Catolico Luchador Wordprees

Catolico Luchador Wordprees
Visitame

martes, 21 de febrero de 2017

Huellas de Fuego (Guelmis Tavárez) - Hosanna - Video Oficial HD - Música...

viernes, 30 de diciembre de 2016

¿Cuándo pasó la Iglesia de Jerusalén a Roma?

¿Cuándo pasó la Iglesia de Jerusalén a Roma?
Historia de la Iglesia. Eclesiología

Referente al traslado de la sede de la Iglesia de Jerusalén a Roma.


Por: P. Miguel Angel Fuentes, VE | Fuente: iveargentina.org





Respecto del traslado de la sede de la Iglesia de Jerusalén a Roma, el libro de los Hechos de los Apóstoles termina su relato cerca de la actividad de Pedro en la iglesia madre de Jerusalén con la frase, enigmática, de que “se marchó a otro lugar”(Act 12, 17). No se ve ni el motivo de la marcha de Pedro, ni adonde se dirigió.

Nada puede afirmarse en concreto acerca de los puntos del camino que lo llevó a Roma, de la fecha de su llegada a la capital del imperio, ni sobre la duración de su estancia. Es, en cambio, seguro que tomó parte en el concilio de los apóstoles en Jerusalén, que ha de fecharse poco después de mediados de siglo, y que luego estuvo algún tiempo en Antioquía (Act 15, 7; Gal 2, 11-14).

El fundamento y sostén de la tradición romana petrina lo integran tres testimonios originales, muy próximos entre sí cronológicamente y que, tomados en conjunto, tienen una fuerza afirmativa que, prácticamente, se equipara a la certeza histórica. El primer testimonio es de origen romano, y se haya en la carta que Clemente, en nombre de la iglesia de Roma, envía a la de Corinto. Clemente viene a hablar, en el capítulo V, de casos recientes en que los cristianos, “por envidia”, sufrieron tormentos y hasta la muerte, De entre ellos descuellan Pedro y Pablo: “Pedro, que, por inicua emulación, hubo de soportar ni uno ni dos, sino mucho más trabajos y, después de dar así su testimonio, marchó al lugar de la gloria que le era debido”. Con el sufrió el martirio una gran muchedumbre “de elegidos”, entre ellos mujeres cristianas, que fueron ejecutadas vestidas de Danaides y Dirces. Se trata de una alusión a la persecución bajo Nerón y ello nos permite relacionar la muerte de Pedro y situarla cronológicamente a mediados de los años sesenta. Clemente no da dato alguno sobre la forma y lugar de la ejecución, y su silencio sobre el pormenor supone evidentemente en sus lectores conocimientos de los acontecimientos; a él mismo, como pasados en el lugar de su residencia y en sus mismos días (en su generación), le eran sin duda personalmente familiares.

El fondo esencial de ese testimonio lo hallamos también en una carta que, unos veinte años más tarde, fue dirigida desde oriente a la iglesia de Roma. Ignacio de Antioquía, obispo de la iglesia de la gentilidad de más rica tradición, que podía como nadie estar informado sobre la vida y muerte de los apóstoles, ruega a los cristianos de Roma no le priven de sufrir el martirio intercediendo por ante las autoridades romanas. Ignacio aclara su ruego la frase respetuosa: “Yo no os mando como Pedro y Pablo”. Luego éstos tuvieron un día con la Iglesia de Roma una relación que les dio una posición de autoridad, es decir, permanecieron allí como miembros activos de la comunidad, no pasajeramente, como visitantes casuales. El peso de este testimonio está en el hecho de que una afirmación venida del lejano oriente cristiano confirma inequívocamente lo que la iglesia romana sabe acerca de la estancia de Pedro en ella.

Próximo a la carta ignaciana a los romanos, se nos ofrece un tercer documento, como testimonio a favor de la estancia y martirio de Pedro en Roma: la Ascensio Isaiae (4,2s), cuya redacción cristiana data de hacia el año 100. Ésta habla en estilo de anuncio profético de que la plantación de los doce apóstoles será perseguida por Beliar, el asesino de su madre (Nerón), y uno de los doce será entregado en sus manos. Esta profecía se aclara por un fragmento del Apocalipsis de Pedro, que hay que atribuir igualmente a los comienzos del siglo II. Aquí se dice: “Mira, Pedro, a ti te lo he revelado y expuesto todo. Marcha, pues, a la ciudad de la prostitución, y bebe el cáliz que yo te he anunciado”. Este texto combinado, que demuestra conocer el martirio de Pedro en Roma bajo Nerón, confirma y subraya considerablemente la seguridad de la tradición romana. A estas tres afirmaciones fundamentales se añaden aún dos alusiones que redondean el cuadro de la tradición petrina. El autor del último capítulo del evangelio de Juan alude claramente a la muerte de Pedro por el martirio, y sabe evidentemente que fue ejecutado en la cruz (Jn 21,18s), si bien se calla respecto al lugar de martirio,. En cambio, en los versículos finales de la primera carta de Pedro se señala a Roma como su lugar de residencia, pues la carta se dice estar escrita en “Babilonia; ahora bien por “Babilonia” hay que entender antes que nada a Roma, como lo sugiere la ecuación Roma-Babilonia del Apocalipsis de Juan (14, 8; 16ss) y de la literatura judía apocalíptica y rabínica.

La tradición romana petrina no se rompe en el curso del siglo II y es atestiguada ampliamente por testimonios de los más variados territorios por los que se ha propagado el cristianismo; así, en oriente, por el obispo Dionisio de Corinto; en occidente, por Ireneo de Lyon, y en África, por Tertuliano. Aún es más importante el hecho de que no haya iglesia cristiana que pretenda para sí esta tradición ni se levante una voz contemporánea que la combata o ponga en duda. Esta ausencia casi sorprendente de toda tradición concurrente ha de estimarse sin duda como un factor decisivo en el examen crítico de la tradición romana.

Puede ver al respecto: Hubert Jedin, “Manual de Historia de la Iglesia”, Herder, Barcelona 1980, tomo I, pp. 186-188. Hemos tomado la respuesta de manera prácticamente literal.

lunes, 19 de diciembre de 2016

Ralph Woodrow se retracta de su libro “Babilonia misterio religioso”

Ralph Woodrow se retracta de su libro “Babilonia misterio religioso”

Traducido y comentado por Efraín
Ortega

Introducción
Porque algunos fundamentalistas han criticado a la Iglesia católica, citando el primer libro de Ralph Woodrow, "Babilonia Misterio Religioso", les comparto la siguiente información de su nuevo libro ¿La conexion Babilonia?, donde el Sr. Woodrow se retracta y saca del mercado el libro Babilonia Misterio Religioso.

Escribe Woodrow:

"A principios de mi experiencia cristiana, cierta literatura cayó a mis manos la cual pretendía que el paganismo se había mezclado con la cristiandad. Mientras la Iglesia Católica Romana fue generalmente el blanco, parecía que otras iglesias también se habían contaminado con estas costumbres y creencias, con las cuales se pudieron encontrar paralelos paganos. "Las Dos Babilonias" por Alexander Hislop (1807-1862), con su alarmante subtítulo, "la adoración papal demostraron ser la adoración de Nimrod y su esposa," fue el libro de textos en el cual mucha de esta enseñanza estaba basada.
A través de los años, este libro ha afectado el pensamiento de mucha gente-que colocándose en todos lados, desde adentro de los cultos radicales, hasta con los cristianos mas dedicados que tienen hambre del movimiento de Dios, y se preocupan sobre cualquier cosa que pueda obstaculizar ese flujo.Su premisa básica es, que la religión pagana de la antigua Babilonia ha continuado en nuestro día, en disfraz como la iglesia católica, y se describe en el libro de revelación como "Babilonia, el Gran Misterio"

- asi', la idea de DOS Babilonias, una antigua, y una moderna. A causa de que el libro de Hislop esta muy detallado, teniendo una multiplicidad de notas y de referencias, Yo asumí al igual que muchos otros, que constaba de datos.Citamos a "Hislop" como autoridad en el paganismo, justo como se pudo haber citado a "Webster" en definiciones de la palabra.Como un evangelista joven, yo empecé a compartir un sermón con una mezcla de paganismo y cristiandad, y eventualmente escribí un libro basado en Hislop "Babilonia Misterio Religión".
En poco tiempo, mi libro llego a ser muy popular, paso por muchas imprentas, y fue traducido en Coreano, Alemán, Español, Portugués, y algunos otros idiomas.
Llegue a ser respetado por algunos, como una autoridad en este tema, mezcla de paganismo. .Incluso, un escritor católico conocido, Karl Keating, dijo: "El mejor autor conocido es Ralph Woodrow, autor ' "Babilonia Misterio Religión".

Muchos prefirieron mi libro sobre "Las Dos Babilonias" porque era más fácil de leer y seguir. A veces los dos libros fueron confundidos con el uno y el otro. Cartas elogiando mi libro, fueron recibidas en un curso sin parar. Solo de vez en cuando estaba ahí una voz disidente. UNO QUE NO ESTUVO DE ACUERDO fue Scott Klemm, profesor de la historia de la escuela secundaria (High School) del sur de California.El, siendo un cristiano, y apreciando de otras cosas que había escrito, comenzó a demostrarme, EVIDENCIA DE QUE HISLOP NO ERA UN HISTORIADOR CONFIABLE.consecuentemente, realicé que necesitaba ir atrás y repasar el trabajo de Hislop, mi fuente básica, y orar plenamente para comprobar! A medida que hice esto, llego aclararse que la historia de Hislop fue frecuentemente solo mitología.Aunque los mitos pueden a veces reflejar acontecimientos que realmente sucedieron, el ensamblar mitos arbitrarios antiguos, no pueden proporcionar una base digna de confianza para la historia.¡Coja bastantes tribus, bastantes cuentos, bastante tiempo, brinque de un tiempo a otro, de un país a otro, seleccione y elija semejanzas
- y el porque cualquier cosa se podría "probar"!La preocupación por no tener cualquier cosa pagana en nuestras vidas se puede comparar a una nave que cruza un océano extenso. Esta preocupación nos ha llevado a la dirección correcta, pero a medida que venimos mejor comprendiendo, en lo que es realmente pagano y cuál no es, es necesario una corrección en el curso nuestro viaje.

Ésto no es, "un regresar atrás", sino una corrección del curso a medida que seguimos, "Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, Que va en aumento hasta que el día es perfecto. " (Prov. 4:18).

Aunque desafiamos algunas de las demandas de Hislop en LA CONEXIÓN BABILÓNICA
- esto de ninguna manera fue con la intención de ataque contra él personalmente.Tal como lo que sabemos, él era un cristiano dedicado, un hermano en Cristo. Ni es nuestra meta escribir este libro para desacreditar simplemente otro libro. En lugar de ello, es nuestro deseo que este esfuerzo nos ayudará a entender. "y le declararon más particularmente el camino de Dios." (Hechos 18:26), encuentra un balance bíblico, y glorifica al quien dijo: "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, sino por mí."(Juan 14:6).

"El Señor Woodrow saco su libro "Babilonia Misterio Religioso" del mercado, por la sencilla razón que se dio cuenta a tiempo , que había sido engañado con la mitología del Sr. Hislop..En otras palabra cualquiera que promueva información de su libro, sabiendo que el mismo pago $$$ para quitar este libro del mercado es:

1. ignorante del cambio del Sr. Woodrow.

2. o, es un mentiroso que no le gusta la verdad.Pónganse al tanto y no den testimonio de lo que el Sr. Woodrow considera falso, me refiero a la todo la información en general de su libro "Babilonia Misterio Religioso".¿La Conexión Babilonia?En su libro La Conexión Babilonia ("The Babylon Connection") pagina 1 versión ingles el Sr. Woodrow dice:
Supongamos que pudiéramos retroceder al pasado, hasta los días de la antigua Babilonia. ¿Que clase de religión practicante encontraríamos ahí?.
De acuerdo a Alexander Hislop.... nosotros encontraríamos gente atendiendo a misa, comiendo una galleta chiquita redonda, adorando un cruz, yendo a confesión, siendo bautizados con agua para la remisión de los pecados, velas de cera encendidas, y haciendo reverencia ante una madre divina y el niño.
Notaríamos que todos esos lugares de adoración con características de una torre, sacerdotes, vistiendo una tonsura circular, vestidos con prendas en negro, le darían los últimos ritos a esos murieron, con monjes y nonas en abundancia, Los Babilónicos estarían practicando esencialmente todo los ritos que conocemos hoy en la Iglesia Católica Romana!
De acuerdo a Hislop, todo empezó con Nemrod y su esposa Semiramis, ------hasta aquí el subtitulo de "Las Dos Babilonias", La adoración papal prueba la adoración de Nemrod y su esposa.
Pero cualquier información acerca de Nemrod y Semiramis en los mejores libros de historia es superficial.
En la Biblia Nemrod "el poderoso cazador" es mencionado cuatro veces, y su esposa nunca se menciona. *Tales son sus tesis inherentes y débiles, que la adoración papal es la adoración de Nemrod y su esposa..El método de Hislop de tratar de producir un historia, basada en mitología es frecuentemente contradictoria.
En la pagina 78 de "Las Dos Babilonias" la esposa de Nemrod es su hija,

en la pagina 78 ella era su hermana,

en pagina 317 ella era su madre,

en pagina 307 Bacchus supuestamente el mismo que Nemrod es llamado "Bitmater", un hombre con dos madres,

en pagina 76 un mito no relacionado es introducido acerca de Heimdal de Escandinava, "El hijo de nueve vírgenes".. ¿Que tanta mas confusión puede hacer? esto no es una verdad profunda; Esto es un disparate!!

El Sr. Woodrow aunque no es católico ha madurado. Creo que como cristiano se siente responsable de haber mis-guiado a muchos a creer en las falsedades mitológicas del Sr. Hislop, de quien el se baso para escribir su libro, "Babilonia Misterio Religión"
La mujer que estaba vestida de púrpura Escribe Woodrow:
"En el libro de Revelación, Juan describe a una mujer que estaba vestida de púrpura y de escarlata, y dorada con oro, y adornada de piedras preciosas y de perlas, teniendo un cáliz de oro en su mano lleno de abominaciones y de la suciedad de su fornicación; Y en su frente un nombre escrito: MISTERIO, BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS FORNICACIONES Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. Revelación 17:4-5.
De acuerdo a Hislop, esta mujer simbólica llamada: "Misterio Babilonia" representa a la Iglesia Católica Romana. Muchos de nosotros hemos sostenido esta posición, pero si vemos punto por punto la evidencia, no es tan solida como lo suponíamos.

"Misterio Babilonia" es descrita como sujetando un cáliz , en su mano (Rev 17:4).

Hislop trata de semejar esto con Semiramis, agregando un dibujo titulado: "La mujer con el cáliz de Babilonia".
*Hislop, pag 5*

Pero esto difícilmente esta de acuerdo con su propia nota, en la mismísima pagina, citando, Pliny, alucina que, "el cáliz de Semiramis" pesando 1,200 libras.
Hislop explica que este dibujo fue producido de la Enciclopedia Bíblica de Kitto. Pero cuando investigamos esta fuente, Kitto no dice nada acerca de que esa mujer con un cáliz, sea Memiramis
- el dibujo, solamente da una idea de la clase de ropa que vestían los Babilonias.

*Enciclopedia Bíblica de Kitto, articulo "Babilonia"*Un cáliz en si, no es un símbolo malo, porque también en el libro de Revelación, el Señor es representado sujetando un cáliz! (Rev. 14:10, Rev 16:19).

"Porque el cáliz está en la mano de Yahvé. (Salmos 75:8).
Un cáliz es incluso usado como un símbolo de salvación! (Salmos 116:13).

En el nuevo testamento, "cáliz" es usado como un símbolo verbal, representante de la sangre derramada por Cristo. " (1Cor:10:16).

La copa (cáliz) de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo? (1 Cor. 10:16).

La llamada ramera
"Misterio Babilonia" esta "vestida de púrpura y de escarlata"(rev. 17:4).
Algunos tienen la tendencia de conectar inmediatamente estos colores con los brillantes y muy decoradas vestiduras vestidas por el Papa, y otros adentro de la jerarquía de la Iglesia Católica Romana.

Pero, de nuevo estos colores no dan un identificación exclusiva..Purpura y escarlata fue usado en las cortinas para el tabernáculo (éxodo 26:1, el velo del Templo (2 Crónicas 3:14), y prendas que vistieron los sacerdotes del Viejo Testamento (Éxodos 28:6,8,15).
Lidia una conversa al cristianismo, era vendedora de purpura (Hechos 16:14). Proverbios menciona la familia de una "Mujer Virtuosa" que vestía en purpura (Prov. 31:22).
Daniel - ciertamente, no comprometedor de las maneras mundanas - fue honorado y vestido en purpura (Dan. 5:19).

"Nota: El Sr. Ralph Woodrow no es catolico, es evangelico!!

Roma la ciudad de las siete colinas Escribe Woodrow:" "Misterio Babilonia" es descrita que se encuentra en medio de siete colinas, Rev. 17:9.

Hislop dice:
"Para llamarle a Roma la ciudad de las siete colinas, sus propios ciudadanos dieron esta descripción, para que se le llamase por su propio nombre" y así, "la Iglesia, la cual tiene su silla en la sede de las siete colinas de Roma, seria la mas apropiada a ser llamada "Babilonia". ........En otro lado, Hislop describe a el Papa como "el que se sienta en la silla de las siete colinas de Roma".

Pero en la colina del Vaticano es donde esta la silla del Papa, y su sede de la Iglesia Católica Romana - ¡ y esta colina, no es una de las siete colinas de roma!. Este distrito "No perteneció a la anciana Roma, tampoco fue incluida en los limites dentro de las murallas de la ciudad, construidas por el Emperador Aureliano".

El Diccionario Bíblico de Harper (Harper's Bible Dictionary) incluye un mapa confirmando este punto".
Las siete colinas donde Roma fue construida son estas: Las colinas Palantine, Capitoline, Quirinal, Aventine, Caelian, Esquiline, y la Viminal.

La colina del Vaticano al otro lado del Tíber hacia el oeste, no es una de las siete..Se debería agregar también, que el termino que actualmente usa esta profecía es:
"siete montañas". Las siete colinas difícilmente calificarían como montañas, todas ellas tienen una mínima elevación. La mas alta es Quirinal con solo 226 pies, arriba del nivel del mar.
La Iglesia de San Pedro por si sola
- solo el edificio, es casi lo doble que esto. Yo puedo decir acerca de su altura, ya que yo mismo subí las escaleras entre lo interior, y la cubierta de la cúpula en 1978.
Esto es 434 pies desde el primer piso hasta la cruz de arriba..

"La Cruz Simbolismo Babilónico Escribe Woodrow:"La cruz es un símbolo de la muerte de Cristo, es usada en todos lados por casi todas las denominaciones cristianas. Pero Hislop afirma que la cruz realmente vino de Babilonia, y que es el símbolo de Tammuz.. La misma señal de la cruz que ahora Roma adora, fue usada en los misterios Babilónicos....Por estas enseñanzas de Hislop, algunos han supuesto que los Babilonios adoraron una cruz, se ponían cruces suspendidas del cuello, y exhibían cruces en sus templos.
Todo en honor de Tammuz. Esto, simplemente no es verdad.

En otros ejemplos
- Hislop dice que la cruz fue encontrada en prendas de vestir antes de la era cristiana. Que el diseño de la cruz fue usado en el mundo antiguo.
No es ninguna sorpresa, de la misma manera crecientes, círculos, cuadrados, curvas, reglas, lineas,
lineas onduladas, ángulos, triángulos y sus combinaciones.
El libro de diseños decorativos del mundo antiguo confirma este punto con 3.064 dibujos. No hay ninguna razón para suponer que el diseño de la cruz era mas prominente que otros.
Si, en algún tiempo o lugar, alguien actualmente adoraba una cruz como un símbolo de Tammuz, y aun así, no fue Tammuz ese que murió en la cruz por nuestros pecados. Nunca nadie ha recibido a Tammuz como su Salvador personal y experimentado un cambio en su vida.
De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es:
Las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 2Cor 5:17.

A principios de mi experiencia Cristiana, cuando llegue a realizar que el diseño de la cruz fue usado en los tiempos pre-cristianos, y que la cruz en si misma (como un instrumento de muerte) fue considerada como; "el madero maldito", un emblema de tortura y "vergüenza", (Heb. 12:2), yo supuse que la cruz no podía ser un símbolo cristiano. Pero esto, no logra tomar en cuenta que; lo malo puede llegar a ser hermoso por medio de Jesucristo.Como la Enciclopedia de Religión y Éticas de Hasting lo ha expresado..
"La verdad que Jesús sufrió la muerte en la cruz, ha convertido esta figura infame en un símbolo de resurrección y salvación....
"La Galleta Redonda (hostia)
Escribe Woodrow:
"Hislop también enseño - y muchos de nosotros "repetimos" sus palabras - que la galleta redonda, que se usa en algunas iglesias, en los servicios de comunión, tenía un origen pagano.
Hislop dice que la galleta redonda, la cual en su redondez, es un elemento muy importante en el misterio romano,
¿que significado puede tener esto?,
es solo algo mas, para demostrar a esos que tienen ojos para ver que la galleta por si misma, es solo otro símbolo de Baal, o el Sol.
¿Lo que esta insinuando Hislop - que siglos atrás unos sacerdotes Católicos Romanos se reunieron en una sesión secreta y acordaron en hacer galletas para la comunión con figura redonda en honor de el dios-sol Baal?

."La importancia la cual Roma se aficiona a la redondez de la galleta, tiene que tener una razón", dice Hislop,
"y la razón se encontrara, si vemos sobre los alteres Egipto. El pastelillo delgado redondo", dice Wilkinson,
"ocurre en todos los altares". Wilkinson, si hizo esta declaración, pero a como amplia este punto, el agrega, los pastelillos eran de un variado de todas clases. Muchos eran redondos, oval, o triangular y otros tenían las orillas dobladas. Tenían también la forma de hojas, o la forma de un animal, o la cabeza de un cocodrilo, o alguna figura caprichosa; y era de costumbre y con frecuencia rociar los panecillos con semillas (particularmente los panecillos redondos y ovales)".
Pero Hislop no se preocupo en darlos esta información!!
El hecho que los Egipcios hicieron estos panecillos delgados redondos, no es sorpresa. De la misma manera los Israelitas:
"Panecillos delgados redondos eran cocinados sobre la arena caliente o en piedras planas". Estos eran llamados panes en el viejo testamento, (Exodo 29:23, Jueces 8:5 etc.), traducido de la palabra Hebreo quiere decir circulo o redondo, la misma palabra para describir una moneda grande redonda.
!Otra palabra traducida "pastelillos" (Gen. 18:6, Exodo 12:39, etc. ) esta también basada en el significado "redondo". El hecho que "panes", "pastelillos" o "galletas" fueran redondos, no los hace malos.
Galletas eran preparadas por los Levitas y usadas en la consagración de Aarón y sus hijos al Sacerdocio Exodo 29.2, 23; Lev. 8:26), en el sacrificio de ofrendas de paz (Lev. 2:4; 7:12), y en la ofrenda de los Nazareos (Num 6:15, 19).

Si tales ejemplos hayan estado en un libro Babilónico -
Hislop tal vez haya citado estos ejemplos como paganismo...Mientras condenamos las galletas redondas de comunión como imágenes del sol-dios Baal, Hislop se le olvida mencionar, ¡que el mismo mana dado por nuestro Señor fue redondo!

"Y como el rocío cesó de descender, he aquí sobre la haz del desierto una cosa menuda, redonda, menuda como una helada sobre la tierra. Y viéndolo los hijos de Israel, se dijeron unos á otros: ¿Qué es esto? porque no sabían qué era. Entonces Moisés les dijo: Es el pan que Jehová os da para comer. (Exodo 16:14-15).

¿Dios le dio a su gente un símbolo del el sol-dios Baal?.

En la ultima cena, Jesús "tomo el pan....lo partió...tomad y comed.(1 Cor. 11:23-29", Pero esto no constituye ningún "mandamiento" acerca de la forma de pan que se debe usar, de una manera u otra. Si formamos doctrinas sobre detalles incidentales, uno podría argumentar que las mujeres no deberían recibir comunión, puesto que solo hombres estuvieron en la ultima cena!
"El Sr. Woodrow ahora en uno de sus libros (Christmas Reconsidered) retracta lo dicho en "Babilonia Misterio Religioso" acerca de la Navidad.

Bendiciones!!!

¿ARRODILLARSE O POSTRARSE, SINÓNIMO DE ADORACIÓN?

CRISTIANO CATÓLICO DEFIENDE TU FE
Adm. Rafael

Para hablar de IDOLATRÍA primero debemos conocer bien que es ADORACIÓN y VENERACIÓN:
La Veneración de las cosas creadas en este caso una persona, puede incluir, postraciones, arrodillarse, reverenciar, siempre y cuando no se le diga a esa persona o estatua, que es el creador de las cosas que existen, esto si se convertiría en una IDOLATRÍA QUE ABORRECE DIOS.

ADORACIÓN: es reconocer al ser Supremo como CREADOR de todo lo que existe (incluyendo dentro de esa creación a la Virgen María y todos sus Santos) con todo el corazón, la mente y toda el alma , nadie más se puede atribuir eso, por eso solo se le ADORA a Él (Yahveh Sabaot) Padre nuestro Señor Jesucristo. Nehemías 9, 6:
6 ¡Tú, Yahveh, eres el Único! Tú hiciste los cielos, los cielos de los cielos y todo cuanto contienen, la tierra y todo lo que tiene, los mares y cuanto hay en ellos; tú das la vida a todos, y ante ti se postra el ejército de los cielos.

En esta y en muchas cita de la Biblia se muestran las dos fórmulas la ADORACIÓN y la VENERACIÓN, primero se reconoce a viva voz que Dios es el CREADOR DE TODO (ADORACIÓN) y luego el ejército lo (VENERA) con un gesto físico de postración, reconociendo su Grandeza y Majestad.

VENERACIÓN (Rendir Homenaje, Honor, Reverenciar, Respetar, Inclinarse o Arrodillarse): Es reconocer a una persona Santas Ilustres o Sencillas que han hecho la voluntad de Dios y han sabido utilizar los dones que Dios le ha dado a favor de los demás y también Dios permite que se VENERE a personas ilustres del mundo secular, presidente, ministros, etc. (Siempre y cuando no sea para adorarles). Aun cuando no crean lo mismo que nosotros, ya que es por el (Dios) que están en puesto de mando y toda autoridad viene de Dios. Y se venera a Dios por ser el dador de las virtudes y carismas con que él nos bendice, él es Perfecto y Santo en todos sus designios. También este acto de Veneración se daba a forasteros y a persona que estaban de paso por un pueblo y ante cosas materiales en donde residía la presencia de Dios, como el Arca de la Alianza, Imágenes Religiosas y todos los utensilios que se usaban en EL Culto a Dios.

Veneración: Honor dado a los hombres y a Dios; arrodillarse y postrarse en la Biblia no es sinónimo de Adoración pero se puede incluir en la Adoración por ser un gesto de humildad y servicio.

Génesis 42, 5: (Veneración de reyes o ministros de una Nación)
5 Se fueron los hijos de Israel a comprar trigo junto con la otra gente, pues arreciaba el hambre en Canaán. 6 Siendo José el gobernador del país, vendía el trigo a toda la gente. Al llegar sus hermanos, SE POSTRARON ANTE ÉL HASTA TOCAR EL SUELO CON LA CARA.
En esta cita los hermanos de José como era la costumbre entre los hebreos al estar en la presencia de alguien importante sin importar la nación de donde fuera ellos se postraban o inclinaban hasta tocar el suelo con la cabeza en señal de servicio y humildad y no como un signo de adoración como en nuestros tiempos las personas confunden la palabra ADORACIÓN con la VENERACIÓN y hasta en los diccionarios tienen ese error, pero en la Biblia aparece claramente la diferencia; Esta son otras citas de referencia: hay muchos ejemplo en el libro de Génesis pero veamos otros ejemplos:
1 Crónicas 29, 20: 20 Después dijo David a toda la asamblea: «Bendigan a Yahveh su Dios», y toda la asamblea bendijo a Yahveh, el Dios de sus padres, Y SE ARRODILLARON PARA POSTRARSE ANTE Yahveh y ante el rey.
En esta cita bíblica, vemos claramente que postrarse o arrodillarse (Venerar) no es sinónimo de Adoración, si no este hecho hubiera sido un acto de IDOLATRIA, ya que los Israelitas se arrodillaron ante Dios y el rey David, al mismo tiempo como lo dice la Palabra de Dios, pero los Israelitas ya que tenían y tienen claro, cual es la diferencia entre Adorar y Venerar (Reverenciar, rendir homenaje, arrodillarse o postrarse) ya que ADORACIÓN * Es reconocer a nuestro Padre Celestial como >>CREADOR< Al darle igual significado A VENERACIÓN Y ADORACIÓN en los diccionarios y en la dicción de la sociedad de hoy en día, se está cayendo en un grave pecado y error ya que la misma Biblia, nos da el verdadero significado de estas dos palabras, que son muy importantes que sepamos.
1 REYES 1, versos 16 y 22-23 y 31: (Veneración de hombres Santos)
16 Se arrodilló y se postró delante del rey, éste le dijo: « ¿Qué quieres?» 22 Aún no había terminado de hablar cuando llegó el profeta Natán. 23 Le anunciaron al rey: «Aquí está el profeta Natán». Entró donde el rey, se postró con el rostro en tierra… 31 Betsabé se arrodilló, se postró con el rostro en tierra delante del rey y dijo: «¡Viva para siempre mi señor el rey David!»

2 Reyes 2, 15: (Veneración de hombres Santo)
15 Los hermanos profetas lo vieron de lejos y dijeron: « ¡El espíritu de Elías reposa sobre Eliseo!» Salieron a su encuentro y se postraron en tierra delante de él.

Josué 7, 6-7: (Veneración de objetos en donde residía la presencia de Dios)
6 Entonces Josué rasgó su ropa y estuvo postrado con el rostro en tierra ante el Arca de Yahveh hasta la tarde. El y los ancianos de Israel se echaron polvo en sus cabezas.
Génesis 19,1-2: (Veneración de huéspedes, forasteros o extranjeros)
1 Los dos ángeles llegaron a Sodoma al atardecer. Lot estaba sentado a la entrada del pueblo. Apenas los vio, salió a su encuentro, se arrodilló inclinándose profundamente, 2 y les dijo: «Señores míos, les ruego que vengan a la casa de este siervo suyo a pasar la noche. Se lavarán los pies, descansarán y mañana, al amanecer, podrán seguir su camino.»
Apocalipsis 3, 9:9 Mira que voy a tomar a algunos de la sinagoga de Satanás, de esos que se llaman judíos y no lo son, sino que mienten. Yo haré que vayan y SE POSTREN A TUS PIES, porque habrán visto que te amo.
ALGÚN ANTI CATÓLICO PODRÁ CITARLES ESTÁS DOS CITAS BÍBLICAS CON RESPECTO A ARRODILLARSE:
Hechos 10, 26-26: 25 Cuando Pedro estaba para entrar, Cornelio le salió al encuentro, se arrodilló y se inclinó ante él. 26 Pedro lo levantó diciendo: «Levántate, que también yo soy un ser humano.»
Apocalipsis 22, 8-9: 8 Yo, Juan, vi y oí todo esto. Al terminar las palabras y las visiones caí a los pies del ángel que me había mostrado todo esto, para adorarlo, 9 pero él me dijo: «No lo hagas, yo soy un servidor como tú y tus hermanos los profetas y como todos los que escuchan las palabras de este libro. A Dios tienes que adorar.»
Pero la Adoración y la Veneración depende de la intención con la que nos vamos a arrodillar, como lo aclara el mismo Juan en el Apocalipsis 22, 8, el callo a los pies del ángel para ADORARLO (esa era su intención de mente y corazón) por eso el ángel lo detiene y le dijo *no lo hagas*… A Dios tienes que adorar; lo mismo pasa con Pedro y Cornelio, Pedro ve la intención de Cornelio ya que Cornelio lo ve como a un dios, por eso Pedro dice: también soy un ser humano. Pero si su intención hubiera sido VENERAR (Reconocer al ángel como servidor de Dios) no habría error en su acto en el caso de Juan y Cornelio ya que el arrodillarse o postrarse, es permitido por la Palabra de Dios, citadas en las lecturas de más arriba.
Si interpretamos las citas bíblicas expuestas aquí como lo hacen los anti católicos, entonces debemos concluir que todos estos hombres santos: Josué, Natán, Betsabé, los hermanos profetas de Eliseo, los hijos de Israel, Lot en complicidad con el rey David y Eliseo son IDOLATRAS ya que ellos se postraron ante hombres y objetos sagrados. Pero eso no es así porque ellos estaban claro en la diferencia de solo VENERAR (Respetar, reverenciar, postrarse, arrodillarse, reconocer como servidores de Dios) a las cosas Creadas mientras que solo se Adora a Dios, porque solo Él es autor de la Creación nadie más.
ADORACIÓN + VENERACIÓN - SOLO A DIOS
A LAS COSAS CREADAS - SOLO VENERACIÓN.

CONCLUCIÓN Y RECOMENDACIONES:

1. Adoración no es sinónimo de veneración, *no es una posición específica del cuerpo, es reconocer, declarar, confirmar y creer firmemente con nuestra boca, mente, corazón, todo nuestro ser y fuerzas, que solo YAHVEH es el ÚNICO CREADOR de todo cuanto existe, nadie más*. Pero la veneración se puede incluir junto a la Adoración por ser un signo de humildad y servicio.

2. La Veneración o reverenciar (Arrodillarse o Postrarse) es el reconocimiento de una persona, por ser un servidor de Dios, o por ser un Ministro, un rey o presidente de un estado o nación. También como ya vimos también la Biblia permite que nos arrodillemos ante invitados o visitantes en nuestro hogar o pueblo, como signo de humildad y servicio solamente y no como signo de *adoración* como creen los anticatólicos.

3. Los que están cometiendo pecado de IDOLATRÍA son los llamados sectarios anticatólicos de la denominación que sea; porque ellos si creen que María y los Santos son dioses, bueno ya están pecado de Idolatría con solo pensar eso, la Iglesia Católica enseña que María y todos los Santos desde el Génesis hasta nuestros días son siervos fieles de la Voluntad de Dios y hechura de sus manos, para notros los Cristianos Católicos sería una estupidez creer que son dioses, porque solo existe un solo Dios y Creador de todos INCLUYENDO en esa creación a la Virgen y a todos los Santos.

4. Hermano Cristiano Católicos si te arrodillas o te postras pensando que una imagen o persona es un dios, o sea que creo el universo o que tiene poder de crear algo estas cometiendo pecado de Idolatría, como lo hacían los pueblos antiguos. Pero si estas claro que arrodillarse o postrarse es un signo de humildad y servicio, que se puede dar tanto a Dios como los Hombres y no como signo de Adoración, podrás con toda confianza venerar a los servidores de El Dios (EL CREADOR) y a su creación como hechura de sus manos.

5. Hermano Cristiano Católico, cuando pida a un Servidor de Dios (Un Santo) un favor o un milagro en tu vida, no es el que le hace el milagro o favor, el lleva nuestras oraciones ante Dios y es Dios el que responde y hace el milagro o el favor, que Santo llevan ante su presencia.

Apocalipsis 8, 3-4:
3 Otro ángel vino y se paró delante del altar de los perfumes con un incensario de oro. Se le dieron muchos perfumes: las oraciones de todos los santos que iba a ofrecer en el altar de oro colocado delante del trono. 4 Y la nube de perfumes, con las oraciones de los santos, SE ELEVÓ DE LAS MANOS DEL ÁNGEL HASTA LA PRESENCIA DE DIOS.
6. No diga que el Santo que usted le tiene devoción, le hizo el Milagro o el Favor, diga: *Dios me hizo el Milagro y el favor, porque el santo, llevo mis oraciones ante la presencia de Dios*

7. Los sectarios dicen, que cuando estamos pidiendo intercesión de los servidores de Dios, estamos practicando el espiritismo o consulta de los muertos y los demonios, eso solo pasa con los que no creen en Dios y adoran a Satanás. Para nosotros los Cristianos Católicos, es acercarse con confianza a la ciudad de Dios como nos dice San Pablo:
HEBREOS 12, 22-24:
22 Ustedes, en cambio, se han acercado al monte de Sión, a la ciudad del Dios vivo, a la Jerusalén celestial con sus innumerables ángeles, 23 a la asamblea (IGLESIA) en fiesta de los primeros ciudadanos del cielo; a Dios, juez universal, AL QUE RODEAN LOS ESPÍRITUS DE LOS JUSTOS QUE YA ALCANZARON SU PERFECCIÓN; 24 a Jesús, el mediador de la nueva alianza, llevando la sangre que purifica y que clama a Dios con más fuerza que la sangre de Abel

8. Recuerde hermano Cristiano Católico que nuestra veneración va dirigida a los Santos que están en presencia de Dios y las los que aun estén entre nosotros, por eso respetamos su imágenes, retratos, tumbas con sus restos y todas aquellas pertenencias o reliquias que tienen o dejaron en teste mundo, ya que están tocadas y son portadoras del poder de Dios.
Hechos 19, 11-12: 11 Dios obraba prodigios extraordinarios por las manos de Pablo, 12 hasta tal punto que imponían a los enfermos pañuelos o ropas que él había usado, y mejoraban. También salían de ellos los espíritus malos.
2 REYES 13,20
20 Murió Eliseo y lo enterraron. Bandas de moabitas incursionaban cada año en el país, 21 y sucedió que unas personas, que llevaban a enterrar a un difunto, divisaron a una de esas bandas. Depositaron entonces al muerto en la tumba de Eliseo y se pusieron a salvo. Cuando el hombre tocó los huesos de Eliseo, revivió e inmediatamente se puso de pie.

9. Los sectarios podrán citarte: Éxodo 20, 4-5:

No tendrás otros dioses fuera de mí.
4 No te harás estatua ni imagen alguna de lo que hay arriba, en el cielo, abajo, en la tierra, y en las aguas debajo de la tierra. 5 No te postres ante esos dioses, ni les sirvas, porque yo, Yahveh, tu Dios, soy un Dios celoso. Yo pido cuentas a hijos, nietos y biznietos por la maldad de sus padres que no me quisieron.
Las Imágenes que tenemos no son de dioses falsos, son de los SERVIDORES DE DIOS, la Iglesia no enseña esa clase de error, solo los sectarios enseñan tal cosa y cada vez que dicen eso, ellos son los que pecan de Idolatría.

10. Arrodillarse y postrarse ante estatuas o imágenes considerados dioses falso, es Idolatría. Las imágenes de María y de todos los santos son de servidores de Dios, no dioses, ya que el mismo Dios permite su hechura:
Los SECTARIOS, tienen que leer de forma completa la Biblia no lo que le conviene a algunos predicadores protestantes que enseñan la verdad a medias, cuando Dios mando a Edificar sus Casa el Templo de Jerusalén manda a hacer Imágenes religiosas en el Templo ya que no todas las Imágenes son Ídolos como piensan y enseñan los sectarios, veamos que dice 1 Reyes:
1 Reyes 6, 23-27: 23 En el Santo de los Santos puso dos Querubines de madera de olivo silvestre de cinco metros de alto. 24 Cada una de las alas del querubín tenía dos metros y medio de largo, de manera que había cinco metros de una punta a la otra de las alas. 25 El segundo querubín medía también cinco metros; ambos querubines tenían el mismo porte y la misma forma. 26 La altura del primero y del segundo era de cinco metros. 27 Salomón puso los querubines en el centro de la Casa, con las alas desplegadas; el ala del primero rozaba uno de los muros y el ala del segundo tocaba el otro muro, y sus alas se tocaban una con otra en el medio de la Casa. 28 Salomón revistió de oro a los querubines.
1 Reyes 7, 25 y 29 y 36 y 44: 25 El Mar de bronce se apoyaba en doce bueyes, tres que miraban al norte, tres al oeste, tres al sur y tres al este; la parte posterior de su cuerpo estaba tapada por el Mar que se apoyaba en ellos.
29 En los paneles encajados en los marcos había leones, toros y querubines; en los marcos, por arriba y abajo, se veían en relieve leones y bueyes.
36 En las placas de los apoyos y en los paneles se grabaron querubines, leones y palmeras, según el espacio disponible; había guirnaldas en derredor. 44 el Mar de bronce y los doce bueyes que lo sostenían, 45 los calderos, las palas y las copas. Juram hizo en bronce bruñido todos esos objetos que le había encargado el rey Salomón para la Casa de Yahveh.
Sera que Dios se equivocó y puso ÍDOLOS de Querubines y cuadrúpedos (Leones y Bueyes) dentro de su Santo TEMPLO, NO Dios no se contradice ni se equivoca, porque no todas las Imágenes son ÍDOLOS y no es lo mismo una Imagen que un Ídolo, *LA IMAGEN SE CONVIERTE EN IDOLO, AL DECIR Y CREER QUE ELLA ES UN DIOS O QUE HA CREADO ALGO, ESO SI ES IDOLATRÍA*. Como lo creían los pueblos antiguos que rodeaban a Israel que cada estatua o Imagen era un dios y en la actualidad, los SECTARIOS creen eso, que una Imagen es un Ídolo, con eso pecan de Idolatría, es una estupidez creer eso.

Éxodo 25, 18-22:
18 Asimismo, harás dos querubines de oro macizo, y los pondrás en las extremidades de la cubierta. 19 Pondrás un querubín a una extremidad, y el otro en la otra; formarán un solo cuerpo con la cubierta, a sus dos lados. 20 Los querubines extenderán sus alas hacia arriba y sus alas cubrirán el Lugar del Perdón. Estarán de frente el uno al otro y sus caras mirarán hacia el Lugar del Perdón. Lo pondrás sobre el Arca, 21 y pondrás dentro de ella el Testimonio que yo te daré.
22 Allí me encontraré contigo para darte mis órdenes referentes a los hijos de Israel. Te hablaré de encima del Lugar del Perdón, de en medio de los dos querubines puestos sobre el Arca del Testimonio.

Éxodo 25, 18-22, Dios manda a hacer Imágenes o estatuas de Querubines, en contraposición a lo mandado por Éxodo 20, 23 en donde dice: No pondrás junto a mi DIOSES de plata, ni de oro y ¿por qué lo hace? porque los Querubines no son Dios ni mucho menos "dioses" lo que si son, es Servidores de Dios, ahí vemos que en la Biblia, Dios aprueba las Imágenes religiosas.

viernes, 9 de septiembre de 2016

NO ES CRISTIANO EL USO DE DECRETOS Y DECLARACIONES

El decretar o declarar no es cristiano...quien lo hace va DEFINITIVAMENTE en contra de las enseñanzas del Señor.

SUPLICAR
En esto, un hombre de entre la gente empezó a gritar: «Maestro, te suplico que mires a mi hijo, porque es el único que tengo, (Lucas 9, 38)
ROGAR
Por tanto, he creído necesario rogar a los hermanos que vayan antes donde vosotros y preparen de antemano vuestros ya anunciados generosos dones, a fin de que sean preparados como dones generosos y no como una tacañería. (II Corintios 9, 5)
CLAMAR
La prueba de que sois hijos es que Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama: ¡Abbá, Padre! (Gálatas 4, 6)
PEDIR
Y de igual manera, el Espíritu viene en ayuda de nuestra flaqueza. Pues nosotros no sabemos cómo pedir para orar como conviene; mas el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos inefables, (Romanos 8, 26)

Paz y Bien

jueves, 8 de septiembre de 2016

RESPUESTA A UN HERMANO SEPARADO

RESPUESTA A UN HERMANO SEPARADO

Por el padre Jorge Luis Zarazúa Campa, fmap
Un hermano separado, que se presenta como Johnny Fernández, escribió esto en mi cuenta de Facebook:
********************************
Sabes que tan “APOSTOLICA” es la Iglesia Romana papal??
Sabías que la iglesia Romana papal enseña y hace TODO LO CONTRARIO de lo que dice LA BIBLIA, todo lo contrario de la PALABRA DE DIOS, todo lo CONTRARIO de lo que enseñaron y hacían los Apóstoles:
1. ¿Los apóstoles tenían a un Papa por dirigente? NO. Ellos enseñaron que el fundamento de la iglesia es solo Jesucristo.
2. ¿Los apóstoles rezaban a María, o a los Santos o a los ángeles? NO. Toda oración debe dirigirse al Padre, en el nombre de Jesús.
3. ¿Los apóstoles veneraban algún tipo de imágenes? NO. Ellos enseñaron a cuidarnos de toda forma de ídolos.
4. ¿Los apóstoles usaban ropas sacerdotales? NO. Jesús tampoco usaba ropas así.
5. ¿Los apóstoles recibían confesión de pecados? NO. Pedro confesó su pecado directamente al Señor y fue restaurado.
Judas confesó su pecado a los sacerdotes y luego se suicidó.
6. ¿Los apóstoles rezaban el Padre Nuestro ó el Ave María? NO. Jesús les enseñó a no hacer vanas repeticiones.
7. ¿Los apóstoles rezaban por los muertos? NO
Ellos sabían que los muertos duermen en el polvo hasta la resurrección.
8. ¿Los apóstoles bautizaban bebés? NO
Solo un adulto puede decidir si cree para luego ser bautizado.
9. ¿Los apóstoles practicaban celibato obligatorio? NO
Todos eran casados. Jesús sanó a la suegra de Pedro.
10. ¿Los apóstoles hacían romerías o procesiones? NO
Ellos obedecían los Mandamientos de Dios,
no las tradiciones de hombres.
etc, etc, etc….
Por eso advierte el Señor:
“Y oí otra voz del cielo, que decía:
SALID DE ELLA, PUEBLO MÍO,
para que no seáis partícipes de sus pecados,
ni recibáis parte de sus plagas;
porque sus pecados han llegado hasta el cielo,
y Dios se ha acordado de sus maldades.”
Apocalipsis 18:4-5.
************************************************
He aquí una breve respuesta:
1. Los Apóstoles y la Iglesia primitiva tenían a San Pedro como dirigente (Mt 16, 18-19; Lc 22, 31-31; Jn 21, 15-17; Hch 1, 15-26; Hch 2, 14; Gal 1--2). De hecho, san Pedro fue el primer Papa; los Papas son Sucesores de Pedro. La Iglesia sigue conservando la estructura que tenía en el Siglo I, conformada por obispos, presbíteros y diáconos (1Tim; 2Tim; Tit;); algo de lo que carecen los diversos grupos proselitistas.
Cristo estableció a Pedro y los demás Apóstoles como pastores de la Iglesia (Hch 20, 28; 1Pe 5; Lc 10, 16; Mt 10, 40; Mt 18, 18) y ellos fueron estableciendo colaboradores, como se ve, especialmente en 1Tim, 2Tim y Tit.
La Iglesia cree firmemente en lo que dice Ef 2, 20.
2. Los primeros cristianos pedían la intercesión de la Virgen María. Interceder es pedir a Dios en favor de alguien (Cfr. Gn 18, 16-33). Ella intercedió por los jóvenes esposos en Caná de Galilea (Jn 2, 1-11) y ella estuvo en oración con los Apóstoles y los primeros discípulos (Hch 1, 1-14). Ella sigue acompañando a los discípulos de Jesús e intercede por ellos. Es también nuestra Madre (Ap, 12, 1-17).
De hecho, aunque no le llaman así, los hermanos separados interceden unos por otros; es decir, oran unos por otros.
3. Los Apóstoles conocían las Escrituras y sabían distinguir entre una imagen y un ídolo. Estaban conscientes de que Dios permite las imágenes (Ex 25, 18; Nm 21, 8; 1Re 6, 23ss; 1Re 7, 25ss) y prohíbe los ídolos de los paganos (Ex 20, 3-5; Sal 115; Sal 135).
4. La Iglesia adoptó las vestiduras sacerdotales del Antiguo Testamento (Cfr. Ex 28; Ex 39), porque Jesús instituyó a los Apóstoles como sacerdotes de la Nueva Alianza. Jesús y los Apóstoles usaron las vestiduras de su época, como hacen hoy los pastores y feligreses protestantes al utilizar saco y corbata, especialmente cuando ministran y hacen proselitismo. De hecho, los pastores protestantes no visten como vestían Jesús los Apóstoles. Por lo demás, hay grupos protestantes que utilizan y adaptan las vestiduras de los sacerdotes católicos, particularmente en el ámbito litúrgico y cultual.
5. Los primeros cristianos se confesaban con un sacerdote, primero como judíos (Lv 5, 1-13; Nm 5, 5-10), después como cristianos, pues sabían que Jesús dio a los Apóstoles el poder de perdonar los pecados (Jn 20, 21-23) y era una práctica de la Iglesia primitiva (Hch 19, 18; Stgo 5, 16). Sabían que a los Apóstoles y sus colaboradores y sucesores les fue encomendado el ministerio de la reconciliación (2Cor 5, 18-20).
Judas Iscariote no se confesó con los sacerdotes judíos de la manera prescrita por la Ley (Lv 5, 1-13; Nm 5, 5-10); él fue a pedir que liberaran a Jesús. Además, su suicidio no se debió a reconocer su falta delante de los sacerdotes sino por desesperar y no confiar en la misericordia de Dios.
6. Los Apóstoles sí rezaban el Padre nuestro pues Jesús les dio esa indicación cuando les dijo: Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en el cielo" (Mt 6, 9) Y: "Cuando oréis, decid, Padre nuestro..." (Lc 11, 2). Por eso, desde los inicios de la Iglesia, se le conoce como la Oración del Señor (Oración dominical). Las palabras del Ave María son bíblicas y son palabras que pronunciaron el Arcángel San Gabriel y santa Isabel (Cfr. Lc 1). La Iglesia las usa para recordar que Dios "miró la humildad de su esclava" (Lc 1, 48). Cuando le decimos a la Virgen María las palabras del Ave María, estamos cumpliendo su anuncio profético: "Todas las generaciones me llamarán bienaventurada" (Lc 1, 48).
Además, en Getsemaní, Jesús oraba repitiendo las mismas palabras. Lo mismo hace el pueblo Dios en el Salmo 136.
7. Los Apóstoles oraban por los difuntos. Ellos tenían la Biblia completa, no la Biblia mutilada por las Sociedades Bíblicas Unidas en el siglo XIX. Ellos sabían que podemos orar por los difuntos, como puede verse en 2Mac 12, 38-46. Ellos, que conocían las Escrituras, habían leído lo siguiente: "Esta fue la razón por la cual Judas ofreció este sacrificio por los muertos; para que fueran perdonados de su pecado" (2Mac 12, 46). San Pablo también oró por los difuntos, especialmente por Onesíforo: "Que el Señor derrame su misericordia sobre la casa de Onesíforo, porque muchas veces me ha dado nuevo aliento, sin avergonzarse de estas cadenas. Al contrario, cuando vino a Roma, me buscó activamente, y me encontró. Que el Señor le conceda encontrar su misericordia en aquel día" (2Tim 1, 16-18).
Los Apóstoles, que sí conocían la Biblia, sabían que el polvo vuelve a la tierra, pero que el espíritu regresa a Dios (Cfr. Ecl 12, 7). Sabían también, porque Jesús se lo enseñó, que el alma no muere con el cuerpo: "No teman a los que pueden matar el cuerpo, pero no el alma; teman más bien al que puede echar el alma y el cuerpo al infierno (Mt 10, 28). Sabían que es noble y justo orar por los difuntos. Para nosotros es una obra de misericordia.
8. Los Apóstoles bautizaban familias completas, como puede verse en Hch 16, 15, que nos informa que se bautizó Lidia con toda su familia; igualmente en Hch 16, 31-33, donde se narra que se bautizó el carcelero con toda su familia. San Pablo dice que él bautizó a la familia de Estefanas (1Cor 1). Además, el día de Pentecostés san Pedro dijo a los presentes que escuchaban su predicación: "La promesa es para ustedes y también para sus hijos" (Cfr. Hch 2, 38-39).
Además, nunca hay una prohibición de Jesús y los Apóstoles para el bautismo de niños. Nuestro Señor dijo: "Dejen que los niños vengan a mí; no se lo impidan, porque de ellos es el reino de los Cielos". Ahora bien, Jesús ce que el que no renace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios (Cfr. Jn 3, 5-6).
9. Como sucede ahora, algunos de los Apóstoles guardaban celibato; algunos eran casados, como san Pedro. Otros, como san Pablo, preferían y recomendaban el celibato (1Cor 7).
Jesús habló del celibato en Mt 19, 11, reservado a aquellos que no se casan por amor al reino de los Cielos. Como dice Jesús: "No todos entienden esto sino aquel que recibe el don" (Mt 19, 12).
10. Los Apóstoles, como buenos judíos hacían procesiones y peregrinaciones (Cfr. Sal 118). El Domingo de Ramos Jesús y los Apóstoles hicieron una hermosa romería y procesión para entrar en la Ciudad Santa (Mt 21, 1-9; Mc 11, 1-10; Lc 19, 28-40; Jn 12, 12-19). El mismo David llevó en procesión el Arca de la Alianza: "David y toda la gente de Israel subían el Arca de Yahvéh, entre clamores y toques de corneta" (2Sam 6, 15).
Ya Josué y los sacerdotes judíos lo habían hecho (Jos 3, 1 – 4,18) y fue así que conquistaron Jericó, llevando precisamente en procesión el Arca de la Alianza (Jos 6, 3-13).
Ap 18, 4-5 no se refiere a la Iglesia católica sino al Imperio romano, a la ciudad imperial, dónde se perseguía a la Iglesia, a los primeros cristianos. De hecho, la Iglesia Católica es la única Iglesia fundada personalmente por Cristo (Mt 16, 18-19). Es la única Iglesia que viene desde el tiempo de Cristo. El protestantismo está por cumplir 500 años de existencia el 31 de octubre de 2017. No viene desde el tiempo de Jesús y los Apóstoles. Empezó 1500 años después.
Conclusión
La Biblia nos dice claramente que no debemos mentir ni levantar falso testimonio. Lamentablemente los hermanos separados levantan falso testimonio contra la Iglesia y mienten sobre muchos temas por una mala interpretación de la Biblia. De parte nuestra, decimos como San Esteban: "Señor, no les tomes en cuenta estos pecados".
Ojalá nuestros hermanos separados tomen más en serio la Biblia para vivirla cada día y no la hagan decir cosas que no dice.

miércoles, 24 de agosto de 2016

¿Es la Iglesia Católica la Ramera de Babilonia?

La célebre Ramera del Apocalipsis

La célebre Ramera del Apocalipsis
Exégesis del capítulo 17 del Apocalipsis


Por: Mauricio Israel Pérez López | Fuente: apologetica.org




Preámbulo

No cabe duda que a simple vista el Apocalipsis de Juan resulta un libro enigmático, cargado de símbolos que parecieran difíciles de explicar. Por esta razón, muchas interpretaciones fundamentalistas, que han tomado el texto al pie de la letra el texto, sin considerar su estilo literario, han caído en el error de encontrar falsas explicaciones y analogías atribuibles a aspectos, personajes y acontecimientos de nuestros tiempos. Otros más, de una forma más libre en su interpretación, y olvidando además del estilo literario, el contexto de la obra, han propuesto cualquier cantidad de señales contemporáneas que según ellos, justifican y dan sentido a la simbología empleada en el libro.

Entre muchos ejemplos, podemos contar el caso de la Célebre Ramera que aparece en el capítulo 17 del Apocalipsis. Olvidar el estilo literario apocalíptico del libro, e ignorar su contexto histórico, han hecho que haya quienes incluso atribuyan la descripción de esta Célebre Ramera a la Iglesia Católica, en especial a su alta jerarquía cuya sede es el Vaticano en una de las colinas romanas, dado que nuestros cardenales visten de rojo. Nada más falso. En este artículo pretendo desarrollar una breve exégesis que permita entender el correcto significado de los símbolos contenidos en las dos perícopas que comprenden el capítulo 17 del último libro de la Biblia.

Sería conveniente para el lector la lectura del artículo "666 - La Segunda Bestia del Apocalipsis" antes de leer el presente artículo.

Consideraciones teóricas



Para realizar la exégesis del capítulo en cuestión, es importante considerar los elementos que sirven como material sólido (y correcto) para interpretar este pasaje. El texto bíblico empleado en el presente artículo está tomado en su totalidad de la Edición Española de la Biblia de Jerusalén.

Género literario

El Libro de la Revelación, o Apocalipsis de Juan, pertenece al género literario “apocalíptico”, que floreció en la literatura hebrea durante cuatrocientos años, desde el 200 a. C., hasta el 200 d. C. La apocalíptica depende de la literatura profética y de la sapiencial. Pero a diferencia de la literatura profética, donde el elemento esencial es “la palabra”, en la apocalíptica el elemento esencial es “la visión”. Otra característica del género apocalíptico es el uso abundante de símbolos. Los símbolos no son empleados para esconder algún tipo de secretos, o para disfrazar explicaciones de cataclismos finales. Las personas contemporáneas a la escritura de estos textos, estaban familiarizadas con los símbolos empleados, por lo que para ellos resultaba comprensible el verdadero significado de los apocalipsis.

Los escritos apocalípticos están desarrollados con esta estructura:

Una etapa de opresión al Pueblo de Dios.
Una etapa de castigo y destrucción del enemigo.
Una etapa de liberación, victoria y dominio del Pueblo de Dios.
Es importante distinguir la enseñanza detrás de “la visión”, del relato que narra “la visión” en el Apocalipsis. El contenido apocalíptico es escatológico a la vez que histórico, por lo que su enseñanza perdura hasta el fin de los tiempos. Sin embargo, al ser histórico, su relato siempre se refiere a un tiempo inmediato concreto, pues es escrito en un tiempo de fuerte opresión. Con esta óptica ha de interpretarse el Apocalipsis (y en consecuencia el capítulo analizado en este artículo) si se quiere tener un entendimiento acertado de su significado. No obstante, con una buena hermenéutica, se puede hacer una actualización de su contenido doctrinal.

En el Primer Testamento encontramos literatura apocalíptica en Is, Ez, Jo, Zac y Dn. En el Nuevo Testamento encontramos textos apocalípticos en Mc, Mt y Lc cuando narran el discurso escatológico de Jesús; en algunos pasajes paulinos en las epístolas a los Tesalonicenses y la Primera a los Corintios, y evidentemente, en el Apocalipsis.

Claves de interpretación

Para entender no sólo el contenido de la perícopa que analizo en este artículo, sino todo el contenido del Apocalipsis de Juan, es preciso primero conocer el contenido y los símbolos del Apocalipsis contenido en el libro del profeta Daniel. A su vez, para entender los símbolos de Daniel, es preciso conocer y entender los símbolos utilizados por el profeta Ezequiel. Esto resulta de capital importancia, pues al comprender los simbolismos de Ez y Dn la exégesis del Apocalipsis de Juan resulta un proceso más sencillo y natural. No es mi intención en este trabajo hacer un recuento y dar una interpretación a la simbología de estos apartados apocalípticos veterotestamentarios. Sin embargo, lo menciono para el estudioso que guste profundizar por cuenta propia.

Los Apocalipsis son desarrollados en una época de opresión. En el caso concreto del Apocalipsis de Juan, éste fue escrito en el año 95, según se piensa generalmente. En ese tiempo, Domiciano exigía el “culto imperial” aún más que sus predecesores Vespasiano y Tito. Es en este contexto histórico donde debemos buscar el verdadero significado de los simbolismos empleados por Juan.

Símbolo del Matrimonio entre Dios y su Pueblo

La Alianza pactada en el Sinaí entre Yahveh e Israel, es simbolizada con el matrimonio, por sus características de amor y fidelidad perpetua. Entendiendo esto, resulta natural notar que la idolatría y la infidelidad de un pueblo a Dios eran consideradas de forma antitética, una profanación a este matrimonio. En el capítulo que discutimos en este artículo, se habla de actos de prostitución, refiriéndose precisamente a los actos de culto ajenos al culto al Dios verdadero. Es con esta óptica como ha de entenderse e interpretarse la prostitución de la que habla Ap 17.

Las Perícopas del Capítulo 17

La célebre Ramera
Ap 17,1-7

(1) Entonces vino uno de los siete Ángeles que llevaban las siete copas y me habló: «Ven, que te voy a mostrar el juicio de la célebre Ramera, que se sienta sobre grandes aguas, (2) con ella fornicaron los reyes de la tierra, y los habitantes de la tierra se embriagaron con el vino de su prostitución.» (3) Me trasladó en espíritu al desierto. Y vi una mujer, sentada sobre una Bestia de color escarlata, cubierta de títulos blasfemos; la Bestia tenía siete cabezas y diez cuernos. (4) La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, resplandecía de oro, piedras preciosas y perlas; llevaba en su mano una copa de oro llena de abominaciones, y también las impurezas de su prostitución, (5) y en su frente un nombre escrito –un misterio–: «La Gran Babilonia, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra.» (6) Y vi que la mujer se embriagaba con la sangre de los santos y con la sangre de los mártires de Jesús. Y me asombré grandemente al verla; (7) pero el Ángel me dijo: «¿Por qué te asombras? Voy a explicarte el misterio de la mujer y de la Bestia que la lleva, la que tiene siete cabezas y diez cuernos.»

Simbolismo de la Bestia y de la Ramera
17,8-18

(8) «La Bestia que has visto, era y ya no es; y va a subir del Abismo, pero camina hacia su destrucción. Los habitantes de la tierra, cuyo nombre no fue inscrito desde la creación del mundo en el libro de la vida, se maravillarán al ver que la Bestia era y ya no es, pero que reaparecerá. (9) Aquí es donde se requiere inteligencia, tener sabiduría. Las siete cabezas son siete colinas sobre las que se asienta la mujer.

Son también siete reyes: (10) cinco han caído, uno es, y el otro no ha llegado aún. y cuando llegue, habrá de durar poco tiempo. (11) Y la Bestia, que era y ya no es, hace el octavo, pero es uno de los siete; y camina hacia su destrucción. (12) Los diez cuernos que has visto son diez reyes que no han recibido aún el reino; pero recibirán con la Bestia la potestad real, sólo por una hora. (13) Están todos de acuerdo en entregar a la Bestia el poder y la potestad que ellos tienen. (14) Éstos harán la guerra al Cordero, pero el Cordero, como es Señor de Señores y Rey de Reyes, los vencerá en unión con los suyos, los llamados y elegidos y fieles.»

(15) Me dijo además:«Las aguas que has visto, donde está sentada la Ramera, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas. (16) Y los diez cuernos que has visto y la Bestia, van a aborrecer a la Ramera; la dejarán sola y desnuda, comerán sus carnes y la consumirán por el fuego; (17) porque Dios les ha inspirado la resolución de ejecutar su propio plan, y de ponerse de acuerdo en entregar la soberanía que tienen a la Bestia hasta que se cumplan las palabras de Dios. (18) Y la mujer que has visto es la Gran Ciudad, la que tiene la soberanía sobre los reyes de la tierra.

Delimitación (Contexto Inmediato y Contexto Amplio)

Contexto Inmediato

El capítulo 17 del Apocalipsis está precedido por la perícopa de "Las siete plagas de las siete copas" (15,5 y 16) que marca el final de la primera parte, "Los Preliminares del Gran Día de Dios" de la segunda sección del Apocalipsis. A continuación del capítulo 17, encontramos la perícopa "Un Ángel anuncia la caída de Babilonia".

Las siete plagas de las siete copas

(15,5 y 16)

En esta perícopa Juan detalla una visión conformada por siete copas de las cuales siete ángeles derramarán las siete plagas de la ira de Dios:

Una úlcera maligna sobre los adoradores de la Bestia. Esta plaga es similar a la sexta que padeció Egipto (Ex 9,8-11).
El mar se convirtió en sangre, y murieron todos sus habitantes. Esta plaga es similar a la primera que padeció Egipto (Ex 7,17-21).
Los ríos y manantiales se convirtieron en sangre. La sangre es símbolo de los mártires. En este caso, es una especie de venganza por la sangre derramada por tantos cristianos que han muerto durante la persecución romana.
El sol quema a los adoradores de la Bestia. El sol era considerado fuente de la vida. En este caso, la fuente de la vida irradia un calor tan fuerte, que acaba por convertirse en fuente de la muerte.
Todo quedó en tinieblas. Esta copa es derramada sobre el trono de la Bestia, y el reino queda en tinieblas, símbolo de la falta de paz interior, de los trastornos mentales. Se refiere a los conflictos internos e intrigas entre las autoridades imperio.
Se secaron las aguas del Éufrates, dando paso a los reyes de Oriente. Se refiere a los Partos, que eran el azote del Imperio Romano.
Una voz del Santuario anunció "¡Hecho está!" y sobrevinieron relámpagos y truenos y un terremoto. Este cataclismo cósmico es signo de una particular intervención de Dios, de dimensiones inauditas. Recordemos que los encuentros de Moisés con Yahveh en el Sinaí estaban enmarcados por este tipo de meteoros.
Un Ángel anuncia la caída de Babilonia
(18,1-3)

En esta perícopa Juan narra la llegada de un ángel anunciando que Babilonia -la gran ramera- ha caído. Las abominaciones que narra el capítulo 17 que nos interesa en este ejercicio, no serán definitivas, y habrán de terminar.

Contexto Amplio

Las perícopas que nos interesan, son el inicio de la segunda parte, "El Castigo de Babilonia", de la segunda sección del Apocalipsis, "Las Visiones Proféticas". El Castigo de Babilonia está compuesto por las siguientes perícopas

La célebre Ramera (17,1-7)
Simbolismo de la Bestia y de la Ramera (17,8-18)
Un Ángel anuncia la caída de Babilonia (18,1-3)
Huída del pueblo de Dios (18,4-8)
Lamentaciones por Babilonia (18,9-24)
Cantos triunfales en el cielo (19,1-10)
Personajes

Uno de los siete ángeles

Portador de la visión de la ramera, y del juicio que le depara.

Juan

En esta perícopa, Juan se muestra como quien recibe una visión de parte de uno de los Ángeles, así como la explicación de esta visión.

El autor del Apocalipsis se da a conocer como Juan (1, 1.4.9; 22,8), un hombre que debido a su fe cristiana sufría el exilio en la isla de Patmos, una colonia penal de Roma. Pese a su nombre, es difícil pensar que el autor de este libro es Juan el Apóstol, o el mismo (o los mismos) autor del cuarto Evangelio o de las cartas joaninas. Él mismo no habla de sí como del apóstol ni como autor de estos textos. Algunos Padres de la Iglesia lo identificaron con el apóstol, seguramente por la afinidad del nombre, incluyendo a Justino, Ireneo, Clemente de Alejandría, Tertuliano e Hipólito. Sin embargo, otros como Eusebio de Cesarea, Cirilo de Jerusalén e incluso Gregorio Nacianceno y Juan Crisóstomo, negaron este hecho. El vocabulario, la gramática y el estilo hacen dudoso que el Apocalipsis fuera compuesto por las mismas personas responsables de los demás textos neotestamentarios firmados por “Juan”. Por otro lado, existen similitudes lingüisticas y afinidades teológicas con el cuarto evangelio que hacen suponer que el autor del último libro de la Biblia bien pudiera haber sido discípulo de Juan el Apóstol.

La Ramera

La Ramera fornica con todos los reyes de la tierra, y se sienta sobre grandes aguas, pero posteriormente será juzgada por sus obras. Es el personaje central de este capítulo.

La Bestia

Una de las bestias del Apocalipsis. Sobre ella se sienta la Ramera. Esta bestia ha sido y ya no es más, sin embargo, habrá de volver.

Los reyes de la tierra

Fornican con la Ramera, se someten a ella.

Los habitantes de la tierra

Se embriagan con las obras prostitución de la Ramera.

Diez reyes

De manera voluntaria, se someterán a la Bestia. Sin embargo, su poder será tan breve como una hora.

El Cordero

El Cordero y los suyos habrán de vencer finalmente las afrentas de los diez reyes que se han sometido a la Bestia voluntariamente.

Los llamados y elegidos y fieles

Los fieles al Cordero, que finalmente vencerán el dominio de la Bestia.

Pueblos, muchedumbres y naciones

Simbolizados por las aguas en que se sienta la Ramera, son todos aquellos sometidos por ella.

Interpretación de las Perícopas del Capítulo 17

(1) Entonces vino uno de los siete Ángeles que llevaban las siete copas y me habló: «Ven, que te voy a mostrar el juicio de la célebre Ramera, que se sienta sobre grandes aguas,

Jeremías había hablado de forma muy similar a esta visión, a los caldeos cuando anunció la caída de Babilonia, que representaría para Israel el regreso del exilio. (cfr Jer 50,38; 51,13). Por su parte, el profeta Nahúm había amenazado a Nínive por crímenes similares a los de la “célebre ramera” de este pasaje, y también la tachó de ser una ciudad “prostituta”, contraponiéndola a Israel, la esposa de Yahveh (cfr Na 3,4).

En esta misma tónica nos habla el autor del Apocalipsis. La única ciudad contemporánea a este libro, que puede recibir este título por su persecución a los fieles a Dios, y sus pecados, es Roma. Más adelante el mismo autor dará claves irrefutables sobre su referencia a la capital del Imperio Romano.

Vemos pues que la constante en estos relatos es la misma: la infidelidad de los pueblos a Dios desembocará en su caída.

(2) con ella fornicaron los reyes de la tierra, y los habitantes de la tierra se embriagaron con el vino de su prostitución.»

En este versículo, se habla de los reyes y habitantes de pueblos paganos, que se sometieron voluntariamente al culto imperial.

Isaías se refirió a Tiro exactamente en estos mismos términos (cfr Is 23,17). Jeremías por su parte describió a Babilonia con la metáfora de una copa de oro que embriagaba a toda la tierra, y de cuyo vino bebieron todas las naciones hasta enloquecer (cfr Jer 51,7).

Para entender el fuerte uso de los verbos en este pasaje, hay que recordar que en el A.T., debido a la Alianza entre Dios y su pueblo, equivalente a un matrimonio, la idolatría era considerada como el equivalente precisamente al adulterio o a la fornicación. Entendiendo esa metáfora se comprende el sentido del pasaje. A este respecto recomiendo revisar Ez 16,1-58.

(3) Me trasladó en espíritu al desierto. Y vi una mujer, sentada sobre una Bestia de color escarlata, cubierta de títulos blasfemos; la Bestia tenía siete cabezas y diez cuernos.

Parte de la visión es idéntica a 13,1. Juan es trasladado al desierto, que es empleado para simbolizar el lugar donde habitan los animales inmundos. En el Levítico Aarón habría de separar dos machos cabríos, y tras echar suertes, inmolaría uno para Yahveh en el altar y soltaría al segundo vivo en el desierto, morada de Azazel, un demonio que según los cananeos y los antiguos hebreos habitaba en el desierto, cuya aridez no era propicia para que Dios ejerciera su actividad fecundante (cfr Lv 16,6+).

(4) La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, resplandecía de oro, piedras preciosas y perlas; llevaba en su mano una copa de oro llena de abominaciones, y también las impurezas de su prostitución,

Vemos aquí una referencia a la gran opulencia de los emperadores romanos, y al culto imperial.

Nuevamente, se hace alusión a la copa como la que usó Jeremías para describir a Babilonia (cfr Jr 51,7).

(5) y en su frente un nombre escrito –un misterio–: «La Gran Babilonia, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra.»

Tras emplear los símbolos usados por los profetas, el autor del Apocalipsis revela el nombre de Babilonia, que utiliza como símbolo para referirse a Roma. El autor no da el nombre verdadero de la ciudad, sino que se vale de un símbolo, como es propio del estilo apocalíptico.

(6) Y vi que la mujer se embriagaba con la sangre de los santos y con la sangre de los mártires de Jesús. Y me asombré grandemente al verla;

Roma se embriagaba con la sangre de los santos, referencia a la terrible persecución a los cristianos que provocó muchas muertes. Los mártires morían mientras los romanos se deleitaban (embriagaban) contemplando el sangriento espectáculo del circo. Ezequiel se había quejado de Jerusalén de forma similar en el pasado (cfr Ez 16,36-38; 23,37-45).

(7) pero el Ángel me dijo: «¿Por qué te asombras? Voy a explicarte el misterio de la mujer y de la Bestia que la lleva, la que tiene siete cabezas y diez cuernos.»

En la siguiente perícopa se encontrarán pistas dadas por Juan para revelar los símbolos que ha venido empleando.

Simbolismo de la Bestia y de la Ramera

(8) «La Bestia que has visto, era y ya no es; y va a subir del Abismo, pero camina hacia su destrucción. Los habitantes de la tierra, cuyo nombre no fue inscrito desde la creación del mundo en el libro de la vida, se maravillarán al ver que la Bestia era y ya no es, pero que reaparecerá.

La Bestia es muy seguramente Nerón (ver mi artículo “La Segunda Bestia del Apocalipsis – 666”). Este versículo dice que la bestia “fue”, “ya no es” y “subirá del Abismo”. Según una leyenda de ese tiempo, en el año 68, cuando Nerón se suicidó, muchos pensaban que realmente no había muerto, sino que había huido al país de los Partos. Esperaban que pronto volvería, esta vez encabezando un ejército para cobrar venganza de sus enemigos y recuperar el poder en Roma. Esta leyenda fue llamada “Nerón redivivo” o “Nerón vuelto a la vida”. Sucedió entonces que aparecieron varios falsos nerones, por lo que esta leyenda corrió entre judíos y cristianos. Pero al pasar el tiempo y ver que Nerón realmente no regresaba, se llegó a pensar incluso en que Satanás se aparecería en forma de Nerón, o que incluso Satanás resucitaría a Nerón vivo.

Este versículo encuentra paralelo en 13,3-4. La repetición de la descripción de la bestia en dos pasajes hace pensar en dos redacciones distintas que después fueron juntadas en la redacción final del Apocalipsis.

(9) Aquí es donde se requiere inteligencia, tener sabiduría. Las siete cabezas son siete colinas sobre las que se asienta la mujer. Son también siete reyes:

El autor da pistas para comprender a quién se refiere al emplear los símbolos apocalípticos (cfr. 13,18). Habla de siete colinas, lo que hace pensar en Roma, precisamente "La Ciudad de las Siete Colinas".

(10) cinco han caído, uno es, y el otro no ha llegado aún. y cuando llegue, habrá de durar poco tiempo. (11) Y la Bestia, que era y ya no es, hace el octavo, pero es uno de los siete; y camina hacia su destrucción.

Se habla en estos dos versículos de la Bestia de 13,18, aquella cuyo número es el 666, es decir, Nerón (ver comentario sobre versículo 8).

(12) Los diez cuernos que has visto son diez reyes que no han recibido aún el reino; pero recibirán con la Bestia la potestad real, sólo por una hora.

Este versículo recuerda la cuarta bestia del sueño de Daniel. Cuando el sueño es interpretado a Daniel, se le explica que los diez cuernos en la cabeza de esta bestia son diez reyes como en este caso (cfr. Dn 7,24). En el caso del Apocalipsis, estos reyes tendrán un gobierno muy breve, según este versículo.

(13) Están todos de acuerdo en entregar a la Bestia el poder y la potestad que ellos tienen.

De forma voluntaria estos reyes se someterían al Culto Imperial.

(14) Éstos harán la guerra al Cordero, pero el Cordero, como es Señor de Señores y Rey de Reyes, los vencerá en unión con los suyos, los llamados y elegidos y fieles.»

Con el título de Rey de Reyes y Señor de Señores nombra Pablo a Dios cuando escribe por primera vez a Timoteo (cfr. 1 Tim 6,15).

Los reyes mencionados con sus imperios, perseguirán al pueblo de Dios. Pero Dios junto con su pueblo elegido, linaje escogido, sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido (cfr. 1 Pe 2,9) habrán finalmente de vencer a los reyes paganos que se han sometido al Imperio Romano, y al Imperio Romano mismo.

(15) Me dijo además:«Las aguas que has visto, donde está sentada la Ramera, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas.

El autor se refiere a todos los pueblos que han sido sometidos bajo el yugo del Imperio Romano.

(16) Y los diez cuernos que has visto y la Bestia, van a aborrecer a la Ramera; la dejarán sola y desnuda, comerán sus carnes y la consumirán por el fuego;

Se habla aquí de los conflictos internos en el gobierno de Roma, y en las guerras que harán menguar su poderío.

(17) poque Dios les ha inspirado la resolución de ejecutar su propio plan, y de ponerse de acuerdo en entregar la soberanía que tienen a la Bestia hasta que se cumplan las palabras de Dios.

Dios permite que todo esto suceda, sin embargo, el poder del Imperio Romano no prevalecerá. La palabra de Dios habrá de cumplirse y predominará sobre la persecución del Imperio.

(18) Y la mujer que has visto es la Gran Ciudad, la que tiene la soberanía sobre los reyes de la tierra.

Alusión clara y concreta a Roma, la capital del Imperio más poderoso del tiempo en que fue escrito el Apocalipsis, y que por su gran expansión ejercía soberanía sobre una gran cantidad de pueblos.

Actualización

La fe de los cristianos se ve sometida a duras pruebas planteadas por las situaciones mismas de la vida cotidiana: la promoción de antivalores, de la promiscuidad, del materialismo, seducen a muchos. Sin embargo, Cristo el Cordero, junto con los que son fieles a él, habrán de vencer finalmente todas estas insidias.

Conclusión

Comprendiendo el significado del matrimonio de Dios con su pueblo, se puede entender en contraparte la prostitución del Imperio Romano que hizo que muchos pueblos le rindieran culto, y que persiguió al cristianismo precisamente por rechazar estas prácticas, permaneciendo fieles a su alianza matrimonial con Cristo Jesús. Es por esta fidelidad, que al final, pese a la persecución y muerte de muchos cristianos, finalmente el Imperio Romano perdió su poder como "dios imperial", llegando incluso con el paso del tiempo, a proclamar al cristianismo como religión oficial del Imperio, bajo el reinado de Constantino.

El Apocalipsis de Juan fue escrito en el contexto de la persecución cristiana por el Imperio Romano. Es en ese contexto donde encuentra el verdadero significado de sus símbolos. Pero no hay que olvidar que el Apocalipsis, siendo no sólo una obra literaria, sino la palabra de Dios, tiene también un sentido y enseñanza de índole escatológica. Es por ello que lo que debemos aplicar de este libro en nuestros tiempos, que tantas veces ponen a prueba nuestra cordura cristiana, es la enseñanza de fe y esperanza desarrolladas en el texto, más que el pretender emplear los símbolos empleados en el texto como referencias a eventos cataclismicos que hemos de padecer.

El Apocalipsis, incluyendo por supuesto el capítulo analizado en este artículo, no es una obra de carácter destructivo. Antes bien, es un texto que ante todo, alienta a la esperanza segura de que la verdad de Dios prevalecerá sobre todos los males de la tierra.



Referencias bibliográficas

EDICION ESPAÑOLA DE LA BIBLIA DE JERUSALEN. Desclee de Brouwer, Bilbao, 1998.
THE NEW AMERICAN BIBLE. Catholic Bible Press, Nashville, 1987.
Carrillo, S., EL APOCALIPSIS. Instituto de Pastoral Bíblica, México, 1998.
Pérez, M., LA SEGUNDA BESTIA DEL APOCALIPSIS - 666

La gran apostasía de la Iglesia

La gran apostasía de la Iglesia
Estos grupos acusan en mayor o menor medida a la Iglesia Católica de corrupción para justificar su existencia ante el mundo y su propia conciencia, presentando una excusa para su propia fundación.


Por: José Miguel Arráiz | Fuente: ApologeticaCatolica.org




Considero este un tema importante a tratar porque todas las denominaciones protestantes que se han separado y se mantienen apartadas de la Iglesia Católica justifican su existencia así. Es este para mi, pues, el "meollo del asunto", "el quid de la cuestión", o como decía el célebre G. K. Chesterton, "la cosa"[1]. Y es que si bien hay notables diferencias entre estas denominaciones, todas sin excepción han abrazado la hipótesis de que la Iglesia se fue corrompiendo paulatinamente cuando tradiciones humanas y falsas enseñanzas fueron infiltrándose en la Iglesia cristiana al punto de desplazar las verdades de fe contenidas en la Escritura.

Es en esta situación donde Dios "decide" renovar la Iglesia refundándola en un nueva "Iglesia", "grupo" u "organización" que si es capaz de mantenerse fiel a la verdad, y cada uno está convencido de pertenecer a ese grupo. Algunos de los nombres que toman para sí mismos son más sujerentes que otros: "La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días"[2], "La verdadera Iglesia de Jesucristo"[3]; otros no lo son tanto: luteranos, metodistas, presbiterianos, pentecostales, adventistas, testigos de Jehová, etc. etc; pero lo cierto es que todos sin excepción creen ser una reforma y renovación del cristianismo auténtico, y la nueva y verdadera Iglesia de Jesucristo.

Ellos no piensan ser cismáticos o apóstatas porque su fundador ha salido de la Iglesia Católica o de algún otro grupo salido de ella, sino "reformadores". Si salieron de la Iglesia es porque creen que se "corrompió", y si salieron de otra denominación cristiana es porque creen que esta también se "corrompió"[4]. En este contexto donde se hace necesario una y otra vez "refundar" la Iglesia, se produce un circulo vicioso donde el cisma aparece de manera continua, y degenera en las múltiples divisiones que observamos en las denominaciones protestantes hoy.

Pero si la Iglesia Católica no se corrompió, al ser la única fundada realmente por Jesucristo, con una legítima sucesión que se remonta directamente a los apóstoles, no hay una excusa válida para apartarse de ella. Un luterano, por ejemplo, no podría afirmar que su Iglesia la fundó Jesucristo, porque el mismo nombre de su denominación le recuerda que la fundó un hombre, Martín Lutero, en pleno siglo XVI. Lo mismo aplica para cualquier otra, aunque el nombre no derive del nombre de su fundador. Si estudiamos la historia de los presbiterianos, reformados y calvinistas, encontramos su origen en Juan Calvino (Siglo XVI); si investigamos a los metodistas encontramos como fundador a John Wesley (siglo XVIII); a los adventistas los fundó William Miller y Ellen White (siglo XIX); detrás de los mormones está José Smith (Siglo XIX); a los testigos de Jehová, Charles Russell (siglo XIX); etc. etc[5].

Es esta la razón por la que estos grupos acusan en mayor o menor medida a la Iglesia Católica de corrupción (algunos más otros menos), para justificar su existencia ante el mundo y su propia conciencia, presentando una excusa para su propia separación. Es también la razón por la que en esta Web se analizan las objeciones más importantes o más comunes que cada uno de estos grupos hacen, y los lectores puedan reflexionar a la luz de esta evidencia, si esos reclamos son fundados o no lo son.

El comienzo de la "apostasía"

Otro elemento que llama la atención, es que aunque curiosamente todas estas denominaciones están de acuerdo en que ocurrió una apostasía, no se ponen de acuerdo exactamente en que momento comenzó. La gran mayoría son partidarios de ubicarla cuando el emperador romano Constantino el Grande concedió libertad de culto a los cristianos en el Edicto de Milán[6] (año 313 d.C). Otros más osados señalan una fecha mucho más temprana, llegando incluso a ubicar su comienzo con la muerte del último apóstol.

También hay diferencias en lo que ellos consideran "apostasía". Para los adventistas por ejemplo, la apostasía comienza cuando la Iglesia deja de guardar el sábado como día del Señor y lo sustituye por el domingo. Para los testigos de Jehová comienza al abrazar doctrinas como la divinidad de Cristo y la Trinidad. Para los protestantes más tradicionales el argumento suele ser que la Iglesia olvidó que la salvación es "Solo por Fe" y se volvió pelagiana. Y así para cada denominación hay "algo" que la distingue sustancialmente de las otras y es la razón por la cual ellos -y no los otros- son la Iglesia "verdadera". Encuentran también una excusa en las típicas menciones a la inquisición, las cruzadas y la vida corrupta de algunos miembros del clero católico.

Pero aunque esta hipótesis pueda ser fácilmente digerida por personas embebidas de prejuicios y sentimientos anticatólicos, lo importante acá es estudiar si dicha hipótesis se adecúa a la realidad.

¿Qué dice la Biblia?

Las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia que es columna y fundamento de la verdad.

Mucho de lo que sabemos de Jesús lo sabemos por medio del testimonio de la Escritura y es precisamente por ella que vemos a Jesús profetizando una y otra vez acontecimientos que iban a ocurrir, sin embargo, no se puede encontrar ningún texto en la Escritura que analizado seriamente permita inferir ni que Jesús ni los apóstoles pensaron que la Iglesia se corrompería al punto de deslizarse a una gran apostasía que duraría milenios. Ocurre más bien lo contrario, toda la evidencia bíblica apunta en sentido contrario tal como veremos a continuación.

"Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella"[7]
En el pasaje anterior Jesús promete que las fuerzas del infierno no prevalecerían contra su Iglesia. Un protestante puede estar de acuerdo con esto, pensando que finalmente las puertas del Hades no prevalecieron porque el fundador de su "iglesia" la ha reformado y renovado, pero no tiene mucho sentido interpretar estas palabras de esa manera, pues significaría que el mal prevaleció en la Iglesia por más de 16 siglos (en el caso de las sectas más recientes como testigos de Jehová, adventistas y mormones durante más de 18 o 19 siglos). ¿Cómo podría ocurrir esto a la Iglesia que la misma Biblia llama "columna y fundamento de la verdad"?

"pero si tardo, para que sepas cómo hay que portarse en la casa de Dios, que es la Iglesia de Dios vivo, columna y fundamento de la verdad"[8]
No resulta convincente pensar que Cristo, que prometió estar con su Iglesia "todos los días hasta el fin del mundo"[9], permitió que la apostasía prevaleciera durante todos esos siglos en perjuicio de todas las personas que vivieron durante esa época. Pero esto implica creer que Jesús y sus apóstoles eran una especie de incompetentes que fundaron una Iglesia que se apresuró a corromperse al momento de su partida. En la Escritura sin embargo encontramos algo distinto. Es Jesús mismo quien ora para que la fe de Pedro, a quien entrega las llaves del Reino de los cielos, no desfallezca:

"¡Simón, Simón! Mira que Satanás ha solicitado el poder cribaros como trigo; pero yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos."[10]
Es a la Iglesia a quien Jesús promete que les enviaría el Espíritu Santo para guiarlos a la verdad completa:

"Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de venir"[11]
¿Qué clase de guía hubiese sido una que solo duraría hasta que el último apóstol muriese? ¿Es sensato creer que el Espíritu Santo no pudo lograr su cometido por más de 1600 años hasta la venida de un Martín Lutero o un Juan Calvino, por no mencionar líderes de sectas más recientes como Charles Rusell, Ellen White o José Smith?. Si esto fuese así, en vano Jesús mandó a la Iglesia a bautizar a todas las naciones y a enseñarles a guardar todo lo que Él les enseñó, pues hubiese sabido que les terminarían enseñando una falsa doctrina.



"Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo."[12]
Es la Iglesia Católica y no otra la que ha llevado el evangelio a todo el mundo. Ninguna denominación protestante puede atribuirse el mismo logro; ya que no puede demostrar su existencia los primeros 16 siglos de la historia cristiana.

Es precisamente al estudiar la Biblia que encontramos el firme propósito de los apóstoles de que la enseñanza de la Iglesia se mantuviera incorrupta de generación en generación, y para ello la orden era adoctrinar hombres fieles capaces de instruir a otros:

"Tú, pues, hijo mío, mantente fuerte en la gracia de Cristo Jesús; y cuanto me has oído en presencia de muchos testigos confíalo a hombres fieles, que sean capaces, a su vez, de instruir a otros."[13]
Los malos cristianos dentro de la Iglesia - El trigo y la cizaña

Muchos de los protestantes que sostienen la hipótesis de la gran apostasía suelen citar en su favor la parábola del trigo y la cizaña, pues allí se anuncia que dentro de la Iglesia habría falsos cristianos:

"Otra parábola les propuso, diciendo: El Reino de los Cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo. Pero, mientras su gente dormía, vino su enemigo, sembró encima cizaña entre el trigo, y se fue. Cuando brotó la hierba y produjo fruto, apareció entonces también la cizaña. Los siervos del amo se acercaron a decirle: "Señor, ¿no sembraste semilla buena en tu campo? ¿Cómo es que tiene cizaña?" El les contestó: "Algún enemigo ha hecho esto." Dícenle los siervos: "¿Quieres, pues, que vayamos a recogerla?" Díceles: "No, no sea que, al recoger la cizaña, arranquéis a la vez el trigo. Dejad que ambos crezcan juntos hasta la siega. Y al tiempo de la siega, diré a los segadores: Recoged primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo recogedlo en mi granero.""[14]
La existencia de falsos cristianos dentro de la Iglesia no implica que apostataría y su doctrina se corrompería. Es precisamente este uno de los textos que permite mostrarle a los protestantes su error, sobre todo si se lee la explicación de la parábola de parte del propio Jesús:

"Entonces despidió a la multitud y se fue a casa. Y se le acercaron sus discípulos diciendo: Explícanos la parábola de la cizaña del campo. El respondió: El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del Reino; la cizaña son los hijos del Maligno; el enemigo que la sembró es el Diablo; la siega es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles. De la misma manera, pues, que se recoge la cizaña y se la quema en el fuego, así será al fin del mundo. El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, que recogerán de su Reino todos los escándalos y a los obradores de iniquidad, y los arrojarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Entonces los justos brillarán como el sol en el Reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga"[15]
Obsérvese en primer lugar, que Jesús establece como un hecho que el trigo y la cizaña siempre estarán mezclados en la Iglesia. Siempre habrá mejores y peores cristianos.

Obsérvese en segundo lugar, que esto no es excusa para salir la Iglesia y pretender fundar una nueva, pues cuando dice uno de los ciervos que van a recoger la cizaña, el dueño de la siembra contesta que la dejen crecer juntas no sea que al arrancar la cizaña arranquen también el trigo. Alguien que puede ser hoy "cizaña" el día de mañana puede convertirse y llegar a ser "trigo". Ya será en el juicio cuando Jesús separará uno de los otros. Las mismas comunidades protestantes que se dividen pensando fundar una Iglesia sin pecadores terminan descubriendo que dentro de ellos también hay pecadores, porque todos lo somos.

Lo que distingue a los falsos cristianos

Pero si estudiamos todavía más a fondo la Escritura encontraremos que esta identifica precisamente a estos falsos cristianos con aquellos que con una actitud cismática abandonaron la Iglesia para fundar la propia:"Hijos míos, es la última hora. Habéis oído que iba a venir un Anticristo; pues bien, muchos anticristos han aparecido, por lo cual nos damos cuenta que es ya la última hora. Salieron de entre nosotros; pero no eran de los nuestros. Si hubiesen sido de los nuestros, habrían permanecido con nosotros. Pero sucedió así para poner de manifiesto que no todos son de los nuestros."[16]El apóstol llega al extremo de llamar a los que abandonaron la Iglesia "anticristos". No deja de resultar curioso que sectas como los testigos de Jehová, adventistas y mormones aplican esos textos a quienes abandonan sus filas, olvidando precisamente que sus respectivas denominaciones fueron fundadas por hombres que a su vez abandonaron sus antiguas denominaciones, cumpliéndose así el proverbio coloquial de "cachicamo diciéndole a morrocoy conchudo". Ellos fueron cismáticos al abandonar la Iglesia fundada por Cristo, y luego tienen el descaro de acusar de cismáticos a quienes les abandonan.

Hace algún tiempo un pastor protestante me decía que las divisiones de la Iglesia eran beneficiosas porque permitían que hubiese pluralidad y libertad de opiniones, pero la Escritura en cambio sostiene que son precisamente quienes dividen la Iglesia quienes carecen del Espíritu Santo:

"En cambio vosotros, queridos, acordaos de las predicciones de los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo. Ellos os decían: Al fin de los tiempos aparecerán hombres sarcásticos que vivirán según sus propias pasiones impías. Estos son los que crean divisiones, viven una vida sólo natural sin tener el espíritu."[17]
Las divisiones son llamadas por el apóstol una "obra de la carne" al mismo nivel que las orgías, idolatrías, fornicaciones, etc.

"Ahora bien, las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, odios, discordia, celos, iras, rencillas, divisiones, disensiones, envidias, embriagueces, orgías y cosas semejantes, sobre las cuales os prevengo, como ya os previne, que quienes hacen tales cosas no heredarán el Reino de Dios."[18]
La orden dada a los cristianos era por el contrario mantener la unidad doctrinal: Un solo Señor, un solo bautismo y una sola fe:

"Os ruego, hermanos, que os guardéis de los que suscitan divisiones y escándalos contra la doctrina que habéis aprendido; apartaos de ellos"[19]

"Os conjuro, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a que tengáis todos un mismo hablar, y no haya entre vosotros divisiones; antes bien, estéis unidos en una misma mentalidad y un mismo juicio"[20]
Si el árbol se reconoce por su fruto, no puede ser el sistema protestante, dividido hasta el extremo, el legítimo representante de la Iglesia de Cristo. En ellos lamentablemente se cumple lo que ya había sido profetizado en 2 Timoteo 4,3-4:

"Porque vendrá un tiempo en que los hombres no soportarán la doctrina sana, sino que, arrastrados por su propias pasiones, se harán con un montón de maestros por el prurito de oír novedades; apartarán sus oídos de la verdad y se volverán a las fábulas."
Más adelante profundizaremos con más detalle sobre las diferencias doctrinales que existen entre las distintas denominaciones protestantes, pero es un hecho que la verdad es una sola. Si entre ellas no se enseña la misma doctrina, por simple lógica se deduce que no todas pueden estar en la verdad, por lo que la gran mayoría estarán enseñando errores mezclados con medias verdades, y acusándo a las otras de estar en el error. No se puede dejar de apreciar la coincidencia asombrosa de esta profecía con el sistema protestante (aunque no exclusivamente con él) en donde distintos maestros agrupan tras de sí personas enseñandoles doctrinas conforme su propio entendimiento personal de la Biblia.

Se da tortas con la historia

La hipótesis de la gran apostasía se da de tortas también con la historia. Quienes se animan a investigar la doctrina que profesaban los primeros cristianos se encuentran con que la misma doctrina que profesaban los primeros cristianos es esencialmente la misma que profesamos los católicos hoy. Quienes sostienen que la corrupción vino a raíz del emperador Constantino descubren que no hay cambios sustanciales entre lo que creían los cristianos antes y después de su reinado, y para demostrar esto, cada uno de los temas tratados en esta Web serán abordados desde el punto de vista bíblico y patrístico. Encontrará acá decenas de testimonios cristianos primitivos anteriores a Constantino que lo demostrarán. Este descubrimiento lo han hecho y siguen haciendo muchos protestantes que han buscado incansablemente la verdad y han terminado por abrazar la comunión plena con la Iglesia Católica. Son tantos testimonios que es imposible mencionarlos todos, pero quiero aprovechar de recomendar dos testimonios notables: el de John Henry Newman[21], y el de Gilbert Keith Chesterton[22].

La razón de que otras sectas hayan preferido ubicar el comienzo de la apostasía en fechas tan tempranas como la muerte del último apóstol, radica en que no han podido encontrar en un período de más de 1600 años un grupo de cristianos con cuyas doctrinas ellos puedan identificarse. Si fuera así ellos podrían alegar que había verdaderos cristianos en tal o cual época y fueron tales, pero no pueden identificarse ni siquiera con los grupos heréticos del primer milenio porque tampoco creen lo mismo que ellos. No les queda por tanto otra alternativa que colocarles el saco de herejes y apóstatas a todos, cual si antes de ellos no hubo cristianos verdaderos. He aquí no solo el pecado de la soberbia, al menospreciar sus antepasados en la fe, sino una deficiente noción del concepto de Iglesia.

Así, si uno de estas personas se llega a encontrar con algunos textos patrísticos primitivos y se llega a dar cuenta de que estos cristianos, creían doctrinas católicas que ellos hoy rechazan, estarán condicionados para pensar que ya para entonces eran apóstatas o herejes. Estarán predispuestos a considerar más confiable la interpretación de las Escrituras del fundador de su denominación, nacido miles de años después de Cristo, y que sin haberle conocido ni a Él ni a sus apóstoles se puso a interpretar a su modo la Biblia.

Otros prefieren pensar que si hubo cristianos "verdaderos" que pensaban como ellos, pero que por ser perseguidos por la Iglesia oficial no dejaron noticia y permanecieron ocultos. Pero esta hipótesis también tiene un problema de fondo, porque equivale a confesar que hasta los que ellos mismos consideran herejes, de los que tenemos abundantes noticias a lo largo de la historia, eran más valientes para defender su fe y sus principios que estos cristianos anónimos e invisibles. Jesús comparó a los verdaderos cristianos con "la luz del mundo" y decía de ellos "No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte"[23]. En el evangelio encontramos numerosos ejemplos de la valentía de los apóstoles que nunca pararon de predicar a pesar de ser perseguidos y apresados[24]. No es lógico entender asumir que hubo unos verdaderos cristianos ocultos al mundo y de los cuales no quedaron noticias. El hecho puro y duro es que no podemos encontrar en 1600 años de historia alguien interpretando la Biblia de la misma manera como lo hacía Lutero, Calvino, Zwinglio, o como lo hace hoy un bautista o un pentecostal.

Como católico reconozco que entre esas denominaciones protestantes separadas abundan cristianos que sinceramente creen estar en la verdad, excelentes personas que buscan adorar y servir a Dios de corazón, pero son víctimas de un sistema que les ha engañado y les utiliza para captar más prosélitos que propagan los mismos errores como un círculo vicioso. Como decía el arzobispo Fulton Shenn, la gran mayoría no odia la Iglesia Católica, sino lo que erróneamente piensan que es la Iglesia Católica. También reconocemos que en el protestantismo aún dividido en numerosas comunidades eclesiales y sectas hay cosas muy buenas, pero todo aquello bueno y santo que se pueda encontrar en ellos ha pertenecido y pertenece al patrimonio de la Iglesia Católica, comenzando por la misma Biblia.


________________________________________________
NOTAS

[1] Gilbert Keith Chesterton, La cosa y otros artículos de fe.

[2] Comúnmente conocidos como mormones. El nombre de su Iglesia refleja su convicción de que nuestro Señor luego de la temprana corrupción de la Iglesia fundó una nueva solo para "los últimos días".

[3] Iglesia de corte pentecostal conocida en inglés como True Jesus Church, o TJC.

[4] No pretendo acá juzgar el fuero interno de cada una de las personas que se unen a estos grupos, y ni siquiera el de sus fundadores cismáticos. Concedo como perfectamente posible (y es lo más probable en muchos casos) que ellos esten sinceramente convencidos que la Iglesia se ha vuelto corrupta y apostata y que es su deber moral sacar personas de ella. Lo que se juzga acá es la validez de esta hipótesis y si se ajusta o no a la verdad.

[5] Me refiero acá a las denominaciones protestantes surgidas en la Reforma Protestante, no a las iglesias ortodoxas, que aunque en cisma y en comunión imperfecta con la Iglesia conservan la sucesión apostólica y sacramentos válidos.

[6] Hay que reconocer que incluso dentro del protestantismo hay voces que cuestionan esta hipótesis. En el año 2004, el pastor Rick Wade, graduado con honores en 1990 en la Trinity Evangelical Divinity School con un M.A. en Pensamiento Cristiano (teología/filosofía), escribió un artículo donde afirmaba:

"Ocasionalmente, uno encuentra referencias a la idea de la "caída" de la iglesia luego de la conversión del emperador Constantino en el siglo IV. Algunos creen que bajo Constantino la iglesia comenzó su deslizamiento hacia una religión de estado, habiendo sido corrompida por el poder y el dinero. Los intereses de la iglesia y el estado se superpusieron, resultando en la corrupción de la iglesia. Esto arrojó una sombra sobre toda la historia de la iglesia hasta la Reforma. La tradición se considera un elemento de la iglesia corrompida e institucionalizada.

Si bien es cierto que la nueva libertad que experimentó la iglesia bajo Constantino sí tuvo su lado negativo, no se deduce de esto que la iglesia "cayó", como dicen algunos. A lo largo de la historia la iglesia ha cometido errores en sus tratos con la sociedad secular y en saber cómo manejar adecuadamente la libertad y el poder que ha experimentado. Algunos se quejan hoy de que los cristianos se vinculan demasiado estrechamente con partidos políticos, orillando la transigencia al hacerlo. Esto no difiere en nada de lo que ocurría en el tiempo de Constantino. Que la iglesia adquirió un nuevo color cuando se estableció bajo Constantino, nadie lo cuestiona. Pero la idea de que la iglesia se volvió corrupta rápidamente, y que los concilios convocados bajo su reino eran simples peones del emperador es simplista. La iglesia siguió siendo fiel a la tarea de clarificar y transmitir la tradición apostólica. "La fe profesada y practicada en las iglesias primitivas no fue determinada por maquinaciones políticas de emperadores y jerarquías episcopales", dice Williams. "La formulación y construcción esencial de la identidad cristiana fue algo que el siglo cuarto recibió y continuó ampliando mediante la exégesis bíblica y la vida litúrgica, según se refleja en la tradición de los credos"" Rick Wade, Las escrituras y la tradición en la iglesia primitiva, Probe Ministries (Ministerios Probe) 2004.

[7] Mateo 16,18

[8] 1 Timoteo 3,15

[9] Mateo 28,20

[10] Lucas 22,31-32

[11] Juan 16,13

[12] Mateo 28,19-20

[13] 2 Timoteo 2,1-2

[14] Mateo 13,24-30

[15] Mateo 13,26-43

[16] 1 Juan 2,18-19

[17] Judas 1,17-19

[18] Gálatas 5,19-21

[19] Romanos 16,17

[20] 1 Corintios 1,10

[21] Fue un presbítero anglicano que luego de su conversión llegó a ser cardenal de la Iglesia Católica. Todavía como anglicano comienza a escribir un Ensayo sobre el Desarrollo de la Doctrina Cristiana, en el cual descubre que la Iglesia Católica es la Iglesia verdadera, y termina por convertirse. Su célebre obra: Apología Pro Vita Sua, Historia de mis ideas religiosas, donde narra el mismo su camino de conversión, ha ayudado a miles de persona a seguir el mismo camino.

[22] Célebre escritor que pasó del agnosticismo al anglicanismo y del anglicanismo al catolicismo. Sus obras han movido a incontables agnósticos, ateos y protestantes a la conversión. Recomiendo principalmente dos de ellas: El hombre eterno, y la Cosa y otros artículos de fe.

[23] Mateo 5,14

[24] Hechos 5,29