QUIEN ES EL ESPÍRITU SANTO ?

“El Espíritu Santo es el poder ejecutivo de la Deidad, el cual trabaja en todas las esferas, tanto físicas como morales”. El Espíritu Santo es la tercera persona de la trinidad divina, coeterno con el Padre y el Hijo. Por medio de la Espíritu Santo, el dedo de Dios (Lucas 11:20), Dios opera en la esfera espiritual, convirtiendo a los pecadores y santificando y sustentando a los creyentes.



La esencia divina del Espíritu Santo queda demostrada por medio de los hechos siguientes: Es eterno, omnipresente, y omnisciente (Hebreos 9:14; Salmo 139: 7-10; 1 Corintios 2: 10-11) Formó parte de la creación del universo y del hombre (Gen 1:2; Job 33:4;) y de la resurrección (Romanos 8:11). Se le pone a un mismo nivel de dignidad con el Padre y el Hijo. (2 Corintios 13:14; Mateo 28:19)

Muchos teólogos falsos dicen que el Espíritu Santo es solamente la fuerza activa de Dios. La personalidad del Espíritu Santo queda demostrada por el hecho de poseer personalidad propia: El se enoja, se contrista, tiene amor, se le puede mentir, blasfemar, afrentar, posee un nombre igual al Padre. (Efesios 4:30; Romanos 15:30; Hechos 5:3; Mateo 12:31, 32; Hebreos 10;29)

El Espíritu Santo es nuestro Consolador, en el sentido de que él intercede y ruega por nosotros, así como Cristo en el cielo, es nuestro abogado, que está sentado a la diestra de Dios intercediendo por los creyentes. (1 Juan 2:1; Juan 14:16). El Espíritu Santo nos enseña todas las cosas, nos guía a toda verdad y recuerda al creyente la palabra de Dios. (Juan 16: 13; 14:26)

El Espíritu de Dios redarguye, es decir, convence al mundo de pecado, de justicia y de juicio. De pecado, por cuanto el hombre reconoce que es un pecador y necesita arrepentirse, de justicia, porque reconoce y acepta el amor y la salvación de Jesucristo, y de juicio, porque siente la necesidad de escapar del juicio de Dios que viene sobre la tierra. (Juan 16:8-10)

El Espíritu Santo forma la iglesia (Mateo 16:18), bautizando a todos los creyentes en el cuerpo de Cristo (1 Corintios 12: 12-13), imparte dones espirituales a cada miembro del cuerpo para el servicio cristiano (1 Corintios 12: 7-11, 2730); guía a los miembros en el servicio que ellos ofrecen (Lucas 2:27; Hechos 10:20,21) y él mismo es el poder para efectuar dicho servicio (Hechos 1:8)

Símbolos del Espíritu Santo.

1. El aceite (Juan 3:34; Hebreos 1:9)

2. Agua (Juan 7: 38,39)

3. Viento (Hechos 2: 2)

4. Fuego (Hechos 2:3)

5. Una paloma (Mateo 3: 16)

6. Un sello (Efesios 1: 13,14)

7. Una prenda o arras (Efesios 1: 14 “Que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para la alabanza de su gloria”)

Cuando se obtiene un préstamo o se realiza un contrato, se da un artículo o una prenda en garantía, a esto se la llama arras o prenda. Entre Dios y los creyentes se ha hecho un contrato de fidelidad hacia Dios, y el Señor nos retribuye con la vida eterna y el reino de Dios; las arras de este contrato es el Espíritu Santo.

Frutos del Espíritu Santo

Cuando el creyente recibe el Espíritu Santo le imparte su personalidad, llamado también frutos del Espíritu. En Gálatas 4:22 habla de los frutos del Espíritu, los cuales son: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza. Este carácter cristiano no es producido por el esfuerzo del creyente, y siempre, se le debe pedir a Dios en oración los frutos del Espíritu, para que estén en nuestras vidas.

Amor. La descripción del amor es explicada muy claramente por Pablo en la Ira carta de los Corintios capítulo trece: El amor es sufrido, es benigno, el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece, no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor, no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad, todo lo sufre, no todo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El apóstol dijo que el amor cubrirá multitud de pecados, es decir, debemos perdonar las ofensas de los demás. Si una hermana tiene amor, espera que su marido se arrepienta y lo soporta.

Gozo. Deleite, alegría, regocijo. “Y los discípulos estaban llenos de gozo y del Espíritu Santo” (Hechos 13: 52) El cristiano que está lleno del Espíritu Santo, tiene gozo y paz en su corazón; la amargura, recelos, rencores, provienen de los deseos de la carne y debemos reprenderlo en el nombre de Jesús. Los deseos de la carne, tales como la ira, contienda, fornicación y otros, son conductas aprendidas o innatas del ser humano, heredadas del pecado de los primeros padres; lógicamente, en estos deseos opera el diablo.

Benignidad. Calidad de benigno, afable, amigable, agradable, suave en la conversación y en el trato. Inofensivo

Bondad. Inclinación a hacer el bien; siempre que tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, principalmente a la familia de la fe. Gálatas 6:10

Fe. La fe es un don de Dios y un fruto del Espíritu. La fe como un don o talento, es la fe que mueve la mano de Dios a hacer prodigios, y actúa en sanidades y milagros, y en acciones imposibles para los hombres, pero posibles para Dios. La fe como un fruto del Espíritu, es la confianza que deposita el hermano en su prójimo y en sus hermanos, perdonándoles sus faltas y dándole una oportunidad para que cambie y sea renovado. El que no tiene fe, desecha en una sola vez, a las personas.

Mansedumbre. El Señor Jesucristo dijo: “Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallareis descanso para vuestras almas”. Mateo 11:29. El que se enoja, insulta a su prójimo, no tiene mansedumbre.

Templanza. Significa moderación, prudencia. La templanza no debe confundirse con la estricto o rígido que es un líder; a los líderes cristianos, el Señor les manda a ser ejemplo de los demás y a servir a su grey o rebaño.

“Contra tales cosas no hay ley”

Pecados contra el Espíritu.

Los pecados que los incrédulos cometen contra el Espíritu son: Blasfemar o hablar contra él (Mateo 12:31) Este pecado es imperdonable. Resistir al Espíritu Santo, esto es, desobedecer a sus órdenes (Hechos 7:51); mentirle, como en el caso de Ananías y Safira. No debemos comprometernos con Dios en cosas que no vayamos a cumplir. Mejor es que no prometas y no, que prometas y no cumplas.(Eclesiastés 5:5) Insultar o afrentar al Espíritu, pecando contra Dios de una manera deliberada (Hebreos 10:29); Contristar al Espíritu Santo de Dios, si el hermano no anda en la voluntad de Dios (Efesios 4:30,31); y apagarle, en caso de que el creyente deje de orar o permita el pecado en su vida. (1 Tesalonicenses 5: 19)

Dones del Espíritu Santo.

Los dones de Espíritu Santo son descritos en la primera carta de los Corintios, capítulo doce. Son nueve los dones descritos, los cuales se clasifican en tres categorías: dones de palabra, dones de poder y dones de conocimiento. Los dones de palabras son el hablar en diversos géneros de lengua, el don de profecía y el don de interpretación de lenguas; los dones de poder son: dones de sanidades, el hacer milagros, y el don de fe; los dones de conocimiento son: palabra de ciencia, palabra de sabiduría y discernimiento de espíritus.

Pablo exhorta a que procuren los dones espirituales, pero sobre todo que profeticen, porque el que habla en lengua se edifica a sí mismo, pero el que profetiza, edifica a la iglesia. El que profetiza, habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación. El que profetiza, conoce lo oculto del corazón del hombre, y revela lo por venir, como en el caso de Agabo, que le dijo a Pablo que lo iban a atar en Jerusalén y lo iban a entregar en manos de los gentiles. (Hechos 21: 10,11) En Romanos 12: 3-8 habla acerca de otros dones, que son dones de servicio.

“De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, Úsese conforme a la medida de la fe; o el de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría”.

Palabra de sabiduría. Se aplica al arte de interpretar sueños y dar sabios consejos (Hechos 7:10); la inteligencia o evidencia en el descubrimiento del significado de algún misterio o visión (Apocalipsis 13:8); habilidad en el manejo de asuntos (Hechos 6:3); prudencia en el trato con los demás (Colosenses 4:5) Habilidad para impartir la verdad divina (Colosenses 1:28; Mateo 13:54) El conocimiento y práctica para vivir una vida piadosa y justa (Santiago 1:5)

¿Cuál es la diferencia entre ciencia y sabiduría? Ciencia significa penetrar en el conocimiento de las cosas divinas, mientras que sabiduría es la habilidad para regular la vida cristiana de acuerdo de acuerdo a los principios que constituyen su fundamento.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

20 citas bíblicas imprescindibles para todo católico.

Orar por los difuntos, es biblico ?

LA MISA ESTA EN LA BIBLIA ¡¡ ENTERATE AQUI .