr. 1 Tim 6,15).

Los reyes mencionados con sus imperios, perseguirán al pueblo de Dios. Pero Dios junto con su pueblo elegido, linaje escogido, sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido (cfr. 1 Pe 2,9) habrán finalmente de vencer a los reyes paganos que se han sometido al Imperio Romano, y al Imperio Romano mismo.

(15) Me dijo además:«Las aguas que has visto, donde está sentada la Ramera, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas.

El autor se refiere a todos los pueblos que han sido sometidos bajo el yugo del Imperio Romano.

(16) Y los diez cuernos que has visto y la Bestia, van a aborrecer a la Ramera; la dejarán sola y desnuda, comerán sus carnes y la consumirán por el fuego;

Se habla aquí de los conflictos internos en el gobierno de Roma, y en las guerras que harán menguar su poderío.

(17) poque Dios les ha inspirado la resolución de ejecutar su propio plan, y de ponerse de acuerdo en entregar la soberanía que tienen a la Bestia hasta que se cumplan las palabras de Dios.

Dios permite que todo esto suceda, sin embargo, el poder del Imperio Romano no prevalecerá. La palabra de Dios habrá de cumplirse y predominará sobre la persecución del Imperio.

(18) Y la mujer que has visto es la Gran Ciudad, la que tiene la soberanía sobre los reyes de la tierra.

Alusión clara y concreta a Roma, la capital del Imperio más poderoso del tiempo en que fue escrito el Apocalipsis, y que por su gran expansión ejercía soberanía sobre una gran cantidad de pueblos.

Actualización

La fe de los cristianos se ve sometida a duras pruebas planteadas por las situaciones mismas de la vida cotidiana: la promoción de antivalores, de la promiscuidad, del materialismo, seducen a muchos. Sin embargo, Cristo el Cordero, junto con los que son fieles a él, habrán de vencer finalmente todas estas insidias.

Conclusión

Comprendiendo el significado del matrimonio de Dios con su pueblo, se puede entender en contraparte la prostitución del Imperio Romano que hizo que muchos pueblos le rindieran culto, y que persiguió al cristianismo precisamente por rechazar estas prácticas, permaneciendo fieles a su alianza matrimonial con Cristo Jesús. Es por esta fidelidad, que al final, pese a la persecución y muerte de muchos cristianos, finalmente el Imperio Romano perdió su poder como "dios imperial", llegando incluso con el paso del tiempo, a proclamar al cristianismo como religión oficial del Imperio, bajo el reinado de Constantino.

El Apocalipsis de Juan fue escrito en el contexto de la persecución cristiana por el Imperio Romano. Es en ese contexto donde encuentra el verdadero significado de sus símbolos. Pero no hay que olvidar que el Apocalipsis, siendo no sólo una obra literaria, sino la palabra de Dios, tiene también un sentido y enseñanza de índole escatológica. Es por ello que lo que debemos aplicar de este libro en nuestros tiempos, que tantas veces ponen a prueba nuestra cordura cristiana, es la enseñanza de fe y esperanza desarrolladas en el texto, más que el pretender emplear los símbolos empleados en el texto como referencias a eventos cataclismicos que hemos de padecer.

El Apocalipsis, incluyendo por supuesto el capítulo analizado en este artículo, no es una obra de carácter destructivo. Antes bien, es un texto que ante todo, alienta a la esperanza segura de que la verdad de Dios prevalecerá sobre todos los males de la tierra.



Referencias bibliográficas

EDICION ESPAÑOLA DE LA BIBLIA DE JERUSALEN. Desclee de Brouwer, Bilbao, 1998.
THE NEW AMERICAN BIBLE. Catholic Bible Press, Nashville, 1987.
Carrillo, S., EL APOCALIPSIS. Instituto de Pastoral Bíblica, México, 1998.
Pérez, M., LA SEGUNDA BESTIA DEL APOCALIPSIS - 666

La gran apostasía de la Iglesia

La gran apostasía de la Iglesia
Estos grupos acusan en mayor o menor medida a la Iglesia Católica de corrupción para justificar su existencia ante el mundo y su propia conciencia, presentando una excusa para su propia fundación.


Por: José Miguel Arráiz | Fuente: ApologeticaCatolica.org




Considero este un tema importante a tratar porque todas las denominaciones protestantes que se han separado y se mantienen apartadas de la Iglesia Católica justifican su existencia así. Es este para mi, pues, el "meollo del asunto", "el quid de la cuestión", o como decía el célebre G. K. Chesterton, "la cosa"[1]. Y es que si bien hay notables diferencias entre estas denominaciones, todas sin excepción han abrazado la hipótesis de que la Iglesia se fue corrompiendo paulatinamente cuando tradiciones humanas y falsas enseñanzas fueron infiltrándose en la Iglesia cristiana al punto de desplazar las verdades de fe contenidas en la Escritura.

Es en esta situación donde Dios "decide" renovar la Iglesia refundándola en un nueva "Iglesia", "grupo" u "organización" que si es capaz de mantenerse fiel a la verdad, y cada uno está convencido de pertenecer a ese grupo. Algunos de los nombres que toman para sí mismos son más sujerentes que otros: "La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días"[2], "La verdadera Iglesia de Jesucristo"[3]; otros no lo son tanto: luteranos, metodistas, presbiterianos, pentecostales, adventistas, testigos de Jehová, etc. etc; pero lo cierto es que todos sin excepción creen ser una reforma y renovación del cristianismo auténtico, y la nueva y verdadera Iglesia de Jesucristo.

Ellos no piensan ser cismáticos o apóstatas porque su fundador ha salido de la Iglesia Católica o de algún otro grupo salido de ella, sino "reformadores". Si salieron de la Iglesia es porque creen que se "corrompió", y si salieron de otra denominación cristiana es porque creen que esta también se "corrompió"[4]. En este contexto donde se hace necesario una y otra vez "refundar" la Iglesia, se produce un circulo vicioso donde el cisma aparece de manera continua, y degenera en las múltiples divisiones que observamos en las denominaciones protestantes hoy.

Pero si la Iglesia Católica no se corrompió, al ser la única fundada realmente por Jesucristo, con una legítima sucesión que se remonta directamente a los apóstoles, no hay una excusa válida para apartarse de ella. Un luterano, por ejemplo, no podría afirmar que su Iglesia la fundó Jesucristo, porque el mismo nombre de su denominación le recuerda que la fundó un hombre, Martín Lutero, en pleno siglo XVI. Lo mismo aplica para cualquier otra, aunque el nombre no derive del nombre de su fundador. Si estudiamos la historia de los presbiterianos, reformados y calvinistas, encontramos su origen en Juan Calvino (Siglo XVI); si investigamos a los metodistas encontramos como fundador a John Wesley (siglo XVIII); a los adventistas los fundó William Miller y Ellen White (siglo XIX); detrás de los mormones está José Smith (Siglo XIX); a los testigos de Jehová, Charles Russell (siglo XIX); etc. etc[5].

Es esta la razón por la que estos grupos acusan en mayor o menor medida a la Iglesia Católica de corrupción (algunos más otros menos), para justificar su existencia ante el mundo y su propia conciencia, presentando una excusa para su propia separación. Es también la razón por la que en esta Web se analizan las objeciones más importantes o más comunes que cada uno de estos grupos hacen, y los lectores puedan reflexionar a la luz de esta evidencia, si esos reclamos son fundados o no lo son.

El comienzo de la "apostasía"

Otro elemento que llama la atención, es que aunque curiosamente todas estas denominaciones están de acuerdo en que ocurrió una apostasía, no se ponen de acuerdo exactamente en que momento comenzó. La gran mayoría son partidarios de ubicarla cuando el emperador romano Constantino el Grande concedió libertad de culto a los cristianos en el Edicto de Milán[6] (año 313 d.C). Otros más osados señalan una fecha mucho más temprana, llegando incluso a ubicar su comienzo con la muerte del último apóstol.

También hay diferencias en lo que ellos consideran "apostasía". Para los adventistas por ejemplo, la apostasía comienza cuando la Iglesia deja de guardar el sábado como día del Señor y lo sustituye por el domingo. Para los testigos de Jehová comienza al abrazar doctrinas como la divinidad de Cristo y la Trinidad. Para los protestantes más tradicionales el argumento suele ser que la Iglesia olvidó que la salvación es "Solo por Fe" y se volvió pelagiana. Y así para cada denominación hay "algo" que la distingue sustancialmente de las otras y es la razón por la cual ellos -y no los otros- son la Iglesia "verdadera". Encuentran también una excusa en las típicas menciones a la inquisición, las cruzadas y la vida corrupta de algunos miembros del clero católico.

Pero aunque esta hipótesis pueda ser fácilmente digerida por personas embebidas de prejuicios y sentimientos anticatólicos, lo importante acá es estudiar si dicha hipótesis se adecúa a la realidad.

¿Qué dice la Biblia?

Las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia que es columna y fundamento de la verdad.

Mucho de lo que sabemos de Jesús lo sabemos por medio del testimonio de la Escritura y es precisamente por ella que vemos a Jesús profetizando una y otra vez acontecimientos que iban a ocurrir, sin embargo, no se puede encontrar ningún texto en la Escritura que analizado seriamente permita inferir ni que Jesús ni los apóstoles pensaron que la Iglesia se corrompería al punto de deslizarse a una gran apostasía que duraría milenios. Ocurre más bien lo contrario, toda la evidencia bíblica apunta en sentido contrario tal como veremos a continuación.

"Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella"[7]
En el pasaje anterior Jesús promete que las fuerzas del infierno no prevalecerían contra su Iglesia. Un protestante puede estar de acuerdo con esto, pensando que finalmente las puertas del Hades no prevalecieron porque el fundador de su "iglesia" la ha reformado y renovado, pero no tiene mucho sentido interpretar estas palabras de esa manera, pues significaría que el mal prevaleció en la Iglesia por más de 16 siglos (en el caso de las sectas más recientes como testigos de Jehová, adventistas y mormones durante más de 18 o 19 siglos). ¿Cómo podría ocurrir esto a la Iglesia que la misma Biblia llama "columna y fundamento de la verdad"?

"pero si tardo, para que sepas cómo hay que portarse en la casa de Dios, que es la Iglesia de Dios vivo, columna y fundamento de la verdad"[8]
No resulta convincente pensar que Cristo, que prometió estar con su Iglesia "todos los días hasta el fin del mundo"[9], permitió que la apostasía prevaleciera durante todos esos siglos en perjuicio de todas las personas que vivieron durante esa época. Pero esto implica creer que Jesús y sus apóstoles eran una especie de incompetentes que fundaron una Iglesia que se apresuró a corromperse al momento de su partida. En la Escritura sin embargo encontramos algo distinto. Es Jesús mismo quien ora para que la fe de Pedro, a quien entrega las llaves del Reino de los cielos, no desfallezca:

"¡Simón, Simón! Mira que Satanás ha solicitado el poder cribaros como trigo; pero yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos."[10]
Es a la Iglesia a quien Jesús promete que les enviaría el Espíritu Santo para guiarlos a la verdad completa:

"Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de venir"[11]
¿Qué clase de guía hubiese sido una que solo duraría hasta que el último apóstol muriese? ¿Es sensato creer que el Espíritu Santo no pudo lograr su cometido por más de 1600 años hasta la venida de un Martín Lutero o un Juan Calvino, por no mencionar líderes de sectas más recientes como Charles Rusell, Ellen White o José Smith?. Si esto fuese así, en vano Jesús mandó a la Iglesia a bautizar a todas las naciones y a enseñarles a guardar todo lo que Él les enseñó, pues hubiese sabido que les terminarían enseñando una falsa doctrina.



"Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo."[12]
Es la Iglesia Católica y no otra la que ha llevado el evangelio a todo el mundo. Ninguna denominación protestante puede atribuirse el mismo logro; ya que no puede demostrar su existencia los primeros 16 siglos de la historia cristiana.

Es precisamente al estudiar la Biblia que encontramos el firme propósito de los apóstoles de que la enseñanza de la Iglesia se mantuviera incorrupta de generación en generación, y para ello la orden era adoctrinar hombres fieles capaces de instruir a otros:

"Tú, pues, hijo mío, mantente fuerte en la gracia de Cristo Jesús; y cuanto me has oído en presencia de muchos testigos confíalo a hombres fieles, que sean capaces, a su vez, de instruir a otros."[13]
Los malos cristianos dentro de la Iglesia - El trigo y la cizaña

Muchos de los protestantes que sostienen la hipótesis de la gran apostasía suelen citar en su favor la parábola del trigo y la cizaña, pues allí se anuncia que dentro de la Iglesia habría falsos cristianos:

"Otra parábola les propuso, diciendo: El Reino de los Cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo. Pero, mientras su gente dormía, vino su enemigo, sembró encima cizaña entre el trigo, y se fue. Cuando brotó la hierba y produjo fruto, apareció entonces también la cizaña. Los siervos del amo se acercaron a decirle: "Señor, ¿no sembraste semilla buena en tu campo? ¿Cómo es que tiene cizaña?" El les contestó: "Algún enemigo ha hecho esto." Dícenle los siervos: "¿Quieres, pues, que vayamos a recogerla?" Díceles: "No, no sea que, al recoger la cizaña, arranquéis a la vez el trigo. Dejad que ambos crezcan juntos hasta la siega. Y al tiempo de la siega, diré a los segadores: Recoged primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo recogedlo en mi granero.""[14]
La existencia de falsos cristianos dentro de la Iglesia no implica que apostataría y su doctrina se corrompería. Es precisamente este uno de los textos que permite mostrarle a los protestantes su error, sobre todo si se lee la explicación de la parábola de parte del propio Jesús:

"Entonces despidió a la multitud y se fue a casa. Y se le acercaron sus discípulos diciendo: Explícanos la parábola de la cizaña del campo. El respondió: El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del Reino; la cizaña son los hijos del Maligno; el enemigo que la sembró es el Diablo; la siega es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles. De la misma manera, pues, que se recoge la cizaña y se la quema en el fuego, así será al fin del mundo. El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, que recogerán de su Reino todos los escándalos y a los obradores de iniquidad, y los arrojarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Entonces los justos brillarán como el sol en el Reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga"[15]
Obsérvese en primer lugar, que Jesús establece como un hecho que el trigo y la cizaña siempre estarán mezclados en la Iglesia. Siempre habrá mejores y peores cristianos.

Obsérvese en segundo lugar, que esto no es excusa para salir la Iglesia y pretender fundar una nueva, pues cuando dice uno de los ciervos que van a recoger la cizaña, el dueño de la siembra contesta que la dejen crecer juntas no sea que al arrancar la cizaña arranquen también el trigo. Alguien que puede ser hoy "cizaña" el día de mañana puede convertirse y llegar a ser "trigo". Ya será en el juicio cuando Jesús separará uno de los otros. Las mismas comunidades protestantes que se dividen pensando fundar una Iglesia sin pecadores terminan descubriendo que dentro de ellos también hay pecadores, porque todos lo somos.

Lo que distingue a los falsos cristianos

Pero si estudiamos todavía más a fondo la Escritura encontraremos que esta identifica precisamente a estos falsos cristianos con aquellos que con una actitud cismática abandonaron la Iglesia para fundar la propia:"Hijos míos, es la última hora. Habéis oído que iba a venir un Anticristo; pues bien, muchos anticristos han aparecido, por lo cual nos damos cuenta que es ya la última hora. Salieron de entre nosotros; pero no eran de los nuestros. Si hubiesen sido de los nuestros, habrían permanecido con nosotros. Pero sucedió así para poner de manifiesto que no todos son de los nuestros."[16]El apóstol llega al extremo de llamar a los que abandonaron la Iglesia "anticristos". No deja de resultar curioso que sectas como los testigos de Jehová, adventistas y mormones aplican esos textos a quienes abandonan sus filas, olvidando precisamente que sus respectivas denominaciones fueron fundadas por hombres que a su vez abandonaron sus antiguas denominaciones, cumpliéndose así el proverbio coloquial de "cachicamo diciéndole a morrocoy conchudo". Ellos fueron cismáticos al abandonar la Iglesia fundada por Cristo, y luego tienen el descaro de acusar de cismáticos a quienes les abandonan.

Hace algún tiempo un pastor protestante me decía que las divisiones de la Iglesia eran beneficiosas porque permitían que hubiese pluralidad y libertad de opiniones, pero la Escritura en cambio sostiene que son precisamente quienes dividen la Iglesia quienes carecen del Espíritu Santo:

"En cambio vosotros, queridos, acordaos de las predicciones de los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo. Ellos os decían: Al fin de los tiempos aparecerán hombres sarcásticos que vivirán según sus propias pasiones impías. Estos son los que crean divisiones, viven una vida sólo natural sin tener el espíritu."[17]
Las divisiones son llamadas por el apóstol una "obra de la carne" al mismo nivel que las orgías, idolatrías, fornicaciones, etc.

"Ahora bien, las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, odios, discordia, celos, iras, rencillas, divisiones, disensiones, envidias, embriagueces, orgías y cosas semejantes, sobre las cuales os prevengo, como ya os previne, que quienes hacen tales cosas no heredarán el Reino de Dios."[18]
La orden dada a los cristianos era por el contrario mantener la unidad doctrinal: Un solo Señor, un solo bautismo y una sola fe:

"Os ruego, hermanos, que os guardéis de los que suscitan divisiones y escándalos contra la doctrina que habéis aprendido; apartaos de ellos"[19]

"Os conjuro, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a que tengáis todos un mismo hablar, y no haya entre vosotros divisiones; antes bien, estéis unidos en una misma mentalidad y un mismo juicio"[20]
Si el árbol se reconoce por su fruto, no puede ser el sistema protestante, dividido hasta el extremo, el legítimo representante de la Iglesia de Cristo. En ellos lamentablemente se cumple lo que ya había sido profetizado en 2 Timoteo 4,3-4:

"Porque vendrá un tiempo en que los hombres no soportarán la doctrina sana, sino que, arrastrados por su propias pasiones, se harán con un montón de maestros por el prurito de oír novedades; apartarán sus oídos de la verdad y se volverán a las fábulas."
Más adelante profundizaremos con más detalle sobre las diferencias doctrinales que existen entre las distintas denominaciones protestantes, pero es un hecho que la verdad es una sola. Si entre ellas no se enseña la misma doctrina, por simple lógica se deduce que no todas pueden estar en la verdad, por lo que la gran mayoría estarán enseñando errores mezclados con medias verdades, y acusándo a las otras de estar en el error. No se puede dejar de apreciar la coincidencia asombrosa de esta profecía con el sistema protestante (aunque no exclusivamente con él) en donde distintos maestros agrupan tras de sí personas enseñandoles doctrinas conforme su propio entendimiento personal de la Biblia.

Se da tortas con la historia

La hipótesis de la gran apostasía se da de tortas también con la historia. Quienes se animan a investigar la doctrina que profesaban los primeros cristianos se encuentran con que la misma doctrina que profesaban los primeros cristianos es esencialmente la misma que profesamos los católicos hoy. Quienes sostienen que la corrupción vino a raíz del emperador Constantino descubren que no hay cambios sustanciales entre lo que creían los cristianos antes y después de su reinado, y para demostrar esto, cada uno de los temas tratados en esta Web serán abordados desde el punto de vista bíblico y patrístico. Encontrará acá decenas de testimonios cristianos primitivos anteriores a Constantino que lo demostrarán. Este descubrimiento lo han hecho y siguen haciendo muchos protestantes que han buscado incansablemente la verdad y han terminado por abrazar la comunión plena con la Iglesia Católica. Son tantos testimonios que es imposible mencionarlos todos, pero quiero aprovechar de recomendar dos testimonios notables: el de John Henry Newman[21], y el de Gilbert Keith Chesterton[22].

La razón de que otras sectas hayan preferido ubicar el comienzo de la apostasía en fechas tan tempranas como la muerte del último apóstol, radica en que no han podido encontrar en un período de más de 1600 años un grupo de cristianos con cuyas doctrinas ellos puedan identificarse. Si fuera así ellos podrían alegar que había verdaderos cristianos en tal o cual época y fueron tales, pero no pueden identificarse ni siquiera con los grupos heréticos del primer milenio porque tampoco creen lo mismo que ellos. No les queda por tanto otra alternativa que colocarles el saco de herejes y apóstatas a todos, cual si antes de ellos no hubo cristianos verdaderos. He aquí no solo el pecado de la soberbia, al menospreciar sus antepasados en la fe, sino una deficiente noción del concepto de Iglesia.

Así, si uno de estas personas se llega a encontrar con algunos textos patrísticos primitivos y se llega a dar cuenta de que estos cristianos, creían doctrinas católicas que ellos hoy rechazan, estarán condicionados para pensar que ya para entonces eran apóstatas o herejes. Estarán predispuestos a considerar más confiable la interpretación de las Escrituras del fundador de su denominación, nacido miles de años después de Cristo, y que sin haberle conocido ni a Él ni a sus apóstoles se puso a interpretar a su modo la Biblia.

Otros prefieren pensar que si hubo cristianos "verdaderos" que pensaban como ellos, pero que por ser perseguidos por la Iglesia oficial no dejaron noticia y permanecieron ocultos. Pero esta hipótesis también tiene un problema de fondo, porque equivale a confesar que hasta los que ellos mismos consideran herejes, de los que tenemos abundantes noticias a lo largo de la historia, eran más valientes para defender su fe y sus principios que estos cristianos anónimos e invisibles. Jesús comparó a los verdaderos cristianos con "la luz del mundo" y decía de ellos "No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte"[23]. En el evangelio encontramos numerosos ejemplos de la valentía de los apóstoles que nunca pararon de predicar a pesar de ser perseguidos y apresados[24]. No es lógico entender asumir que hubo unos verdaderos cristianos ocultos al mundo y de los cuales no quedaron noticias. El hecho puro y duro es que no podemos encontrar en 1600 años de historia alguien interpretando la Biblia de la misma manera como lo hacía Lutero, Calvino, Zwinglio, o como lo hace hoy un bautista o un pentecostal.

Como católico reconozco que entre esas denominaciones protestantes separadas abundan cristianos que sinceramente creen estar en la verdad, excelentes personas que buscan adorar y servir a Dios de corazón, pero son víctimas de un sistema que les ha engañado y les utiliza para captar más prosélitos que propagan los mismos errores como un círculo vicioso. Como decía el arzobispo Fulton Shenn, la gran mayoría no odia la Iglesia Católica, sino lo que erróneamente piensan que es la Iglesia Católica. También reconocemos que en el protestantismo aún dividido en numerosas comunidades eclesiales y sectas hay cosas muy buenas, pero todo aquello bueno y santo que se pueda encontrar en ellos ha pertenecido y pertenece al patrimonio de la Iglesia Católica, comenzando por la misma Biblia.


________________________________________________
NOTAS

[1] Gilbert Keith Chesterton, La cosa y otros artículos de fe.

[2] Comúnmente conocidos como mormones. El nombre de su Iglesia refleja su convicción de que nuestro Señor luego de la temprana corrupción de la Iglesia fundó una nueva solo para "los últimos días".

[3] Iglesia de corte pentecostal conocida en inglés como True Jesus Church, o TJC.

[4] No pretendo acá juzgar el fuero interno de cada una de las personas que se unen a estos grupos, y ni siquiera el de sus fundadores cismáticos. Concedo como perfectamente posible (y es lo más probable en muchos casos) que ellos esten sinceramente convencidos que la Iglesia se ha vuelto corrupta y apostata y que es su deber moral sacar personas de ella. Lo que se juzga acá es la validez de esta hipótesis y si se ajusta o no a la verdad.

[5] Me refiero acá a las denominaciones protestantes surgidas en la Reforma Protestante, no a las iglesias ortodoxas, que aunque en cisma y en comunión imperfecta con la Iglesia conservan la sucesión apostólica y sacramentos válidos.

[6] Hay que reconocer que incluso dentro del protestantismo hay voces que cuestionan esta hipótesis. En el año 2004, el pastor Rick Wade, graduado con honores en 1990 en la Trinity Evangelical Divinity School con un M.A. en Pensamiento Cristiano (teología/filosofía), escribió un artículo donde afirmaba:

"Ocasionalmente, uno encuentra referencias a la idea de la "caída" de la iglesia luego de la conversión del emperador Constantino en el siglo IV. Algunos creen que bajo Constantino la iglesia comenzó su deslizamiento hacia una religión de estado, habiendo sido corrompida por el poder y el dinero. Los intereses de la iglesia y el estado se superpusieron, resultando en la corrupción de la iglesia. Esto arrojó una sombra sobre toda la historia de la iglesia hasta la Reforma. La tradición se considera un elemento de la iglesia corrompida e institucionalizada.

Si bien es cierto que la nueva libertad que experimentó la iglesia bajo Constantino sí tuvo su lado negativo, no se deduce de esto que la iglesia "cayó", como dicen algunos. A lo largo de la historia la iglesia ha cometido errores en sus tratos con la sociedad secular y en saber cómo manejar adecuadamente la libertad y el poder que ha experimentado. Algunos se quejan hoy de que los cristianos se vinculan demasiado estrechamente con partidos políticos, orillando la transigencia al hacerlo. Esto no difiere en nada de lo que ocurría en el tiempo de Constantino. Que la iglesia adquirió un nuevo color cuando se estableció bajo Constantino, nadie lo cuestiona. Pero la idea de que la iglesia se volvió corrupta rápidamente, y que los concilios convocados bajo su reino eran simples peones del emperador es simplista. La iglesia siguió siendo fiel a la tarea de clarificar y transmitir la tradición apostólica. "La fe profesada y practicada en las iglesias primitivas no fue determinada por maquinaciones políticas de emperadores y jerarquías episcopales", dice Williams. "La formulación y construcción esencial de la identidad cristiana fue algo que el siglo cuarto recibió y continuó ampliando mediante la exégesis bíblica y la vida litúrgica, según se refleja en la tradición de los credos"" Rick Wade, Las escrituras y la tradición en la iglesia primitiva, Probe Ministries (Ministerios Probe) 2004.

[7] Mateo 16,18

[8] 1 Timoteo 3,15

[9] Mateo 28,20

[10] Lucas 22,31-32

[11] Juan 16,13

[12] Mateo 28,19-20

[13] 2 Timoteo 2,1-2

[14] Mateo 13,24-30

[15] Mateo 13,26-43

[16] 1 Juan 2,18-19

[17] Judas 1,17-19

[18] Gálatas 5,19-21

[19] Romanos 16,17

[20] 1 Corintios 1,10

[21] Fue un presbítero anglicano que luego de su conversión llegó a ser cardenal de la Iglesia Católica. Todavía como anglicano comienza a escribir un Ensayo sobre el Desarrollo de la Doctrina Cristiana, en el cual descubre que la Iglesia Católica es la Iglesia verdadera, y termina por convertirse. Su célebre obra: Apología Pro Vita Sua, Historia de mis ideas religiosas, donde narra el mismo su camino de conversión, ha ayudado a miles de persona a seguir el mismo camino.

[22] Célebre escritor que pasó del agnosticismo al anglicanismo y del anglicanismo al catolicismo. Sus obras han movido a incontables agnósticos, ateos y protestantes a la conversión. Recomiendo principalmente dos de ellas: El hombre eterno, y la Cosa y otros artículos de fe.

[23] Mateo 5,14

[24] Hechos 5,29

viernes, 12 de agosto de 2016

¡¡¡LOS DOGMA SI SON BÍBLICOS!!!

¡¡¡LOS DOGMA SI SON BÍBLICOS!!!

Por: Apologista Jesús Manuel Urones Rodriguez

PREGUNTAN
¿Porque los catolicos creen y tienen dogmas si esto no es biblico?¿Donde viene la palabra dogma en las Escrituras?

RESPUESTA:

Muchos protestantes suelen acusar a la Iglesia católica de inventar dogmas y de engañar a los files a ser dogmáticos, incluso cuestionan este termino, para ellos el cristianismo no debería tener dogmas sino ser simplemente una relación directa con Cristo, porque el concepto de dogmas es propio de las religiones, y ellos no creen el cristianismo sea religión sino relación.

Explicaremos entonces este punto para dejarlo claro de una vez. Para empezar veamos que enseña el Catecismo sobre los dogmas:

88 El Magisterio de la Iglesia ejerce plenamente la autoridad que tiene de Cristo cuando define dogmas, es decir, cuando propone, de una forma que obliga al pueblo cristiano a una adhesión irrevocable de fe, verdades contenidas en la Revelación divina o también cuando propone de manera definitiva verdades que tienen con ellas un vínculo necesario.


89 Existe un vínculo orgánico entre nuestra vida espiritual y los dogmas. Los dogmas son luces que iluminan el camino de nuestra fe y lo hacen seguro. De modo inverso, si nuestra vida es recta, nuestra inteligencia y nuestro corazón estarán abiertos para acoger la luz de los dogmas de la fe (cf. Jn 8,31-32).


Es decir los dogmas son verdades contenidas en la revelación divina que hay que creer formalmente de manera irrevocable y obligatoria, estos dogmas nos iluminan nuestro camino en la fe y lo hacen más seguro. Es decir, no son doctrinas inútiles o sin sentido, todo dogma ayuda al pueblo de Dios a caminar rectamente y seguro en su fe. Los dogmas pertenecen al deposito de la fe de la Iglesia.


Ahora bien eso de que no es bíblico o no viene en las escrituras es falso!!!

La palabra dogma procede del griego δόγμα(dogma) esa palabra se traduce como decreto, ordenanza y si viene en las escrituras: es usado para referirse a las ordenanzas y mandatos del antiguo pueblo de Dios en (Efesios 2:15 y Col 2:14) para referirse a los mandatos y ordenes de los emperadores, reyes y cesares( Lucas 2:1, Hechos 17:7 Hebreos 11:23) pero lo mas importante es que también es usada esta palabra para referirse a los decretos establecidos en el Concilio de Jerusalén que debían ser firmemente creídos por todas las iglesias cristianas:

Cuando pasaban por las ciudades, les entregaban las decisiones( δόγμα) tomadas por los apóstoles y los ancianos que estaban en Jerusalén, para que las observaran.
Hechos:16:4

Asi que ya desde un inicio la iglesia cristiana tenia dogmas como el que ya no es necesario circuncidarse para pertenecer al pueblo de Dios como se decidió en el primer concilio de la Cristiandad Hechos 15.

A lo largo de la historia de la Iglesia una serie de verdades fueron creídas por todos los cristianos del mundo, constituyendo una "regla de fe" la llamada "regula fidei" , eran verdades creidas por todos, practicadas por todos, que viene a ser similar a un conjunto de dogmas. San Ireneo de Lyon nos habla de ello ya hacia el año 180 d.C:

He aquí la Regla de nuestra fe, el fundamento del edificio y la base de nuestra conducta: Dios Padre, increado, ilimitado, invisible, único Dios, creador del universo. Éste es el primer y principal artículo. El segundo es: el Verbo de Dios, Hijo de Dios, Jesucristo nuestro Señor, que se ha aparecido a los profetas según el designio de su profecía y según la economía dispuesta por el Padre; por medio de Él ha sido creado el universo. Además al fin de los tiempos para recapitular todas las cosas se hizo hombre entre los hombres, visible y tangible, para destruir la muerte, para manifestar la vida y restablecer la comunión entre Dios y el hombre. Y como tercer artículo: el Espíritu Santo por cuyo poder los profetas han profetizado y los padres han sido instruidos en lo que concierne a Dios, y los justos han sido guiados por el camino de la justicia, y que al fin de los tiempos ha sido difundido de un modo nuevo sobre la humanidad, por toda la tierra, renovando al hombre para Dios.
(San Ireneo .Demostraciones de la enseñanza apostolica 6).

Todo esto nos lleva a concluir que la Iglesia apostólica ya tenia doctrinas similares a dogmas de fe , pues eran creidas por todas las iglesias, y los ponía en practica y confesaba públicamente así que no se trataba de una relación personal con Cristo, sino que era una verdadera religión.



Apologista Jesus Manuel Urones Rodriguez

jueves, 9 de junio de 2016

Pan de vida eterna - Padre Rafael Chavez (Musica Catolica)

Refutación ¿No hay que decirle a Padre a nadie?

¿No hay que decirle a Padre a nadie?
Por: Rodrigo Andrés Calvo Bernal
*
Doña Evangelina: Buenas vecina, ¿ustedes porque llaman al papa santo padre? No ve la que Jesús dijo: 3:)
Mateo 23,9 Y vuestro padre no llaméis a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el cual está en los cielos.
Doña Catalina: Bueno, porque Pablo llamó Santos a los miembros de la Iglesia O:)
Romanos 1,7 a todos los amados de Dios que estáis en Roma, SANTOS POR VOCACIÓN, a vosotros gracia y paz, de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.
Y Padre porque desde el Antiguo Testamento hasta el Nuevo se nos habla de Padre Abraham, Padre Isaac y Padre Jacob, Además Pablo dice que los apóstoles son Padres Y hasta Pablo se llama así mismo Padre: 👴
*
Padre Abraham:
*
Romanos 4,1 ¿Qué diremos, pues, de Abraham, nuestro padre según la carne?
4,12 y en padre también de los circuncisos que no se contentan con la circuncisión, sino que siguen además las huellas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham antes de la circuncisión.
4,16 Por eso depende de la fe, para ser favor gratuito, a fin de que la Promesa quede asegurada para toda la posteridad, no tan sólo para los de la ley, sino también para los de la fe de Abraham, padre de todos nosotros,
*
Padre Isaac:
*
Romanos 9,10 Y más aún; también Rebeca concibió de un solo hombre, nuestro padre Isaac;
Santiago 2,21 Abraham nuestro padre ¿no alcanzó la justificación por las obras cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar?
*
Padre Jacob:
*
Hechos 7,14 José envió a buscar a su padre Jacob y a toda su parentela que se componía de 75 personas.
*
Doña Evangelina: Pero es que ellos si eran nuestros padres en la fe y eso viene del Antiguo Testamento, pero en el Nuevo no se debe llamar a nadie Padre. -_-
*
Doña Catalina: Las citas que le estoy dando son todas del Nuevo Testamento… pero si quiere más citas… ^_^
*
Timoteo también es padre en la fe:
*
Filipenses 2,19-22 Espero en el Señor Jesús poder enviaros pronto a Timoteo, para quedar también yo animado con vuestras noticias. Pues a nadie tengo de tan iguales sentimientos que se preocupe sinceramente de vuestros intereses, ya que todos buscan sus propios intereses y no los de Cristo Jesús.
Pero vosotros conocéis su probada virtud, PUES COMO UN HIJO JUNTO A SU PADRE HA SERVIDO CONMIGO EN FAVOR DEL EVANGELIO.
*
Los apóstoles son Padres:
1 Tesalonicenses 2,7-11 Aunque pudimos imponer nuestra autoridad por ser apóstoles de Cristo, nos mostramos amables con vosotros, como una madre cuida con cariño de sus hijos. De esta manera, amándoos a vosotros, queríamos daros no sólo el Evangelio de Dios, sino incluso nuestro propio ser, porque habíais llegado a sernos muy queridos. Pues recordáis, hermanos, nuestros trabajos y fatigas. Trabajando día y noche, para no ser gravosos a ninguno de vosotros, os proclamamos el Evangelio de Dios. Vosotros sois testigos, y Dios también, de cuán santa, justa e irreprochablemente nos comportamos con vosotros, los creyentes.
COMO UN PADRE A SUS HIJOS, LO SABÉIS BIEN, A CADA UNO DE VOSOTROS
*
Pablo se hace llamar padre:
1Corintios 4,15 Pues aunque hayáis tenido 10.000 pedagogos en Cristo, NO HABÉIS TENIDO MUCHOS PADRES. HE SIDO YO QUIEN, POR EL EVANGELIO, OS ENGENDRÉ EN CRISTO JESÚS.
*
Doña Evangelina: si pero le vuelvo a recordar que Jesús en Mateo 23,9 dijo que no se Llame a nadie padreee!!! <(")
*
Doña Catalina: ¿Entiendes el contexto del versículo? Veamos el contexto de la cita que usted me da para descubrir que Jesús también dice que no se debe llamar a nadie “Maestro” :D
*
Mateo 23,10 Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo.
¿No llamareis a nadie Maestro? Bueno veamos… 8-)
*
1Corintios 12,28 Y así los puso Dios en la Iglesia, primeramente como apóstoles; en segundo lugar como profetas; en tercer lugar como MAESTROS; luego, los milagros; luego, el don de las curaciones, de asistencia, de gobierno, diversidad de lenguas.
1Corintios 12,29 ¿Acaso todos son apóstoles? O ¿todos profetas? ¿Todos MAESTROS? ¿Todos con poder de milagros?
Efesios 4,11 El mismo «dio» a unos el ser apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelizadores; a otros, pastores y MAESTROS,
*
Por eso hay que entender las palabras desde su contexto y no desde un versículo suelto. Como ves un versículo no puede contradecir varios, pues la biblia no se contradice a sí misma, es cuestión de entender correctamente los contextos.
*
Doña Evangelina: Bueno, pues dígame a que se refiere ese texto. ¿ 😨 ?
*
Doña Catalina: muy simple, se refiere a los escribas y fariseos predicaban pero no aplicaban y les encantaba ser adulados, por eso Jesús les advierte a los discípulos que escuchen lo que dicen pero no los imiten, por eso lo que Jesús les advierte es que no llamen padres ni maestros a ninguno ellos, pero estas expresiones no son prohibidas en el pueblo de Cristo porque el que es el mayor, es el servidor de todos. 💖 💖 💖 :)
*
Mateo 23,1-10 Entonces Jesús se dirigió a la gente y a sus discípulos y les dijo: «En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos. Haced, pues, y observad todo lo que os digan; pero no imitéis su conducta, porque dicen y no hacen. Atan cargas pesadas y las echan a las espaldas de la gente, pero ellos ni con el dedo quieren moverlas. Todas sus obras las hacen para ser vistos por los hombres; se hacen bien anchas las filacterias y bien largas las orlas del manto; quieren el primer puesto en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, que se les salude en las plazas Y QUE LA GENTE LES LLAME "RABBÍ".
Mateo 23,8 «Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar "Rabbí", porque uno solo es vuestro Maestro; y vosotros sois todos hermanos.
Mateo 23,9 Ni llaméis a nadie "Padre" vuestro en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre: el del cielo.
Mateo 23,10 Ni tampoco os dejéis llamar "maestros", porque uno solo es vuestro Maestro: el Cristo.
*
Doña Evangelina: ayyy mija que pena pero debo irme a preparar la clase de la escuela dominical porque yo soy Maestra en el ministerio. :P
*

jueves, 26 de mayo de 2016

¿POR QUÉ LOS CATÓLICOS CREEN QUE CRISTO ES SACRIFICADO CADA MISA,CUANDO LA ESCRITURA DICE CLARAMENTE QUE ÉL FUE SACRIFICADO EN EL CALVARIO UNA VEZ POR TODAS?

¿POR QUÉ LOS CATÓLICOS CREEN QUE CRISTO ES SACRIFICADO CADA MISA,CUANDO LA ESCRITURA DICE CLARAMENTE QUE ÉL FUE SACRIFICADO EN EL CALVARIO UNA VEZ POR TODAS?

Por:Miles Christi

La mayoría de los no católicos no se dan cuenta, pero Cristo mismo ofreció la primera Misa en la Última Cena. En la Última Cena se ofreció (sacrificado) a sí mismo a su Padre de manera incruenta, es decir, bajo la forma de pan y vino, en previsión de su sangriento sacrificio en la cruz para ser ofrecido en el día siguiente, Viernes Santo.
En la Misa, no ahora por la anticipación, sino más bien en retrospectiva, Cristo sigue haciendo que la ofrenda de sí mismo a su Padre - por las manos del sacerdote. "Y mientras estaban en la cena, Jesús tomó el pan, lo bendijo, lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo:.. Tomad y comed esto es mi cuerpo Y tomando el cáliz, dio gracias, y se entregó a ellos, diciendo: Bebed de ella todos ,porque esto es mi sangre de la Alianza, que es derramada por muchos para perdón de los pecados ".. ( . Mat 26, 26-28). Cristo ordenó a Su Iglesia para perpetuar ese rito de sacrificio por la santificación continua de sus seguidores, diciendo: "Haced esto en memoria de mí" ( Lucas 22,19) - por lo que la Iglesia Católica cumple con su orden en la Misa.
En otras palabras. , cada Misa es una recreación del sacrificio de Nuestro Señor en el Calvario. La misa deriva todo su valor del sacrificio de la Cruz; LA MISA ES EL MISMO SACRIFICIO,NO OTRO. No es esencialmente un sacrificio ofrecido por los hombres (aunque los hombres también se unen a), sino que es el sacrificio de Jesucristo.
Recordemos que el sacerdote participa "In persona Christi" esto es en la persona de Cristo, supremo y sumo sacerdote del que los nuestros Obispos y Presbiteros comparten ese sacerdocio,y actuan en la consagración como Cristo mismo.
"Por esta voluntad hemos sido santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo ofrecida de una vez para siempre."( . Heb 10,10), como dice la Escritura. La Iglesia Católica enseña asimismo que el sacrificio de la cruz fue un sacrificio perfecto y completo - que ofrece "una vez." Pero el Apóstol Pablo - el mismo Apóstol que escribió este texto en el libro de Hebreos - también da testimonio de que el rito del sacrificio que Cristo instituyó en la Última Cena se perpetúa - y que no sólo es importante para la santificación del hombre, pero es el principal factor de redención final del hombre. En 1 Corintios 11, 23-26, San. Pablo cuenta cómo, en la Última Cena, Nuestro Señor dijo:. "Porque yo recibí del Señor lo que os he transmitido:que el Señor Jesús, la noche en que fue entregado,tomó pan, y después de dar gracias, lo partió y dijo: «Este es mi cuerpo que se da por vosotros; haced esto en memoria mia. Asi mismo también la copa después de cenar diciendo:«Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre. Cuantas veces la bebiereis, hacedlo en memoria mia.» Pues cada vez que coméis este pan y bebéis esta copa,anunciáis la muerte del Señor, hasta que venga .
Así, en cada misa el cristiano tiene una nueva oportunidad de adorar a Dios con este sacrificio perfecto y para "absorber" más de la gracia santificante y salvadora de Cristo del Calvario. Esta gracia es infinita, y el cristiano debe crecer continuamente en esta gracia hasta su muerte. La razón por la Misa se ofrece una y otra vez no es de ninguna imperfección en Cristo, sino de nuestra capacidad imperfecta para recibir.
Por último, el santo sacrificio de la Misa cumple la profecía del Antiguo Testamento: "Porque desde la salida del sol hasta donde se pone, es grande mi nombre entre las naciones, y en todo lugar hay sacrificio, y no se ofrece a mi nombrar oblación pura; porque grande es mi nombre entre las naciones, dice Yahvé de los ejércitos ". ( Mal. 1,11). El Sacrificio de la Misa se ofrece todos los días en todo el mundo, y en cada Misa Él sólo se ofrece verdaderamente "oblación pura", es decir, Cristo mismo; por tanto, la Misa es el perfecto cumplimiento de esta profecía.
Feliz día de Corpus Christi!

Bases biblicas para afirmar que nuestro Señor Jesús es Dios

http://www.comisionados.com/wp-content/uploads/2015/04/Juan-10-30-33-camino-al-amanecer-yo-y-el-padre-uno-somos-comisionados.jpg
CRISTO VIENE A SALVARNOS: Is 35,4-6
CRISTO DA UNAS SEÑALES: Mt 11,2-5 Mt 1,21; Lc 1,47 & 2,30
JESUCRISTO, EL PRIMERO Y EL POSTRERO: Ap 1,17-18; Ap 2,8; 1,8 & 22,13
SOLO JESUCRISTO ES CREADOR Col 1,16-17; Jn 1,3; Hech 3,15; Rom 11,36; HEB 1,2-3; 10; 17; Ap 4,12 & Jn 1,10
PREPARAD CAMINO A JESÚS: Mt 3,3; Mt 11,10; Mc 1,3; Lc 3,4; Jn 1,19-23; 29-34
JESÚS SEÑOR de GLORIA compartida con el PADRE: Jn 5,23 Jn 17,5 Jn 17,10; St 2,1; Ap 1,5 & 6
LA GLORIA QUE VIO ISAÍAS FUE LA DE CRISTO: Jn 12,36-41
LA ROCA ES CRISTO: 1 Cor 10,4; 1 Pe 2,3-8; Ef 2,20; Is 28,16.
JESÚS ENVÍA A SU ÁNGEL: Ap 22,16.
SANTIFICAD A CRISTO: 1 Pe 3,15.
CRISTO ERA DIOS Y SEÑOR COMO DIOS: Sal 35,23; Jn 20,28.
CRISTO ES OMNIPRESENTE: Jn 3,13; Mt 18,20; 28,20; 25,31-33; Jn 1,48; 1,18; Ap 21,23,24
OMNISCIENCIA DE CRISTO: Ap 2,23; Jn 2,24,25; 21,17; Jer 17,10; Ez 11,5.
OMNIPOTENCIA DE CRISTO: Ap 1,8; Dn 2,47; Ap 15,3; 15,3; 17,14; Fil 3,21.
INMUTABILIDAD DE CRISTO: Heb 1,10-12. También 13,8; Mal 2,6
PROVIDENCIA DE CRISTO: Col 1,17; Heb 1,3; Lc 10,22
CRISTO ES ADORADO: Jn 9,38; Fil 2,10; Heb 1,6; Ap 22,8-9; Jn 5,23; Rom 14,11; Lc 24,52; Mt 8,2; 7,18; 14,33; 28,9;
Ap 5:5,6,13,14; 7:9,10.
JESÚS AUTOR DE LA VIDA: Jn 5,21; He 2,24; 1Cor 15,45; Jn 11,25; 1,4-25; 14,6; 1Jn 5, & 11-12.
JESÚS, DIOS VERDADERO: 1Jn 5,20
CRISTO ES DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS: Rom 9,5
JESUS LA LUZ VERDADERA: Jn 1,4; 1,9; 8,12; Is 9,2-7; Mt 4,2-17; Lc 2:32 & Ap 22,5
EL QUE INVOCARE EL NOMBRE DEL SEÑOR SERÁ SALVO: Rom 10,9; 10,13; 1Cor 1,1-2; St 2,7; Hech 7,59-60; 9,14; 2,21; & 1Jn 2,23.
JESUS ES EMMANUEL: Mt 1:23.
LA PALABRA DE JESUSCRISTO ES ETERNA: 1 Pe 1,25; Mt 24,45; Sal 23,1; 80,1-3; 19; Ez 34,11-15; Is 40,10-11.
JESUS EL BUEN PASTOR DE LAS ALMAS: Jn 10,11; 10,14; 10,7 & 1Pe 2,25.
JESUS ÚNICO SALVADOR: Hech 4,11-1/; Mt 1,21; Lc 2:11; 1,68; Jn 6.40; 47; Ti 2,13-14.
JESUS BORRA NUESTROS PECADOS: Is 53,5 & Hech 8, 30-35.
JESUS SALVA ETERNAMENTE: Jn 3,14-15; 1Jn 5,20
CRISTO ES EL REDENTOR O LA RESURRECCIÓN: Jn 11,25-26
JUSTIFICACIÓN EN JESUS NUESTRA SALVACIÓN: Rom 3,24; 1Cor 1,30-31.
JESUS EL ESPOSO: Mc 2,19; Mt 25,1-13 & Ap 19,7-9
JESUS, JUEZ DE LAS NACIONES: 2Tim 4,1; Mt 25,31-46 & 2Cor 5,10
TODA RODILLA SE DOBLA ANTE JESUS: Fil 2,10-11 & Rom 14,10-12
LA IRA DEL CORDERO: Ap 19,13-17; 2Tes 1,7-9; Ap 6,16-17; 14,10 & 20
TESTIGOS DE JESUS: Hech 1,8
LA ANGUSTIA Y HUMILLACIÓN DE JESUCRISTO: Fil 2,5-8
IR A CRISTO POR DIOS: Jn 6,44 & 65
IR A DIOS POR CRISTO: Jn 14:6
MIRARAN A JESUS A QUIEN TRASLASARON: Jn 29:33-34 & Ap 1,7
DONDE HAY UN TESTAMENTO ES NECESARIO QUE MUERA EL TESTADOR: HEB 9,15-16
VENDRÁ CRISTO: 1Tes 2,19; Ti 2,13; Mt 24,30; Ap 22,30; 1Tes 4,13-17; Hech 1,11 & 1Cor 1,7-8
CRISTO EL REY: Ap 17,14; Jn 1,49; & 18,37
CRISTO FUE VENDIDO: Mt 26,14-15; 27,9-10.
CRISTO Y DIOS SON EL MISMO SEÑOR DEL SÁBADO: Ex 31,15; Mt 12,8
CRISTO ENVÍA A LOS PROFETAS: Mt 23,34
CRISTO FUE EN LA CARNE LA REPRESENTACIÓN EXACTA DE DIOS: Heb 1,3
VER A CRISTO ES VER A DIOS: Jn 14,7-10 & 12,44-45
TODO LO QUE TIENE EL PADRE ES DE CRISTO: Jn 16,14-15
EL REINO DE LOS CIELOS ES DE DIOS Y DE CRISTO: Mt 6,9-10; Ef 5,5 & Ap 11:15
PONDRÁ A SUS ENEMIGOS A SUS PIES Y LE DARÁ EL REINO A DIOS PADRE: 1Cor 25,24-25
SEÑOR = CRISTO: St 2,1; Fil 2,10; 12; 2Cor 1,1-2; 2,8; Rom 10,8-13 & Hech 7,59-60.

miércoles, 27 de abril de 2016

RESPONDIENDO MEME PROTESTANTE

RESPONDIENDO MEME PROTESTANTE

Un hermano trajo este meme protestante, donde se nos solicita "encarecidamente" a los catolicos dar las bases biblicas de estas doctrinas. Como no me gusta que se queden con dudas y luego digan no tenemos bases biblicas, he aqui mi humilde respuesta:

AGUA BENDITA EN LA BIBLIA:
En las Escrituras, el agua se usa para limpiar, purificar, sanar a los Seres Humanos
Exodo 23:25 Vosotros daréis culto a Yahveh, vuestro Dios, yo bendeciré tu pan y tu agua. Y apartaré de ti las enfermedades.
Números 5:17 Luego echará el sacerdote un poco de agua santa en un vaso de barro, y tomando del polvo que haya en el suelo del Tabernáculo, lo mezclará con el agua.
Eliseo purifica las agua:
Eliseo fue hacia los manantiales de las aguas, echó dentro la sal y dijo:
--Así ha dicho Jehová: "Yo sané estas aguas, ya no habrá en ellas muerte ni enfermedad".
22 Y fueron saneadas las aguas hasta hoy, conforme a la palabra que pronunció Eliseo. 2Reyes 2:21-22
Naamán se cura en el agua:
Descendió entonces Naamán y se zambulló siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del varón de Dios, y su carne se volvió como la carne de un niño, y quedó limpio. 2Reyes 5:14
Purificarse:
Acerquémonos, pues, con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia y lavados los cuerpos con agua pura.Hebreos 10:22
Ya a mediados del siglo II, San Justino, al describir la celebración de la Eucaristía, testimonia que se realiza con «pan, vino y agua» (I Apología 67). Tertuliano (+220) refiere el lavatorio de manos en la celebración del sacrificio eucarístico (Apologia 39). Al principio del siglo II se halla ya, sin embargo, en la Iglesia la primera fórmula conocida de bendición del agua, mezclada con la sal, y está prescrita por el papa San Alejandro (105-115) para aspersión de las habitaciones (A. Gastoué, Dict. Spiritualité IV, 1982).
2.-ASUNCION DE MARIA
Se pueden dar muchos argumentos, usare solo dos:
ARCA ALIANZA
Salmo 131, 8: Levántate, Señor, a tu reposo, tú y el arca de tu santificación:
"Estas palabras, dice San Alberto Magno, ciertamente se cree fueron dichas figuradamente de María, cuyo cuerpo fué arca de Cristo; pero el cielo no posee una figura, sino sólo la realidad"
Quien es el arca de la santificación? En el NT el arca es María Santisima, muchas citas bíblicas lo demuestran:
2Samuel 6!4 vs Lucas 1:41
2Samuel 6:2vs Lucas 1:39
2Samuel 6:9 vs Lucas 1:43
Éxodo 40:34 vs Lucas 1:35
Hebreos 9:4 vs Hebreos 3:1, Juan 6:51
Pero además de todas estas tenemos la del Apocalipsis de San Juan:
"Entonces fue abierto el Templo de Dios, el que está en el cielo, y fue vista en su Templo el Arca de Su Alianza; y hubo relámpagos y voces y truenos y terremoto y pedrisco grande". Apoc 11:9
Por todo ello entendemos que María es el arca de la Alianza, y como tal es el arca que se levanta del reposo con su Señor. Esto claramente indica la Ascensión de Maria a los cielos. Si lo unimos al texto del apocalipsis, vemos como claramente el Arca esta en el cielo, con Dios.
REINA
Hijas de reyes hay entre tus escogidas, a tu derecha está la reina entre oro de Ofir. Salmo 45:10
En el antiguo testamento la madre del Rey era a quien se conocía como Reina Madre o Gebirah:
Betsabé entró en la casa de Salomón para transmitirle el pedido de Adonías. El rey salió a recibirla, se inclinó delante de ella y luego se sentó en su trono. Pusieron un trono para la madre del rey, la que se sentó a su derecha. 1Reyes 2:19
Di al Rey y a la Reina Madre: Siéntense en el suelo, porque ha caído de sus cabezas su corona gloriosa. Jeremias 13:18
Este título se usa también en Jeremias 29:2 para referirse a madre de Jeconias como reina y en 2Reyes 10:13 para designar a la reina madre de Ocozías.
Si las madres de los reyes del AT fueron Reinas porque María no puede serlo? Evidentemente ella con más motivo aún es la Reina, por ser madre del Rey de Reyes y Señor y de Señores. Ahora bien, el Salmo 45, es un Salmo mesiánico, se aplica a Cristo, veamos algunos versículos :
Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; Cetro de justicia es el cetro de tu reino. Salmo 45:6
Mirra, áloe y casia exhalan todos tus vestidos; Desde palacios de marfil te recrean. Salmo 45:8
Si este salmo se le aplica a Cristo ( versículos 45:6 y 7) entonces la reina evidentemente es su madre y esta a la diestra de Cristo
La Asunción en las distintas Iglesias
1.1- La Iglesia asiria (o Siro-oriental de Persia), la Iglesiamalabar de la India y la de rito caldeo, aunque no aceptan el título de Madre de Dios, la exaltan en el cielo, cuya fiesta celebran el 15 de agosto. 1.2- La Iglesia armenia. , Para ellos María es llena de gracia, santa Madre de Dios y asunta al Cielo.1.3- La Iglesia copta de Egipto,. Sostienen que su cuerpo no se corrompió. Celebran la asunción el 22 de agosto.1.4- La Iglesia etiópica de Abisinia. , Creen y celebran la glorificación de su cuerpo y la bienaventuranza de María después de su muerte. 1.5- La Iglesia ortodoxa bizantina. , Celebran la Dormición el 15 de agosto.
Esto último nos debe llamar la atención: no es solo lo que predica la Iglesia de Roma. Todo el cristianismo antiguo, sin ninguna influencia de Roma, conservó la misma creencia: Iglesias distantes unas de otras, con lenguas diferentes, y muchas con evolución litúrgica diferente a la Iglesia Romana, conservan la misma creencia.
La Iglesia de Etiopía permaneció aislada del cristianismo por siglos….y hasta ella conservar la misma Fe.
3.-BAUTISMO DE INFANTES:
Se pueden dar muchos argumentos solo dare uno:
Hechos 16:15 Y cuando fue bautizada, y su familia, nos rogó diciendo: Si habéis juzgado que yo sea fiel al Señor, entrad en mi casa, y posad. Y nos obligó a quedarnos.
Hechos 16:33 En aquella hora de la noche el carcelero los llevó y les lavó las heridas; inmediatamente él y toda su familia fueron bautizados.
Hechos 18: 8 Crispo, el jefe de la sinagoga, y toda su familia creyeron en el Señor; y muchos de los corintios, oyendo, creían y eran bautizados.
También bauticé a la familia de Estéfanas;de los demás, no sé si he bautizado a algún otro. 1Cor 1:16
La palabra griega para la casa o la casa en cuatro pasajes que nos hablan del bautismo (Hechos 16: 15,33, 18, 8, y 1 Corintios 1:16) es oikos .El diccionario Thayer Léxico Griego-Inglés define en su uso en Hechos 18: 8, 1 Corintios 1:16, y Hechos 16:31 (en el contexto inmediato de 16:33), como los internos de una casa, todas las personas que forman una familia, un hogar (. p 441; Strong palabra # 3624). Por tanto podemos ver que oikos también incluye niños, no lo dice de una manera directa pero indirectamente se puede entender, pues son todas las personas que forman un hogar y familia, y eso incluye niños si existieran. Es muy dificil argumentar que en ninguno de esos 4 casos las familias no tenían hijos bebes, es más lógico admitir que podían existir niños.
Muchos pasajes bíblicos conectan hogar y los hijos :
Génesis 18:19 Porque yo lo he escogido para que mande a sus hijos ya su casa después de él que guarden el camino del Señor, haciendo lo que es correcto y justo,. . .
Génesis 36: 6 Esaú tomó sus mujeres, hijos e hijas y todos los miembros de su casa,. . . .
Génesis 47:12 José también proporcionó a su padre ya sus hermanos, y la casa toda su padre con los alimentos, de acuerdo con el número de sus hijos.
Mateo 19:29 Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o hijos o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más y heredará la vida eterna.
1 Timoteo 3:12 Los diáconos sean maridos de una sola mujer, y que gobiernen sus hijos y sus casas.
Esta conexión entre hogar-hijos, respalda la interpretación católica de que en esas familias anteriormente citadas habia hijos. Por tanto el bautismo de esas familias, es muy probable incluyera bautismo de infantes.
En las catacumbas antiguas de Roma donde enterraban a los primeros mártires cristianos, leemos las inscripciones sobre las tumbas de los niños fallecidos. Una de ellas dice, "Aquí descansa Arquilla, recién bautizada; tenía un año y cinco meses cuando falleció el día 23 de febrero".
Entre otros epitafios encontrados encontramos lo siguientes:
•"149. Nacido con el nombre de Pascasio Severo el jueves de Pascua, día anterior a las nonas de abril... quien vivió seis años, recibió la gracia el 11 de las calendas de mayo y depuso sus albas bautismales en el sepulcro la octava de Pascua.
•"151. Aquí está puesta Veneriosa, recién bautizada, que vivió seis años, finó el 8 de las idus de agosto.
•"152. A Domisio inocente, recién bautizado, que vivió tres años, treinta días".
"Por esta razón, por otra parte, la Iglesia recibida de los apóstoles la tradición de bautizar los niños también". Orígenes, Homilía en Romanos, V: 9 (AD 244), en el ICE, 65
ORAR POR DIFUNTOS:
2Timoteo 1:18,
"Concédale el Señor encontrar misericordia ante el Señor aquel Día."
La expresión aquel dia, significa el dia del juicio, por lo cual ya tiene que estar muerto, comparar con:
II Timoteo 4:8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.
I Timoteo 1:12 Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me avergüenzo, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día
II Tesalonicenses 1:10 cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros).
I Tesalonicenses 5:4 Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón.
Otra cita:
Mas Pedro, haciendo salir a todos, se arrodilló y oró, y volviéndose al cadáver, dijo: Tabita, levántate. Y ella abrió los ojos, y al ver a Pedro, se incorporó. Hechos 9:40
Gracias a la oración de Pedro por un muerto, Tabita, esta resucito.
testimonios hallados en las catacumbas , donde se puede observar como durante la época apostolica ya se oraba por los difuntos:
"80. De Agacio, subdiácono pecador, ten misericordia, Dios.
81. Flavia Prima Amevania, hija de Aurelio Semnio. El Señor refrigere tu espíritu".
“El ciudadano de una prominente ciudad, la que erigí mientras vivía, para que pudiera tener un lugar de descanso para mi cuerpo. Abercio es mi nombre, un discípulo del pastor casto que alimenta sus ovejas en las montañas y los campos, cuyos grandes ojos los vigilan todo, que me enseñó los fieles escritos de la vida. Estando listo, yo, Abercio, ordené que esto fuera escrito, en mi septuagésimo segundo año. Que cada uno que esté de acuerdo con esto y quien lo entienda ore por Abercio“.
Inscripción de Abercio (A.D. 190),in PAT,I:172
Inscripció latina en la tumba de Precilla que dice:

"Les ruego hermanos que oren siempre que vengan aquí invocando al Padre y al Hijoen todas sus oraciones para que ellos salven a Agape (la persona difunta) para siempre"


NOTA: Estos artículos están hechos para la evangelización en la red y pueden ser , usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros siempre que se de mención al autor y nombre de la página

Publicado por convercatolicos yasminyjesus en 5:35
PAZ Y BIEN