EL CONSUMISMISMO ATENTA CONTRA LA NAVIDAD ?

Cada año vemos cómo se adelantan las Navidades (y no me refiero a la fecha en sí) sino a todo lo que se mueve en
torno a ella en los países desarrollados.
Los “artículos navideños” invanden las tiendas cada vez antes. Ya desde finales de septiembre y seguramente
motivados aún más por la crisis económica, los establecimientos empiezan a ofrecer decoraciones navideñas, dulces
típicos en los supermercados, ropa y calzado para la fiestas o anuncian ya el “regalo ideal” para estas fechas: el
último modelo de televisión, el teléfono móvil más sofisticado o la consola de videojuegos para que nuestros hijos
nunca se aburran y estén siempre a la altura de los demás...es la Navidad del consumo y el despilfarro.
“El consumo te consume”, leí hace poco en una pintada callejera, quizás reflejando el descontento hacia esta
sociedad tan artificial que hemos construido y que le estamos dejando a las futuras generaciones. Puede que haya
también motivaciones políticas detrás de dicho eslogan, puede, pero no deja de ser una idea o reflexión real. El
consumo por el consumo nos esclaviza y al final nos consume.
¿Cuántas cosas de las que compramos las necesitamos verdaderamente? ¿Cuánto de lo que ya tenemos no
utilizamos “porque no se lleva”? Cuando compramos algo ¿Lo hacemos pesando en una necesidad real o en
aparentar un bienestar falso delante de los demás? ¿Lo compramos porque de verdad nos hace falta o para presumir
delante del vecino o del compañero de trabajo?
Hay padres que no se conforman con hacer un regalo de Reyes, el niño o la niña “no puede”, bajo ningún concepto
quedarse sin esto o aquello....podría traumatizarse al ser el único en su clase de no tener varios regalos.
Luego viene la “cuesta de Enero” porque aunque haya crisis y desempleo si hay que pedir prestado al banco o
echar mano de la tarjeta de crédito se hace ¡Total, la Navidad es una vez al año! Así piensan muchos....
Pero ¿Qué es la Navidad para el cristiano? Es o debe ser mucho más que la cena de Noche Buena, que los
turrones o los villancicos, que los regalos, que el despilfarro..
El Adviento nos prepara espiritualmente para estas fechas que son un momento importante para reflexionar sobre el
año que casi termina. ¿Qué hemos aprendido este año? Las cruces que me han tocado vivir ¿Las he aprovechado?
¿He mejorado como persona, como cristiano? ¿Pienso en los que me rodean y que no tienen un empleo o se han
quedado sin su casa producto de la crisis? ¿Me acuerdo en estas fechas del que está enfermo, solo o lejos de su
familia?Ahora que termina el año y que comienza uno nuevo ¿Qué voy a hacer con mi vida? ¿Hay algo de mi
carácter que tenga que mejorar, acaso algunos defectos que pulir? En mi vida espiritual ¿Hay algo que pueda
mejorar?...
Más allá de las lucecitas de colores, del arbolito y de los obligados compromisos navideños con familiares o amigos,
hagámos un hueco para VIVIR LA NAVIDAD EN CRISTIANO
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

20 citas bíblicas imprescindibles para todo católico.

Orar por los difuntos, es biblico ?

LA MISA ESTA EN LA BIBLIA ¡¡ ENTERATE AQUI .