¿Quién como Dios? ¿Conoces el por qué de esta expresión?

EL propio nombre de San Miguel es una demostración de fidelidad y humildad. EL Arcángel Miguel ya era considerado por los Hebreos como el príncipe de los ángeles, protector del pueblo elegido, símbolo de la poderosa asistencia divina para con Israel. El Antiguo Testamento, al menos tres veces resalta la figura de Miguel: en el libro de Daniel (Dn 10, 13. 21; 12, 1), donde él es mostrado como defensor del pueblo hebreo y el jefe supremo del ejército celestial que coloca al lado de los débiles y perseguidos.

En el “tiempo final” aparecerá la verdad de la historia, cuando los justos sean levantados para la recompensa y los impíos, para el suplicio eterno: En aquel tiempo, se alzará Miguel, el gran Príncipe, que está de pie junto a los hijos de tu pueblo. Será un tiempo de tribulación, como no lo hubo jamás, desde que existe una nación hasta el tiempo presente. En aquel tiempo, será liberado tu pueblo: todo el que se encuentre inscrito en el Libro. (Dan 12, 1)

Su nombre en hebreo es Mi-ka-El, significa “Quién como Dios”. Fue este el grito de batalla con el cual venció a Lucifer con los ángeles rebeldes y reunió bajo la misma bandera a todos los Ángeles fieles. Su propio nombre es una demostración de humildad y fidelidad, un grito de amor, un programa de vida.

En el Nuevo Testamento, San Miguel Arcángel es presentado como adversario del demonio, vencedor de la última batalla contra Satanás y sus seguidores (Ap 12, 7-8). San Miguel Arcángel es citado en el versículo 9 de la carta de Judas, como protector de los justos, en lucha contra Satanás por el cuerpo de Moisés. En la Primera Carta a los Tesalonicenses (4,16) es identificado como el Arcángel anónimo que precederá el momento de la resurrección final.

Para los cristianos, el Arcángel San Miguel es considerado como el más poderoso defensor del pueblo de Dios y nuestro aliado en la lucha diaria contra las fuerzas del mal. EL Arcángel, invocado como protector aquí en la tierra, es también el guía de las almas de los muertos al Cielo.

A San Miguel se le atribuye también la misión de pesar las almas después de la muerte. Por eso, en algunas de su representaciones iconográficas, aparte de traer la espada, el Arcángel trae en la mano una balanza.

A él son dedicadas capillas y cementerios. El culto a San Miguel Arcángel es de origen oriental. El Emperador Constantino a partir del año 313 d.C le dedicó una particular devoción construyéndole un imponente Santuario en Constantinopla (hoy, Estambul, en Turquía). En el final del siglo V el culto se difundió rápidamente en toda Europa después de la aparición del Arcángel en el monte Gargano, sur de Italia. Otro lugar de veneración de San Miguel es en Normandía, Francia.

Aparte del Judaísmo y Cristianismo, también el Islamismo venera al gran Arcángel San Miguel.

Para cada uno de nosotros debe de ser un aliado en el combate a todo tipo de mal, de soberbia y ambición. Que su ejemplo nos vuelva cada vez más dóciles a la voluntad de Dios.

Prof. Felipe Aquino

Fuente Cancion Nueva
http://www.cancionnueva.com/index.php/%C2%BFquien-como-dios-%C2%BFc...

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

20 citas bíblicas imprescindibles para todo católico.

Orar por los difuntos, es biblico ?

LA MISA ESTA EN LA BIBLIA ¡¡ ENTERATE AQUI .