¿Todo el que usa la Biblia lo hace en verdad para corregir y amar?

por JAIME GOMEZ
 
¿Todo el que usa la Biblia lo hace en verdad para corregir y amar?
Un hermano evangélico me dice: "falso. Los cristianos no odian, aman. Por eso usamos la Biblia para corregir"
Cito un pasaje de la misma Biblia que dice:
"entonces el diablo le lleva consigo a la ciudad santa, le pone sobre el alero del Templo, y le dice: «si eres hijo de Dios, tírate abajo, PORQUE ESTÁ ESCRITO: a sus ángeles te encomendará, y en sus manos te llevarán, para que no tropiece tu pie en piedra alguna.», Mt 4, 6.
Dios dice a sus hijos que a sus ángeles ha dado la instrucción de que no permitan que tropecemos en nuestra vida diaria y común, pero el demonio agrega de su propia razón que eso significa que si nos tiramos de un edificio no nos pasará nada. Como vemos, hay malicia y engaño en su libre, racional y personal interpretación de la Escritura, usando versículos aislados y fuera de contexto para tergiversar la verdad bíblica.
¿Podemos decir que el demonio amaba a Jesús solo por el hecho de haber usado la Escritura para según él “corregirlo”?
Por supuesto que no lo amaba porque lo que buscaba en el fondo, detrás de sus argumentos bíblicos solo racionales y fuera de contexto, era hacerle creer un error para que se perdiera. Porque en el fondo envidiaba la legitimidad de su fe, su felicidad y su entrega y amor a Dios.
Y no buscaba corregirlo de un error con buena fe, sino convencerlo de su propia “verdad” personal sacada de torcer las Escrituras, lo que proviene más del egoísmo que del amor.
¿Como respondió el Señor?: "Jesús le dijo: «TAMBIÉN ESTÁ ESCRITO: no tentarás al Señor tu Dios.»"
Respondió como vemos con la interpretación que el Espíritu le daba de todo el contexto de la Escritura, no de versículos aislados y por eso mal interpretados.
Algunos escribas y fariseos también usaron mucho su libre, racional y personal interpretación de la Escritura en contra de Jesús y buscando siempre condenar a los demás:
“«maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. Moisés nos mandó EN LA LEY apedrear a estas mujeres. ¿tú qué dices?» esto LO DECÍAN PARA TENTARLE, PARA TENER DE QUE ACUSARLE." (esta misma actitud la tenemos muchos hoy, de usar la Biblia para acusar de errores a los demás).
¿Y cómo les respondió el Señor?: "les dijo: «aquel de vosotros que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra».", Jn 8, 2-11.
Respondió Jesús a la mala intención de los fariseos con el amor y la misericordia de Dios por el Espíritu que había recibido en su corazón desde su Bautismo, buscando siempre salvar, no condenar, y con la interpretación que Éste le daba de la fe verdadera. Y sin malicia alguna en contraste con la actitud de los escribas y fariseos.
Esto prueba que NO TODO EL QUE USA LA ESCRITURA LO HACE POR AMOR NI BUSCA CORREGIR SINO LLEVAR A UNA FALSA y PROPIA VERDAD QUE NO ES LA DE CRISTO. Porque si corrigen desde su propia razón, y sin vivir la experiencia real del amor de Cristo vivo en ellos, usarán la Biblia para juzgar y condenar, para acusar a los demás de supuestos e inexistentes errores doctrinales (o personales), como hacen muchos hoy, para descalificar a los que no piensan como ellos.
Por ello el fariseo en la famosa parábola, Lc 18, 9, solo veía los pecados de los demás pero se veía puro y se justificaba a sí mismo. Mientras el publicano que tenía la verdadera espiritualidad no juzgaba a los demás sino que pedía perdón por sus propios pecados. Se miraba a sí mismo para mejorar y no a los otros para juzgarlos y condenarlos (muchos no lo hacen de mala fe, así se los han enseñado sus pastores, pero lo han elegido libremente y eso tiene consecuencias espirituales en quien lo hace).
Jesús le dijo a los dirigentes de su única Iglesia hace dos mil años: “El que A USTEDES escucha, A MI me escucha”, Lc 10, 16. Y también “ABRIÓ SUS INTELIGENCIAS PARA QUE COMPRENDIERAN LAS ESCRITURAS", Lc 24, 45.
De esa forma Cristo le dio a su Iglesia única y universal que formó El mismo en persona hace dos mil años, la Católica, la potestad y la luz para interpretar la Escritura con el amor y la misericordia que El mismo usó, presente en ellos por su Espíritu recibido desde Pentecostés hasta hoy, para que fueran a hablar como Cristo y A SALVAR a las gentes que creyeran a su predicación, NO A CONDENARLAS NI JUZGARLAS por sus actos u omisiones, Mc 16, 15-16; Jn 12, 47.
Por ello dijo Pablo que en sus manos, las de los dirigentes de su Iglesia, "Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para argüir, para corregir y para educar en la justicia; así el hombre de Dios se encuentra perfecto y preparado para toda obra buena.".
Solo quien vive en el amor y la luz de Dios puede lograr esos objetivos usando la Escritura. Quien no lo vive no solo caerá en errores propios que obstaculizarán su crecimiento, sino que lastimará y ofenderá a los demás mas que corregirlos para edificarlos porque sin Dios ninguna predicación edifica.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

20 citas bíblicas imprescindibles para todo católico.

Orar por los difuntos, es biblico ?

LA MISA ESTA EN LA BIBLIA ¡¡ ENTERATE AQUI .