Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010

ES LA LUZ QUE DISIPA A LA OSCURIDAD

Imagen
Ahora toda la creación está invitada a alegrarse y rego­cijarse, porque la resurrección de Cristo ha abierto los ce­rrojos del infierno, los nuevos bautizados han renovado la tierra y el Espíritu Santo abre el cielo. El infierno, boqui­abierto de admiración, deja salir a los muertos, de la tierra renovada germinan los resucitados, el cielo abierto acoge a los que suben hasta él. El ladrón ha escalado el paraíso, los cuerpos de los santos tienen acceso a la ciudad santa, los muertos regresan junto a los vivos. Como en un despliegue de la resurrección de Cristo, todos los elementos son trans­portados hacia lo alto. El infierno deja escalar las cumbres a los que hasta ahora tenía retenidos, la tierra envía al cielo a los que había sepultado, el cielo presenta al Señor a todos los que recibe. Con un solo movimiento la pasión del Señor nos saca de los bajos fondos, nos eleva de la tierra y nos co­loca en los cielos. La resurrección de Cristo es vida para los difuntos, perdón …