NO TE RINDAS

Apenas nos demos cuenta de que nuestro espiritu se distrae, es necesario
ponerse de nuevo ante la presencia de Dios, humillarnos ante la divina
Majestad, y no dejar nunca la oración porque no experimentemos gusto al
orar. Por el contrario, hemos de pensar que, cuanta más pesadez sintamos,
más meritoria será nuestra oración a los ojos de Dios, si perseveramos en
ella siempre con la intención de agradarle. Refiérese en la historia que, en
cierta ocasión, un santo decia a otro santo: "¿A qué será debido que,
mientras oramos, nuestro espiritu se llena de mil pensamientos ajenos, los
cuales quizá no nos acudirian, si no estuviésemos ocupados en la oración?"
El otro le contestó: "Ello no es extraño, amigo mio: ante todo, el demonio
prevé las abundantes gracias que por la oración podemos alcanzar, y, por
consiguiente, desespera de ganar a una persona que ore debidamente; además,
cuanto mayor es el fervor con que oramos más excitamos su furor" (SANTO CURA
DE ARS).

¿Cómo deseas ser oido por el Señor, cuando tú mismo no te oyes?.

Que tengas una buena semana

Saludos
Hno. Fernando  Fortunato
Monasterio Benedictino Santa María de los Toldos.
C.C.8 - B6015WAA Los Toldos
Buenos Aires - Argentina
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

20 citas bíblicas imprescindibles para todo católico.

Orar por los difuntos, es biblico ?

LA MISA ESTA EN LA BIBLIA ¡¡ ENTERATE AQUI .